IAO
ES
EL DIOS
VERDADERO

Por:
Luis Bernardo
Palacio Acosta
Bodhisattwa del

V.M. THOTH-MOISÉS
 

 

I.A.O.
ES EL DIOS
VERDADERO

El Verdadero y más antiguo Nombre de Dios: "IAO", está escrito en un fragmento hallado en Qumrán, clasificado con los nombres "4Q120 (4QpapLXXLevb) 4QSeptuagint Leviticusb":

IAW = IAO

En este Antiguo Texto Griego, de la Septuaginta, hallado en Qumrán, del Libro del Levítico de Moisés (Levítico 4: 27), datado del Siglo I anterior a nuestra era Cristiana, el Nombre de Dios está escrito: "IAW" (IAO).

Este pequeño, pero a la vez, preciosísimo y valioso fragmento del Libro del Levítico de Moisés, hallado en una de las cuevas de los alrededores de Qumrán (en la Cueva 4: 4Q120, fragmento 20, 4), a orillas del Mar Muerto, que tiene escrito el Nombre Inefable de Dios "IAW" (IAO), es otra prueba incuestionable de que el Nombre de Dios del Profeta Moisés es IAO...

"JESÚS CRISTO,
DIOS DE DIOS, IAW"

El autor de la obra "The Gnostics and Their Remains", declara haber tenido en su posesión una gema Abraxas, que tenía la siguiente leyenda:

Este mismo autor, explica que esta leyenda de la gema Abraxas, Gnóstica, en su poder, debe de ser leída de la siguiente manera:

La interpretación anterior, en caracteres Griegos, tiene claramente el siguiente significado:

"JESÚS CRISTO,
DIOS DE DIOS, IAW (IAO)"

El autor de "The Gnostics and Their Remains" ("Los Gnósticos y Sus Remanentes"), -continúa explicando, además-, refiriéndose a la leyenda en la gema Abraxas en su posesión, que:

“Esta inscripción encierra las letras IH colocadas visiblemente en el centro, lo que probablemente representa […] las letras Hebreas Yod He [YH], [...] o Primera Emanación de la Divinidad…”

En nombre de la verdad, declaramos y damos Testimonios de que nuestro Señor Jesús el Cristo, Dios de Dios, IAO, es el Hijo Unigénito del Padre Celestial, y la "Primera Emanación de la Divinidad".

EL DIOS ANUBIS
EL DIOS IAO DE EGIPTO

"... los Gnósticos, en la mayor parte, tomaron prestado las imágenes y símbolos de la Antigua Mitología Egipcia (especialmente aquellos conectados con el Agathodaemon, el Dios Solar IAO y Guía de las Almas, el Dios con cabeza de chacal ANUBIS...)". (De la obra "The Gnostics and Their Remains".)

Lo cual no debe de extrañar, puesto que el mismo Profeta Moisés, "fue enseñado... en toda la sabiduría de los egipcios; y era poderoso en sus palabras y obras", como de ello da testimonio el libro de "Los Hechos de los Apóstoles", capítulo 7, versículo 22.

Nuestro Señor Jesús el Cristo, también estuvo en Egipto, hasta su juventud, como lo declara el Apóstol Mateo, en su Evangelio, donde dice:

"... para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a Mi Hijo...." (Mateo, 2: 15).

"Lo que dijo el Señor por medio del profeta," es lo que está escrito por el profeta Oseas:

"... Cuando Israel era joven [na'ar], Yo lo amé, y de Egipto llamé a Mi hijo." (Oseas, 11: 1).]

El Zohar, interpretando esotéricamente las anteriores palabras del profeta Oseas, y aplicándolas al profeta Moisés, las explica de la siguiente manera:

"Y cuando ella no pudo ocultarlo más [a Moisés]." (Éxodo, 2: 3). Durante todo el tiempo su comunión con el Santo, Bendito Sea, no fue manifiesta. Pero después, “Moisés habló, y Dios le respondió con una voz” (Éxodo XIX, 19.) "Ella tomó para él una arquilla de juncos": con esto se prefiguró el Arca que contiene las “Tablas del Pacto”: Y la embadurnó con limo y con betún, con lo que de nuevo se prefigura el Arca que llevaba una capa adentro y una capa afuera. R. Judá dijo que esto era simbólico de la Toráh en la que el Santo, Bendito Sea, asentó reglas severas en la forma de preceptos, positivos y negativos. "Y ella puso al niño adentro". (Éxodo, 2:3). Esto prefigura a Israel, de quien está escrito: “Cuando Israel era un niño Yo lo amé” (Oseas XI, 1). (El Zohar, Volumen III, Sección "Shemot").

El autor de "The Gnostics and Their Remains", refiriéndose a algunas gemas o joyas Gnósticas talladas con figuras y palabras, dice, refiriéndose a una de ellas con la imagen del Dios Anubis, que:

"... el Anubis de Apuleius, [...] debe haber  poseído un par de cabezas, humana y canina, así como él es  figurado, sosteniendo el caduceo  y la  palma en ciertas joyas [Gnósticas]   […] Estas mismas expresiones me inducirían a creer en  [...] la verdadera figura del  Dios Abraxas. Y debe ser  recordado que esta imagen era el  "Dios Supremo", y él, como nosotros sabemos, era el IAO de Egipto."

"De la clase de Abraxas las figuras son en su mayor parte  diseñadas de la iconografía antigua de la religión Egipcia  […] De todos estos tipos tomados prestados el más frecuente y más importante es el de la cabeza del Chacal Anubis   (algunas veces de doble cabeza, superponiendo la del ser humano a la  suya  propia), y llevando el caduceo  de Hermes para denotar su oficio de conducir las almas, ¡no […] a través de las sombras del bajo mundo! sino a lo largo del camino planetario  a su final reposo en el Pleroma. Así el Evangelio Gnóstico "Pistis-Sophía " (§ 20), describiendo al Salvador después de recibir  Su vestidura luminosa, inscrita con las Cinco palabras del poder y con los nombres de todas las Dominaciones [Los Poderes del firmamento] encontrados en Su Ascensión, le hace venir primero a la Puerta del firmamento, luego al Dios de la Esfera, después a la esfera  del Destino, y por último a los Doce grandes Aeones: todos cuyos Poderes  cuando ellos miraron sus propios nombres escritos en Su vestidura  se agitaron con temor y empezaron a cantar himnos hacia Él. Este Anubis-Hermes aparece algunas veces ondeando una rama de palma para proclamar Su Victoria sobre los Poderes de Mal; o presidiendo  a la  psychostasia “pesando el alma", la escena normalmente  pintada en el Ritual Egipcio de la  Muerte. En el último  carácter él [Anubis] representa aquí al Cristo, el Juez de los vivos y de los muertos; […]. En las antiguas gemas griegas Hermes es frecuentemente representado inclinado hacia adelante, con el caduceo en la mano, y  por su virtud mística ayudando a  un alma para surgir desde las profundidades  de la  tierra, una coincidencia extraña en la forma, probablemente también en  su origen, con el cuadro del medieval Salvador que saca a las almas fuera del Purgatorio..."

"Hermes [Anubis] en este carácter particular de Psychopompos [Conductor de Almas] fue en gran manera usado por los Naasenos (Ophitas) como el profético  representante del Salvador en su más grandioso oficio. Ellos interpretaron a Hermes [Anubis] conduciendo a las almas a través de la oscuridad en el Elysium como Cristo guía a las mentes del iluminado, fuera de la ignorancia, en el conocimiento [Gnosis] en su sentido especial de las palabras."

"Este carácter doble de Anubis es muy curiosamente expresado por la figura en una gema que me pertenece, que al observador casual presenta el más ortodoxo de los tipos, el Buen Pastor, cargando un cordero sobre sus hombros, apoyándose en su cayado,  sus lomos ceñidos con un cinto […]" (De la obra "The Gnostics and Their Remains").

"Y Yo les he dado
a conocer Tu Nombre
y lo daré a conocer aún"
(Juan 17: 25-26)

"17 Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también
2 tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda
3 carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero,
4 y a Jesucristo, a quien has enviado. Yo te he glorificado en
5 la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria
6 que tuve contigo antes que el mundo fuese. He manifestado Tu Nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y
7 me los diste, y han guardado tu palabra. Ahora han conocido
8 que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que
9 tú me enviaste. Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo,
10 sino por los que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. Y ya no
11 estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. Cuando estaba con
12 ellos en el mundo, yo los guardaba en Tu Nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el Hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. Pero
13 ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos. Yo les he dado tu palabra; y el
14 mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los quites del mundo, sino
15 que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco
16 yo soy del mundo. Santifícalos en tu verdad; tu palabra es
17 verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado
18 al mundo. Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que
19 también ellos sean santificados en la verdad. Mas no ruego
20 solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como
21 Tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La 22 gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que
23 sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. Padre, aquellos que me has dado, quiero que
24 donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. Padre justo, el mundo no te ha
25 conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. Y YO LES HE DADO A CONOCER TU NOMBRE Y LO DARÉ A
26 CONOCER AÚN,
para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos." (Juan, 17: 1-26).

El Nombre del Padre "el único Dios verdadero,", el "Tetragrammatón" YHVH, el Dios Verdadero, el Anciano de los Días, el Nombre del Padre del Padre de JESÚS nuestro Señor EL CRISTO, es JEÚ, cuya pronunciación Sagrada es IAO.

"1057.- Esta es la verdad que se encuentra escrita en Deuteronomio, IV. 39: "Y bien sabes hoy, debes de llamar de vuelta a tu corazón que el Tetragrammatón [YHVH], es El, ... el Dios verdadero; en los cielos de arriba y en la tierra de abajo no hay otro".
1058.- En donde el Tetragrammatón [YHVH], es el Anciano de los Días. ... , este es el Uno, bendito es Su Nombre por siempre, y a través de las Épocas de las Épocas." (Simeón ben Yojai en "La Gran Asamblea Sagrada "Ha Idra Rabba Qadisha", "Capítulo XLIII").

826.- ... el Sagrado Nombre del Anciano de los Días, el Antiguo de los Antiguos Unos... " ("La Gran Asamblea Sagrada "Ha Idra Rabba Qadisha", "Capítulo XXXV ").

En "Los Libros de Jeú", Jesús el Cristo nuestro Señor, el Hijo Unigénito del Padre, declara que:

"El Verdadero Dios será llamado JEÚ,", "... Jeú. el verdadero Dios, Este es su nombre". (Libro I de Jeú o "El Libro del Gran Logos correspondiente a los Misterios").

En "La Pistis Sophía", nuestro Señor Jesús el Cristo llama a JEÚ "el Padre de mi Padre":

" 139. [...] JESÚS, es decir, Aberamentho, respondió: "Porque el Padre de mi Padre, es decir, JEÚ [Yew o Ieú], es el Proveedor de todos los Arcontes, y los dioses y de las Potencias, surgidos de la materia de la Luz del tesoro..." ("Pistis Sophía", Capítulo 139) [JEÚ es llamado proveniente de la pura Luz del Primer Árbol del Tesoro de la Luz: "JEÚ, el Guardián de la Luz, salido primero de la Luz genuina del Primer Árbol." (Pistis Sophía", Capítulo 86.)]

JEÚ o IEÚ es IAW (IAO).

IAO es la pronunciación Sagrada del "Nombre Inefable" del Santo Tetragrammatón que es el Anciano de los Días, nuestro Padre Interior y Celestial, el Antiguo de los Antiguos Unos, el Único Dios Verdadero "en los cielos de arriba y en la tierra de abajo no hay otro".

***

El papiro hallado entre los Manuscritos Esenios de Qumrán (ver imagen más arriba, al inicio de este trabajo), a orillas del Mar Muerto, clasificado como "4QpapLXXLevb", tiene escrito el Nombre de Dios en letras Griegas "ΙΑW" (IAO), de unos textos del Libro del "Levítico" 3: 12 y 4: 27.

Este manuscrito papiráceo fue hallado en la cueva 4 de Qumrán, y fue escrito, según los datos científicos, por el Siglo I anterior a nuestra era Cristiana.

"4Q120" ("4QpapLXXLevb") representa una antigua versión de la Escritura Griega que contiene la transliteración del Sagrado Tetragramma Hebreo, en la forma del Sagrado Trigramma Griego IAW [IAO], en vez de la traducción como "kuvrio" ("Señor") de posteriores manuscritos cristianos de la Septuaginta o Biblia de los LXX ("Setenta").

Otros textos del Levítico 3: 12 y 4: 27, de fechas aún posteriores, utilizan el término "Señor" (en Inglés "Lord"), como en la "English Translation of the Greek Septuagint Bible", y en la "King James Version Bible":

"Chapter 3 - 12 And if his offering be of the goats, then shall he bring it before the Lord."

"Chapter 4 - 27 And if a soul of the people of the land should sin unwillingly, in doing a thing contrary to any of the commandments of the Lord, which ought not to be done, and shall transgress,..." ("Greek Septuagint Bible", Leviticus 3: 12; 4: 27).

"{3:12} And if his offering [be] a goat, then he shall offer it before the LORD."

"{4:27} And if any one of the common people sin through ignorance, while he doeth [somewhat against] any of the commandments of the LORD [concerning things] which ought not to be done, and be guilty;..." (Leviticus, 3: 12; 4: 27; King James Version Bible").

La "Versión de la Septuaginta al Español" de G. Jünemman", en Levítico 3: 12 y 4: 27, traduce también con la palabra "Señor".

El Sagrado Nombre IAW (IAO) es más original que la traducción "kurios" ("Señor") de las posteriores traducciones de la "Septuaginta", puesto que el Nombre de Dios IAW [IAO], que está escrito en el fragmento del papiro de la Septuaginta hallado en Qumrán, ("4QpapLXXLevb"), es más antiguo que "Kurios".

"Hay evidencias en un manuscrito de que ellos pronunciaban el Tetragrammatón como IAHU o IAHO..." (Ver Elephantine Papyri en 'The Interpreters Dictionary of the Bible')..."

Por lo tanto, los términos "Señor", "Lord", "kuvrios", ("Kyrios"), de los textos del libro del Levítico, de copias o nuevas versiones de la Septuaginta de fechas del final del siglo I de nuestra era Cristiana en adelante, y de otras versiones bíblicas más tardías, comenzaron a sustituir el Nombre del Sagrado Tetragramma Hebreo "YHVH" ("IEVE"), expresado en el Sagrado Trigramma Griego "IAW" [IAO], por el término Griego "Kyrios" que significa "Señor", como consta en los fragmentos de la Septuaginta o "Biblia de los LXX", hallados en Qumrán, ("4QpapLXXLevb"); y son solamente términos aplicados por los traductores e intérpretes al más arcaico, verdadero y sagrado Nombre de Dios, y que es... ¡¡¡"IAO"!!!

La siguiente tabla nos ilustra en síntesis sobre algunas cronologías de transliteraciones del Sagrado Nombre "IAO", desde el siglo I4 anterior a nuestra Era Cristiana, hasta los siglos XX y XXI de nuestra Era Cristiana:

Transliteración
Fuente
Fecha
Yahô, Yahou
Excavaciones de Soleb, Egipto
Siglo XIV a. de C.
Yaho, o "Ya'u el Dios del Cielo"
Papiros Arameos de Elefantina Egipto
Siglo V a. de C.
IAO
Qumrán LXX, 4Q120
Siglo I a. de C.
IAO
Diodoro Sículus
Siglo I a. de C.
Yaho'el
Apocalipsis de Abraham
Siglos I-II EC.
IAO, YEU, IEU
Valentino, Pistis Sophia
Siglos II-III EC.
YEU
Libros de Yeú
Siglos II-III EC.
Iao
Ireneo, Ophitas
Siglo II EC.
IAOU
Clemente de Alejandría
150-212 EC.
AwOUhEl
Papiro Griego
 
IAh
Orígenes
250 EC.
IAw
Epiphanio
380 EC.
IAHO
San Jerónimo
347-420 EC.
IAO
Macrobius
Aprox., 430 EC.
Iao
Theodoret
Siglo V EC.
IAO
Libro Hebreo de Henoc
Siglos V-VI EC.
Iaw
Codex Marchalianus
Siglo VI EC.
Yao
Friedrich Schiller "The Mission of Moses"
Siglo XVIII, año 1789
IAO
V.M. H.P. Blavatsky
Siglo XIX, año 1897
IAO
Arnoldo Krumm-Heller V.M. "Huiracocha"
Siglo XX, año 1931
IAO
Nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor
Siglo XX
IAO
Nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú
Siglos XX-XXI
IAO
V.M. Thoth-Moisés
Siglos XX-XXI

El Sagrado Nombre "IAO" conocido por el Profeta Moisés, es más antiguo, pues hay pruebas arqueológicas de que ya era conocido en la época del Faraón Amenhotep III el padre del Faraón Amenhotep IV o Akhenatón

Una inscripción Egipcia de la época del Faraón Amenhotep III (1390-1352 BCE), padre del Faraón Akhenatén, se refiere a "los Shasu de Yhw'" evidenciando que el Dios IAO, Yhw, Yaho, Yahou, fue adorado entre las tribus de los Shasu o Beduinos en aquel tiempo.

En el templo de Amón en Soleb (Nubia), en el Sudán, fueron halladas unas esculturas pertenecientes a la época del Faraón Amenhotep o Amenofis III (siglo 14 anterior a nuestra era Cristiana), padre del Faraón Amenofis IV o Akhenatén. En una de aquellas esculturas hay un Jeroglífico Egipcio que tiene el Divino y Sagrado Tetragramma YHVH... El Nombre Sacro del Dios YAHOU (IAO), adorado por los "Shasu" o Beduinos del desierto.

 

YAHO'EL
Y
EL "NOMBRE INEFABLE"

En el "Libro Hebreo de Henoc", está escrito que "Yaho'el" -que significa "Yaho-Dios"-, es uno de los nombres que Dios, el Santo, Bendito Sea, le puso a Metratón, el Ángel de la Faz del Señor:

"48 D 1 Setenta nombres tiene Metatrón, los cuales tomó el Santo, bendito sea, de su propio nombre y se los puso a él. Tales nombres son: Yaho'el Yah,...", etc. ("Libro Hebreo de Henoc", 48D, 1.)

"Yaho'el", aparece como el primero y principal de los nombres de Dios, dados por Dios, a Metratón...

En "... una tradición muy antigua,. conectada con el ángel Yaho'el (...), mencionado en el Apocalipsis de Abraham [siglos I-II EC], en su cap. 10 se establece que en él está el nombre divino (Tetragrama)."

"Así como Metratón lleva el Tetragrammatón (cf. Ex. xxiii. 21, “Mi Nombre está en él),” así Yahoel [en "El Apocalipsis de Abraham capítulo X], es poseído del poder del Inefable Nombre. El nombre Yahoel mismo es evidentemente un [Nombre del] Tetragrammatón [YHVH]..."

"X... Yo soy llamado Yahoel por Él, quien mueve todo lo que existe conmigo en la séptima expansión sobre el firmamento, un poder en virtud del Inefable Nombre que está morando en mí..." (De "El Apocalipsis de Abraham", X).

YAHO, YAHU, YA'U
EL DIOS DEL CIELO
de los Judíos del siglo V
(a. de C.), establecidos
en Elefantina, Egipto

En una serie de "Papiros Arameos del Quinto Siglo" anterior a nuestra era Cristiana, (que abarcan prácticamente todo el Siglo V a. de C., desde el año 494 hasta el año 400, aproximadamente, en cuya época Egipto estuvo gobernado por los Persas), es decir, papiros Pre-Cristianos Arameos, Textos Palestinos Judíos, Pre-Rabínicos, Documentos del tiempo de Ezra, traducidos del Arameo, provenientes de una colonia de Judíos establecidos en el sur de Egipto, en Elefantina y Syene, (publicados por "A. Cowley", Oxford, 1923), y que vivían "en iguales términos con los Egipcios", (conviviendo pacíficamente con pueblos de otras nacionalidades: Babilonios, Persas, Egipcios, Árabes, etc.,) consta que el Dios nacional de los Judíos de Elefantina, es llamado en estos antiquísimos manuscritos, como:

"Ya'u [Yahu] el Dios", (Aramaic Papyri No. 30).
"Ya'u [Yahu] el Dios del Cielo", (Aramaic Papyri No. 27),
"Ya'u [Yahu] el Señor del Cielo" (Aramaic Papyri No. 30).

El autor explica que los Judíos establecidos en Elefantina, Egipto, adoraban "al Dios nacional, a quien ellos llaman Ya'u". Explica asimismo que el Templo de Elefantina no fue meramente una sinagoga o una simple casa de reunión, sino una construcción de considerable dignidad, con un altar en el cual los sacrificios quemados eran ofrecidos al Dios Yahu, (IAO).

En el Papiro Arameo No. 31, se habla de la reconstrucción de "el Templo del Dios Yahu... y de los sacrificios" que serán "ofrecidos sobre el altar del Dios Yahu...":

"22 and the Jews all of them, citizens of Yeb, say as follows: If it seem good to your lords/up, take
thought . . .
23 allow us to build it. Look upon your well wishers and friends who are here . . .
24 concerning the temple of the God Yahu to build it in the fortress of Yeb as ...
25 and the sacrifice we will offer on the altar of
the God Yahu
on your* behalf, and we will
pray
. . .
26 and all the Jews who are here, if you do so that this temple be re-built...". (Aramaic Papyri "No. 31. A Duplicate of No. 30. Same date. (Sachau, p. 23.)"

Para los Judíos del Siglo V anterior a nuestra era Cristiana, establecidos en Elefantina, Egipto, el Dios Supremo del Cielo era llamado con el Nombre de "Ya'u" (Yahu), cuya pronunciación secreta es "IAHO", "IAO", que no debe de pronunciarse en vano...

La forma del Nombre de Dios, en Egipto, de acuerdo a los Papiros de Elefantina, fue, como hemos visto "YAU" (yod, aleph omega), que al ser transliterado al Griego toma la forma "IAW" (iota, alpha omega).

"Las Cartas Elefantinas representan comunicaciones entre Jerusalem y Egipto, y por lo cual es plausible que los Judíos de Jerusalem fueran como los Judíos de la colonia de Elefantina usando el Nombre YAU, y cuando un grupo de ellos fueron a Egipto lo tradujeron IAW..."

"YAO: Y-HA-HO"
en
"La Misión de Moisés"
de Friedrich Schiller
y
Beethoven

En su "Ensayo" titulado "La Misión de Moisés", Friedrich Schiller "el Poeta de la Libertad", cuya inspiración poética de su Oda a la Libertad, inspirara a su vez al Gran Músico-Poeta L.V. Beethoven en su grandiosa y sublime "Novena Sinfonía", refiriéndose a la "Suprema Causa de todas las cosas, un primer poder de natura, el Ser de todos los seres", el Iao de Moisés, dice:

"Bajo una antigua estatua de Isis, uno lee las palabras: "Yo soy, lo que es," y bajo una pirámide en Sais, uno halla la antigua y más notable inscripción: "Yo soy todo, lo que es, lo que fue, y todo lo que será; ningún mortal ha levantado mi velo." A ninguno le ha sido permitido pasar dentro del Templo de Serapis, que no lleve el nombre Iao -- o I-ha-ho, un nombre que suena como el mismo [YHVH] de los Hebreos -- sobre su pecho o frente; y ningún nombre fue pronunciado con más reverencia en Egipto que este nombre Iao. En el himno que el hierofante, o sacerdote Maestro del Templo, canta a aquellos que van a someterse a la Iniciación, esta era la primera elucidación dada de la naturaleza de la divinidad: "Él es Único y existe de Sí Mismo, y a esta Unicidad todas las cosas deben su ser." [...] "Él [Moisés] modeló su Iao en el Dios de sus padres..."

L.V. Beethoven, tenía escritas con su puño y letra, y enmarcadas con vidrio, y teniéndolas frente a él constantemente en su escritorio, como una reliquia y un gran tesoro ante sus ojos, estas mismas palabras de la Diosa Isis, citadas por Schiller en "Die Sendung Moses" ("La Misión de Moisés"):

"Yo soy lo que es."
"Yo soy todo lo que es, lo que fue y lo que será. Ningún   mortal ha levantado mi velo"
"Él es Único en Sí Mismo,
 y a esta Unicidad todas las cosas le deben su ser".

La "Religiosidad" de Beethoven puede estar expresada en las anteriores palabras de la Diosa Isis-Minerva-Neith del Templo de Sais en Egipto y citadas por Schiller en "La Misión de Moisés"... y escritas con su propia mano, y tal debió de ser así, por la veneración constante que le daba a aquellas Sagradas Palabras...

Quiere decir que Beethoven conoció el Ensayo de Schiller "Die Sendung Moses", o "La Misión de Moisés"... Y de esta obra tomó las palabras que escribió, enmarcó y tuvo constantemente ante sí, como ante un Sagrado Altar...

Beethoven, por lo tanto, veneraba y amaba a la Diosa Isis-Minerva-Neith, a su Madre Divina Kundalini, a su propio Ser interior, divinal, particular que Es "Lo que Es, lo que siempre ha Sido y lo que siempre Será"... Y al "Único en Sí Mismo" que es el Padre, y al que "todas las cosas le deben su ser"... Y, ambos, la Madre y el Padre, son "Uno" (Ejad), "Unicidad"... IAO...

IAO = BACO

"... nosotros hallamos IAO expresamente reconocido como el título de el Supremo Dios..."

"En este mismo título IAO, indudablemente radica el origen de la universal persuasión de los antiguos de que el YHVH de los Judíos -cuyo Nombre fue después expresado en letras Griegas- no fue otro que el Bacchus Egipcio..." ("The Gnostics and Their Remains", "The Name IAO", by Charles William King [1887]")

"... está demostrado que el Dios de los judíos era ni más ni menos que el pagano Baco o Dionysos. El nombre ... (... Iao) es, según Teodoreto, el que secretamente se aplicaba al dios de los misterios fenicios (168) y al Creador de la cosmogonía caldea." (H.P. Blavatsky, "Isis Sin Velo", Tomo III.)

"Escrito está con carbones encendidos en el libro de la vida, que durante la Edad de Oro del Lacio y de la Liguria, el Rey Divino JANO o SATURNO, (I.A.O., BACO, JEHOVA IOD-HEVE), imperó sabiamente sobre aquellas santas gentes, tribus Arias todas, aunque de muy diversas épocas y orígenes."

"Entonces ¡Oh Dios mío!... como en épocas semejantes de otros pueblos de la antigua Arcadia, podía decirse que convivían felices JINAS y hombres." (De "El Misterio del Áureo Florecer" de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

BEETHOVEN
"BACCHUS ENCARNADO "

"La Música es una revelación más elevada que toda la sabiduría y la filosofía, es el vino de la nueva procreación, y yo soy Bacchus [Baco] que exprime este glorioso vino para los hombres y hace que ellos lo beban con el espíritu." [("Ludwig van Beethoven", citado en "Marion M Scott, Beethoven (1934)"].

"La Música es una entrada incorpórea dentro del más elevado mundo del Conocimiento, que comprende la Humanidad pero que la humanidad no comprende..."

En referencia a la Séptima Sinfonía, Beethoven, en una ocasión, hablando de sí mismo, dijo:

"Yo soy Bacchus encarnado, para dar a la humanidad el vino [de la Música] para ahogar las penas de su dolor... [Cada persona] que vislumbre el secreto de mi música es liberada de la miseria que ronda el mundo."

En una escultura que representa a Beethoven, hay en su base un texto grabado que dice:

"Yo soy Bacchus que exprime para los hombres el delicioso néctar."

Un escritor describió el final (Allegro con brio) de la Séptima Sinfonía de Beethoven, como:

"... un triunfo de... Baco". Este movimiento está lleno con buen humor e incesante energía..."

El "Vivace", el "Scherzo" y "Finale" de la "Sinfonía No. 7," de Beethoven es llamado:

"una suerte del Triunfo de Bacchus".

En la obra "Beethoven His Spiritual Development", está escrito:

[Traducción] "En Mayo 28, 1810, Elizabeth Brentano, una joven mujer que es descrita como habiendo sido muy hermosa, escribió una carta a Goethe describiendo su encuentro con Beethoven. En el curso de su carta ella declara... una conversación con Beethoven atribuyéndole a él las siguientes observaciones: "Cuando abro mis ojos debo sollozar, porque lo que veo es contrario a mi religión, y tengo que despreciar el mundo que no conoce que la música es una revelación más elevada que toda la sabiduría y la filosofía, el vino que inspira a uno a nuevos procesos generativos, y yo soy el Bacchus que exprime este glorioso vino para los hombres y los hace embriagar espiritualmente..."

"Cuando vuelven a estar sobrios, ellos sacan del mar todo lo que trajeron con ellos, todo lo que pueden traer consigo a la tierra seca. No tengo ni un solo amigo, tengo que vivir solo. Pero bien sé que Dios está más cerca de mí que de otros artistas; me asocio con Él sin miedo, siempre lo he reconocido y comprendido a Él... Aquellos que la entienden deben ser liberados por ella de todas las miserias que los otros arrastran sobre ellos mismos."

"La Música, verdaderamente, es el mediador entre la vida intelectual y la vida sensual."

"Habla a Goethe de mí. Dile a él que escuche mis sinfonías y él dirá que tengo razón en decir que la música es la entrada incorpórea al mundo superior del conocimiento que comprende la humanidad, pero que la humanidad no puede comprender."

Beethoven estuvo trabajando en su "Décima Sinfonía", que no alcanzó a realizar. En un bosquejo que realizó Beethoven estaba incluyendo "un Festival Báquico", es decir, un Festival relativo al Dios Baco, a la embriaguez espiritual con el vino sublime de la Música. Transcribo los siguientes textos en inglés, referidos a los bosquejos de la "Décima Sinfonía" de Beethoven, en donde Beethoven se refiere al Dios Baco:

"A memorandum on the subject of the Tenth Symphony appears in the sketch-books of the latter part of the year 1818. It is as follows: "The orchestra (violins, etc.) to be increased tenfold, for the last movements, the voices to enter one by one. Or the Adagio to be in some manner repeated in the last movements. In the Allegro, a Bacchic festival." (Beethoven, by George Alexander Fischer").

Cuando L.V. Beethoven afirmaba: "yo soy Bacchus [Baco] que exprime este glorioso vino para los hombres y hace que ellos lo beban con el espíritu....", "Yo soy Bacchus encarnado, para dar a la humanidad el vino [de la Música] para ahogar las penas de su dolor...", "... yo soy el Bacchus que exprime este glorioso vino para los hombres y los hace embriagar espiritualmente... Cuando vuelven a estar sobrios, ellos sacan del mar todo lo que trajeron con ellos, todo lo que pueden traer consigo a la tierra seca...", estaba en realidad diciendo que él era la persona o vehículo físico del "Bodhisattwa" del Dios Iao, Baco, Osiris, que como Baco o Moisés saca a los hombres "del mar" rojo de las pasiones para conducirlos con la sublime y pura embriaguez Báquica de su Música Divinal, por el Camino de "la tierra seca"... "la Vía Seca" de la Alquimia en el Desierto Iniciático de la existencia...

IAO ES
EL SUPREMO DIOS
DE TODOS LOS DIOSES

"Diodorus Siculus [Historiador Griego que floreció en el siglo I anterior a nuestra Era Cristiana], enumerando las diferentes legislaciones de la antigüedad, dice, 'Entre los Judíos Moisés pretendió que el Dios llamado IAO le dio a él Sus leyes" (i. 94). Y esto es elucidado por la observación de Clemente de Alejandría, que el Tetragrammatón Hebreo, o Nombre Místico, es pronunciado ΙΑΟϒ [IAOU], y significa "El que Es y Será". [San] Jerónimo, sobre Salmos VIII dice, "El Nombre del Señor" entre los Hebreos es de cuatro letras, Iod, He, Vau, He, que es propiamente el Nombre de Dios, y debe ser leído como IAHO... El autor del 'Treatise on Interpretations' dice, "Los Egipcios expresan el Nombre del Supremo Ser por las siete vocales Griegas ΙΕΗΩΟϒΑ", que suficientemente explican la poderosa potencia adscrita a esta fórmula por el inspirado autor de la Pistis Sophía..." ("The Gnostics and Their Remains".)

"... Iao es el supremo Dios de todos los dioses; en invierno, Hades; en primavera comienza Zeus; el Sol en verano; y en otoño, el espléndido IAO" -Book 1, 18.19-20 Macrobius [*], The Saturnalia, tr. P. V. Davies (NY: Columbia U. Press, 1969), p. 131."

* Las Saturnales (título original: Saturnalia) son una obra literaria de Ambrosio Teodosio Macrobio, escritor y gramático romano, compuesta por los años 430 de nuestra era Cristiana.

LA INTERPRETACIÓN
DE I.A.O.
POR NUESTRO SEÑOR
JESÚS EL CRISTO

"Y Jesús hizo la invocación volteándose hacia los cuatro puntos cardinales con sus discípulos, los cuales estaban ataviados con vestiduras de lino, y decían: "IAO IAO IAO" cuya interpretación es ésta: iota, porque el Pleroma ha surgido; alfa, porque regresará de nuevo a sí mismo; omega, porque la consumación de toda la integridad se realizará." ("Pistis Sophía", Capítulo 136, "Post Data: Una Parte de los Volúmenes del Salvador").

JESÚS ES
EL ALFA Y LA OMEGA
(Apocalipsis 22: 13).

I=Iesus
A=Alpha
O=Omega



JESUCRISTO
ES EL SEÑOR
[Kurios, IAO]

"2:1 POR tanto, si hay alguna consolación en Cristo; si algún refrigerio de amor; si alguna comunión del Espíritu; si algunas entrañas y misericordias,
2:2 Cumplid mi gozo; que sintáis lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.
2:3 Nada hagáis por contienda ó por vanagloria; antes bien en humildad, estimándoos inferiores los unos á los otros:
2:4 No mirando cada uno á lo suyo propio, sino cada cual también á lo de los otros.
2:5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús:
2:6 El cual, siendo en forma de Dios, no tuvo por usurpación ser igual á Dios:
2:7 Sin embargo, se anonadó á sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante á los hombres;
2:8 Y hallado en la condición como hombre, se humilló á sí mismo, hecho obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
2:9 Por lo cual Dios también le ensalzó á lo sumo, y dióle un nombre que es sobre todo nombre;
2:10 Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que en la tierra, y de los que debajo de la tierra;
2:11 Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor [Kurios, IAO], á la gloria de Dios Padre." (De "La Epístola del Apóstol San Pablo a los Filipenses", 2: 1-11).

Entre los eruditos, hay algunos que han sugerido que el título "Alpha y Omega" del Libro del Apocalipsis está relacionado con la forma Griega IAW del Divino Nombre IAO.

Dios: ‘Yo Soy el Alpha y la Omega" (1.8)
Jesús: ‘Yo Soy el primero y el último" (1.17; cf. 2.8)
Dios: ‘Yo Soy el Alpha y la Omega, el principio y el fin" (21.6)
Jesús: ‘Yo Soy el Alpha y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin" (22.13).

"I.A.O.
ES EL NOMBRE DE DIOS
ENTRE LOS
CRISTIANOS GNÓSTICOS"

"El gran Maestro Huiracocha dice, en la Iglesia Gnóstica, lo siguiente: “Diodoro, dijo: sabed que entre todos los dioses, el más elevado, es I.A.O.” “Aídes es el invierno; Zeus principia en primavera; Helios en verano, y en otoño vuelve a la actividad I.A.O., que trabaja constantemente”. “I.A.O., es Jovis Pater, es Júpiter, a quien llaman los judíos sin derecho Yahvé.” “I.A.O., ofrece el sustancioso vino de vida, mientras Júpiter es un esclavo del Sol”. (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

"Estudios recientes han confirmado que el Dios Jahve o Javeh [Yahvé o Yavé] de los Judíos es realmente un demonio perverso a quien los judíos intencionalmente han confundido con YHVH ..." (Del Libro "La Iglesia Gnóstica" del Dr. Arnold Krum Heller, V.M. Huiracocha.).

"... Diodoro declara que “entre los judíos se cuenta que Moisés llamó al Dios IAO”. (H.P. Blavatsky).

"... la ideal luz solar, ... era la espiritual influencia emanada del supremo Dios, Iao, la luz tan sólo concebible por la mente,..." (H.P. Blavatsky, "Isis Sin Velo").

"... sabemos hoy que el nombre Ihoh (...) ha de leerse Iahoh o Iah y no Jehovah. El Iah de los hebreos es evidentemente el Iacchos (Baco) de los Misterios, de quien esperaban las almas su liberación, e indistintamente se le denominaba Dionysio, Iacchos, Iahoh y Iah." (H.P. Blavatsky, "Isis Sin Velo").

El IAO
o
YAHO MENOR

En "La Pistis Sophía", nuestro Señor Jesús el Cristo, hablando con sus Apóstoles en el Monte de los Olivos, en el Mundo Causal, les da la enseñanza de cómo dentro del cuerpo de Juan el Bautista, estaban encarnados dos aspectos: el primero, "la fuerza que había recibido del IAO menor, el Digno, que está en medio, Aquél que tiene el poder de proclamar antes que Yo y preparar el camino, y bautizar con el agua del perdón de los pecados..."; y el segundo, "el espíritu de Elías"... "De esta manera el poder del IAO menor, que está en medio, y el espíritu del Profeta Elías, fueron ligados al cuerpo de Juan, el Bautista":

"De la encarnación de Juan, el Bautista. “Y sucedió entonces, cuando llegué en medio de los regidores de los Aeones, que miré hacia abajo sobre el mundo de la humanidad por orden del Primer Misterio. Encontré a Elizabeth, la madre de Juan, el Bautista, antes de haberlo concebido, y sembré en ella la fuerza que había recibido del IAO menor, el Digno, que está en medio, Aquél que tiene el poder de proclamar antes que Yo y preparar el camino, y bautizar con el agua del perdón de los pecados."

"Esa fuerza, por consiguiente, está en el cuerpo de Juan”.

"Cómo Juan fue Elías en una encarnación pasada."
“Además, en lugar del espíritu de los regidores a quienes él había nombrado para agasajar, encontré el espíritu de Elías en los Aeones de la esfera y lo quité de allí, y llevé su espíritu trayéndolo a la Virgen de luz, y ella lo entregó a sus receptores; ellos lo condujeron a la esfera de los regidores y lo vertieron en el vientre de Elizabeth. De esta manera el poder del IAO menor, que está en medio, y el espíritu del Profeta Elías, fueron ligados al cuerpo de Juan, el Bautista. Por este motivo vosotros dudasteis en otro tiempo, cuando os dije: “Juan dijo: Yo no soy el Cristo”, y vosotros me dijisteis: “Escrito está que: Cuando venga el Cristo, Elías vendrá antes que El y preparará su camino”. Sin embargo, cuando me decíais esto, yo os contestaba: “Elías verdaderamente ha venido y preparado todas las cosas tal como está escrito, y ellos han hecho para El lo que deberían”. Y cuando comprendí que vosotros no habíais entendido aquello que os hablé relacionado con el espíritu de Elías que está ligado a Juan el Bautista, os contesté abiertamente: “Si aceptáis a Juan el Bautista: El es Elías de quien os he hablado que vendría”. ("Pistis Sophía").

Nuestro Señor Jesús el Cristo dice claramente que en el cuerpo de Juan, el Bautista, estaban ligados, o encarnados, "el poder del IAO menor, que está en medio, y el espíritu del Profeta Elías"...

Cuando al propio Juan, el Bautista, se le preguntó si él era Elías, respondió "No soy":

"Éste es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y 20 levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres? Confesó, y 21 no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No. Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos 22 respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad 23 el camino del Señor [*], como dijo el profeta Isaías. Y los que 24 habían sido enviados eran de los fariseos. Y le preguntaron, y 25 le dijeron: ¿Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta? Juan les respondió diciendo: Yo bautizo 26 con agua; mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis. Éste es el que viene después de mí, el que es 27 antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado. Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del 28 Jordán, donde Juan estaba bautizando." (El Santo Evangelio según San Juan, 1: 19-28).

Sin embargo nuestro Señor Jesús el Cristo da testimonio, tanto en los Evangelios, como en la "Pistis Sophía", de que en Juan, el Bautista, estaba encarnado el Profeta Elías... Entonces, ¿por qué Juan, el Bautista, al preguntársele si él era Elías, "Confesó, y no negó, sino confesó:... "No soy"? La explicación es que en esos momentos habló por la boca de Juan, el Bautista, no el profeta Elías que en él estaba reencarnado, sino "el poder del IAO menor," que también estaba reencarnado en él, y que es, precisamente "la voz de uno que clama en el desierto...", que endereza "el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías...", y el que Bautiza "con agua;"... que se refiere a Moisés...

[*] "Como está escrito: «En el desierto, preparad el camino de [YHVH], enderezad en la estepa una calzada para nuestro Dios». 15 Este es el estudio de la ley [el estudio de la Toráh], que ordenó por mano de Moisés, para obrar de acuerdo con todo lo revelado de edad en edad,..." (De los Textos Esenios de Qumrán, Regla de la Comunidad, Col. VIII.)

En el "Sefer Hekalot" («Libro de los Palacios »), "3 Henoc", o "Libro Hebreo de Henoc", ("que, a pesar de su tardía fecha de composición, contiene bastante material que deriva de la literatura henóquica", "redactada en Babilonia"... ), uno de los nombres que el Santo, Bendito Sea, es decir, Dios, el Padre, el Anciano de los Días, le dió a Metratón, es el del "IAO menor", o "Yaho menor":

"12 1 Dijo R. Yismael: «Me dijo Metatrón, el príncipe de la presencia:
—Porque el Santo, bendito sea, me amó con un amor mayor que a todos los seres celestiales, hizo para mí un vestido de gloria, en el que toda clase de luminarias estaban fijas, y me vistió con él. 2 Hizo para mí un manto de honor, en el que estaban fijos toda clase de belleza, esplendor, brillo y majestad. 3 Hizo para mí una corona real, en la que estaban fijas cuarenta y nueve piedras de aspecto comparable a la luz del globo y cuyo fulgor recorría los cuatro confines del firmamento de Arabot, los siete cielos y los cuatro confines del mundo, y la ciñó sobre mi cabeza. 5 El me llamó el «IAO [YAHO] menor» ante toda su corte celestial, pues se ha dicho: «Porque Mi Nombre está en él» (Ex 23,21)." ("Libro Hebreo de Henoc", 12: 1-5).

El "IAO menor" que estaba reencarnado en Juan, el Bautista, es por lo tanto, el "IAO menor" del Ángel Metratón, cuyo Nombre ("IAO") es también el Nombre de Dios, pues se ha dicho: «Porque Mi Nombre está en él» (Ex 23,21)."

(*) "Scholem,... data el libro [el "Libro Hebreo de Henoc"] entre los siglos v y vi d. C, aunque señala que gran parte del material en él contenido es antiguo e importante..."

"IAO ES
EL NOMBRE DE DIOS"
"LA ENCARNACIÓN
SUPREMA DEL LOGOS"


"Yahvé o Yavé", no es el nombre de Dios, sino el nombre de "un demonio perverso"

 

"IAO es el nombre de DIOS entre los Gnósticos, y es el único modo de poder expresar esas Fuerzas Divinas dentro de nosotros. Es el Adam Kadmon, y, al mismo tiempo, el Ignis (fuego alma), Acua (agua substancia), Origo (causa origen)."

"... A Dios nos lo imaginamos objetivamente, con la semejanza de un ser terreno y es preciso que tratemos de concebir un supra-Dios, como hicieron los Gnósticos, a quien daban el nombre de IAO, la encarnación suprema del Logos."

"Diodoro dice en uno de sus versos. Sabed, que entre todos los Dioses, el más elevado es IAO. Aides, es el Invierno. Zeus, principia en Primavera. Helios, en Verano. Y en Otoño, vuelve a la actividad IAO, que trabaja constantemente."

"IAO, es Jovis−Pater, es Júpiter, a quien llaman los Judíos sin derecho JAHVE [YAHVÉ]."

"IAO, ofrece el sustancioso VINO DE VIDA mientras que Júpiter es un esclavo del SOL."

"Estudios recientes han confirmado que el dios Jahve o Javeh [Yahvé o Yavé] de los Judíos es realmente un demonio perverso a quien los judíos intencionalmente han confundido con YHVH aunque nada tienen que ver el uno con el otro."

"YHVH no es más que el poder dinámico de las vocales I.E.O.U.A., como mantram, mientras Javeh es el nombre de un demonio que luchó con Jesús en la montaña y sigue luchando con él por el gobierno de nuestro mundo." (Del Libro "La Iglesia Gnóstica" del Dr. Arnold Krum Heller, V.M. Huiracocha.).

En un antiguo Libro, conocido con el nombre “El Apocalipsis de Elías” (*), Elijah (Elías) y Enoch (Moisés), como los Dos Testigos del Apocalipsis, combaten contra el “Insolente”, contra “el Hijo de la falta de Ley”, “enemigo de todos los santos”, “enemigo de lo que está en el cielo y de lo que está en la tierra“, “un enemigo de los los tronos y de los ángeles”: “el Demonio”, es decir, el “Anticristo” del Apocalipsis, “Belial”, “Yavé”.

(*) El Texto Griego del Apocalipsis de Elías (traducido después al Copto) fue redactado en el siglo III de nuestra era Cristiana, o antes, y “es el trabajo de un autor que reformó el material compuesto en el siglo I anterior a nuestra Era Cristiana por un Judío con conocimientos Esenios que vivió en Egipto".

Se ha caído en el gravísimo error de confundir al Sagrado Nombre del Santo Tetragrammatón (YHVH ELOHIM) con su "Antítesis" “Yavé... el Injusto", el "Genio del Mal".

En un Documento del Cristianismo Gnóstico Primitivo, escrito en los inicios del Siglo II de nuestra Era Cristiana, titulado "El Libro Secreto de Juan" ("Apocryphon Johannis", "La Estirpe de Jaldabaoth", "69"), está escrito:


"... ELOHIM ES EL JUSTO;
YAVÉ ES EL INJUSTO..."

"Yavé" es "Belial",
el Anticristo, la Antítesis del Cristo.

¡QUE VIVA EL CRISTO!
¡ABAJO YAVÉ!

¡QUE VIVA EL CRISTO!
¡ABAJO YAVÉ!

¡QUE VIVA EL CRISTO!
¡ABAJO YAVÉ!

 

Nuestro Señor JESUCRISTO, JESÚS EL CRISTO es "Elohim" nuestro Dios, "el Justo", El Hijo Unigénito del Padre Celestial Absoluto; y su Antítesis es el “Anticristo”, “Yavé” o “Belial”, “el Genio del Mal”, “el Injusto”, “el Insolente”, el Hijo de la falta de Ley”, “enemigo de todos los santos”, “enemigo de lo que está en el cielo y de lo que está en la tierra“, “un enemigo de los tronos y de los ángeles”.

"... Diodoro declara que “entre los judíos se cuenta que Moisés llamó al Dios IAO”. (H.P. Blavatsky).

"El valor numérico o kabalístico del nombre de Abraxas se refiere directamente al título persa del dios “Mithras”, Regente del año, adorado desde los tiempos más primitivos bajo el apelativo de Iao (43). (H.P. Blavatsky).

"... “El nombre muy antiguo de Dios, Yâho, escrito en griego Iaw, parece, aparte de su derivación, haber sido un nombre místico antiguo de la Deidad Suprema de los semitas. De aquí que se le comunicara a Moisés cuando fue iniciado en Hor-eb -la Caverna- bajo la dirección de Jethro, el sacerdote Kenite (o Cainita) de Madián. En una antigua religión de los caldeos, cuyos restos se encuentran entre los neoplatónicos, la Divinidad más elevada, entronizada por encima de los siete Cielos, representando el Principio de la Luz Espiritual... y también concebida como Demiurgo (13), era llamada Iaw, que era semejante al Yâho hebreo misterioso e innombrable, y cuyo nombre se comunicaba a los Iniciados. Los fenicios tenían un Dios Supremo cuyo nombre era triliteral y secreto, y éste era Iaw” (14). (H.P. Blavatsky).

Un distinguido erudito ha escrito lo siguiente:

"El Nombre de Elohim, revelado a Mosheh en el fuego del Zarzal, introduce a una nueva era en la vida religiosa de la humanidad. Rompe toda dependencia del hombre respecto a ídolos de carne, de sangre, de madera, de hierro o de bronce, todo sojuzgamiento a cualquier magia, mito o ideología que sea. El nombre de IHVH Elohim es impronunciable, trascendente, inefable como el misterio de su Ser. Este Nombre constituye el fundamento esencial no solo del mosaismo sino de toda la revelación bíblica de edad en edad. La enseñanza de los profetas, de Yeshúa, de los apóstoles, como más tarde de Muhammad y del Corán, descansa en este Nombre que señala una ruptura radical con el mundo de los ídolos. YHVH es el Nombre inefable del Ser presente en todo ser, Creador trascendente y omnipresente. Él es también una Memoria, la Memoria del universo del que es el Custodio y, mas en particular, Aquel que encuentra a su pueblo Israel (que a su vez Lo encuentra) en las soledades ululantes de los desiertos de Misrayim, aquel Yahou, aquel Elohim de las Montañas que adoraban los shasu, los beduinos, probables antepasados de los hebreos y como ellos poseedores del Tetragrama sacro. Jean Leclant ha descubierto su testimonio desde la época de Amenofis III."

"hacen á mi pueblo
olvidarse de Mi Nombre...
El profeta... con quien fuere
Mi palabra, cuente
Mi palabra verdadera..."

El Profeta Jeremías advierte sobre el objetivo de los falsos profetas ocasionando que el pueblo se olvide del verdadero Nombre de Dios:

"23:25 Yo he oído lo que aquellos profetas dijeron, profetizando mentira en mi nombre, diciendo: Soñé, soñé.
23:26 ¿Hasta cuándo será esto en el corazón de los profetas que profetizan mentira, y que profetizan el engaño de su corazón?
23:27 ¿No piensan como hacen á mi pueblo olvidarse de mi nombre con sus sueños que cada uno cuenta á su compañero, al modo que sus padres se olvidaron de mi nombre por Baal?
23:28 El profeta con quien fuere sueño, cuente sueño; y el con quien fuere mi palabra, cuente mi palabra verdadera. ¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice YHVH." (Jeremías, 23: 25-28).

"44:11 Pusístenos como á ovejas para comida, Y esparcístenos entre las gentes.
44:12 Has vendido tu pueblo de balde, Y no pujaste en sus precios.
44:13 Pusístenos por vergüenza á nuestros vecinos, Por escarnio y por burla á los que nos rodean.
44:14 Pusístenos por proverbio entre las gentes, Por movimiento de cabeza en los pueblos.
44:15 Cada día mi vergüenza está delante de mí, Y cúbreme la confusión de mi rostro,
44:16 Por la voz del que me vitupera y deshonra, Por razón del enemigo y del que se venga.
44:17 Todo esto nos ha venido, y no nos hemos olvidado de ti; Y no hemos faltado á tu pacto.
44:18 No se ha vuelto atrás nuestro corazón, Ni tampoco se han apartado nuestros pasos de tus caminos.
44:19 Cuando nos quebrantaste en el lugar de los dragones, Y nos cubriste con sombra de muerte,
44:20 Si nos hubiésemos olvidado del nombre de nuestro Dios, O alzado nuestras manos á dios ajeno,
44:21 ¿No demandaría Dios esto? Porque él conoce los secretos del corazón." (Salmos 44: 11-21).

"52:1 DESPIERTA, despierta, vístete tu fortaleza, oh Sión; vístete tu ropa de hermosura, oh Jerusalem, ciudad santa: porque nunca más acontecerá que venga á ti incircunciso ni inmundo.
52:2 Sacúdete del polvo; levántate y siéntate, Jerusalem; suéltate de las ataduras de tu cuello, cautiva hija de Sión.
52:3 Porque así dice YHVH: De balde fuisteis vendidos; por tanto, sin dinero seréis rescatados.
52:4 Porque así dijo el Señor YHVH: Mi pueblo descendió á Egipto en tiempo pasado, para peregrinar allá; y el Assur lo cautivó sin razón.
52:5 Y ahora ¿qué á mí aquí, dice YHVH, ya que mi pueblo sea llevado sin por qué? Y los que en él se enseñorean, lo hacen aullar, dice YHVH, y continuamente es blasfemado mi nombre todo el día.
52:6 Por tanto, Mi pueblo sabrá Mi Nombre por esta causa en aquel día: porque Yo mismo que hablo, he aquí estaré presente.
52:7 ¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que publica la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salud, del que dice á Sión: Tu Dios reina!
52:8 ¡Voz de tus atalayas! alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo á ojo verán que YHVH vuelve á traer á Sión.
52:9 Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalem: porque YHVH ha consolado su pueblo, á Jerusalem ha redimido.
52:10 YHVH desnudó el brazo de su santidad ante los ojos de todas las gentes; y todos los términos de la tierra verán la salud del Dios nuestro.
52:11 Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; limpiaos los que lleváis los vasos de YHVH.
52:12 Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque YHVH irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel.
52:13 He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y ensalzado, y será muy sublimado.
52:14 Como se pasmaron de ti muchos, en tanta manera fué desfigurado de los hombres su parecer; y su hermosura más que la de los hijos de los hombres.
52:15 Empero él rociará muchas gentes: los reyes cerrarán sobre él sus bocas; porque verán lo que nunca les fué contado, y entenderán lo que jamás habían oído." (Isaías, 52: 1-15).

IAO NUESTRO
VERDADERO DIOS
y el Pozo que cavó
el Profeta Moisés

"El profeta... con quien fuere Mi palabra, cuente Mi palabra verdadera..."

 

Día del Shabbath del 6 de Marzo 2010.

Estando fuera de mi cuerpo físico conscientemente en mi cuerpo astral vi, no en sueño, sino en experiencia vívida, real, al profeta Moisés en el desierto buscando angustiado y con mucha urgencia un lugar donde hubiera agua...

Vi que el profeta Moisés cavaba con las manos dentro de la arena y no podía encontrar agua. Entonces me acerqué a él y él me miró con angustia, mas con esperanza en sus ojos, y se me acercó con una pala en la mano apareciendo un pequeño lugar húmedo en la arena en el cual el profeta Moisés comenzó a cavar rápidamente un pozo en el que brotó una fuente de agua abundante, fresca, pura y cristalina.

Con gran júbilo y alegría elevé mis brazos al cielo en forma de cruz orándole y agradeciéndole a nuestro Padre-Madre Thoth-Minerva interior y celestial por esta gracia del cielo, y el profeta Moisés inmediatamente corrió y se colocó atrás de mi espalda también levantando sus brazos en cruz y realizando la misma oración al cielo, a IAO, el Nombre de nuestro Dios Verdadero.

También vi que estaban conmigo mi amada Esposa, nuestros Hijos y la pequeña "Sky"...

Inmediatamente me fui a una parte más elevada a llamar a grandes voces a toda la “Comunidad del Desierto”, pronunciando con una voz muy fuerte que retumbaba como el sonido de una potente trompeta, de un poderoso Shofar, tres veces el Sagrado Nombre de Dios

“IAO IAO IAO”,

pronunciando cada Letra por separado, y después tres veces las vocales, cada Letra separadamente,

“AEI AEI AEI”,

para que escuchando mi voz con el Nombre Sagrado de nuestro Dios Verdadero IAO, se acercaran a beber de las aguas abundantes, puras, frescas y cristalinas en el pozo que había cavado en el desierto con inmenso amor y grandes sacrificios el profeta Moisés...

Vi entonces que algunas personas, hombres, mujeres y niños, vestidos como se visten los habitantes del desierto, "los Shasu de IAO", se acercaban rápidamente con ansias y alegría a beber de las aguas del pozo que cavó el Profeta Moisés.

Vi que el pozo estaba ya dentro de una casa nueva que se había estado construyendo mientras el profeta Moisés estaba ante el pozo y mientras llamaba con fuerte voz y con el Nombre Sagrado de Iao nuestro Dios Verdadero, a los hombres, mujeres y niños del desierto, que a medida que llegaban ingresaban en la casa para acercarse con ansias a beber de las aguas del pozo que cavó el Profeta Moisés, el Hijo de THOTH, Thoth-Moisés...

Vi que el profeta Moisés estaba siempre con su manto colocado sobre su espalda y sus hombros. Su cabello y su barba eran blancos como la cabellera y la barba del Anciano de los Días. Su semblanza llena de fuerza, de valentía, y de gran vitalidad.

Vi todo lo que sufrió el profeta Moisés en el desierto, mas no sucumbió, pues encontró agua y cavó el Pozo y brotó el agua cristalina, abundante y pura, y construyó la Casa y reunió al Pueblo del Desierto, y les pronunció el Nombre de nuestro Dios verdadero IAO, y les entregó los Misterios del Árbol Kabalístico de la Vida de la Sagrada Toráh, y les escribió la Ley de Dios, en las Tablas de sus corazones para guiarlos en el camino de su corazón...

Miércoles Santo del día 31 de Marzo 2010
- Revisado y ampliado:
Jueves y Viernes Santo de los días
1 y 2 de Abril 2010 -
De todo corazón
para toda la Pobre Humanidad Doliente
Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del
V.M. THOTH-MOISÉS

Índex