LA ETERNAMENTE AMADA
DE LUIS VAN BEETHOVEN
JOSEPHINE VON BRUNSWICK

 

- I -

Beethoven el Único Amado por Josephine

"Víspera del Yom Kippur y Víspera del Shabbath del Viernes 13 de Septiembre 2013."

"En una visión astral muy clara dentro de nuestra ermita vi a una Dama muy bella, toda vestida de Blanco como un "Ángel" y con una pañoleta blanca cubriendo su cabeza. Vi que la Hermosa Dama se dirigía a Beethoven y le dijo con mucha emoción y suplicando perdón:"

"Estuve casada con mi esposo Joseph [Deym], ¡mas toda mi Gloria se la debo a Usted!"

Esta bella y hermosa Dama es el Alma Angelical de Josephine la Eternamente Amada de Luis van Beethoven.

Josephine había sido "casada" con el conde Joseph Deym, sin amarlo, porque ese matrimonio fue arreglado por su madre, por intereses sociales y económicos.

En un libro publicado en Alemán en el año de 1909, cuyo título es "Beethovens Unsterbliche Geliebte..." ("La Amada Inmortal de Beethoven El secreto de la Condesa Brunswick y sus memorias") escrito por "La Mara" o "Ida María Lipsius", en sus "Memorias", Therese von Brunsvik, hermana de Josephine von Brunsvik, narra algunos detalles desde que llegaron a Viena y conocieron a Beethoven, hasta los momentos del matrimonio de Josephine con Joseph Deym, cuya traducción del Alemán al Español ha sido realizada amablemente por nuestros apreciados Amigos y Hermanos Manuel Coello Arias y su Sra. Esposa María Antonia Manzanares Manzanares.

Los textos traducidos son los siguientes:

"Durante aquellos singulares 18 días que estuvimos en Viena, mi madre quiso conseguir para sus dos hijas, Therese y Josephine, la invaluable clase de música de Beethoven. Como aseguró Adalbert Rosti, un amigo de colegio de mi hermano, Beethoven no estaría muy dispuesto a aceptar una simple invitación; pero si Su Excelencia consiente en subir los tres tramos de la estrecha escalera de caracol en la Plaza de San Pedro y hacerle una visita, él podría garantizar el éxito. – Esto sucedió."

"Entramos, con mi Sonata de Beethoven con acompañamiento de violín y violonchelo bajo el brazo, como una muchacha que va al colegio. El querido inmortal Louis van Beethoven fue muy amable y tan cortés como pudo ser. Después de intercambiar algunas frases, me sentó ante su desafinado piano y en seguida empecé a cantar el acompañamiento de violín y violonchelo, tocando valientemente. Él quedó tan encantado que prometió venir cada día al hotel Archiduque Carl – entonces, El Grifo de Oro. Fue el último año del siglo pasado [1799-1800], en Mayo. Él llegó diligentemente, pero en lugar de permanecer una hora, lo hizo desde las 12 hasta las 4 o las 5, y no se cansaba de doblar y bajar mis dedos, que yo tenía el hábito de mantener estirados y levantados. El noble debió de haber quedado muy satisfecho; pues durante 16 días no faltó ni una sola vez. Hasta las 5 no sentíamos hambre. La buena madre ayunaba con nosotros – pero los dueños del hotel estaban muy enojados; pues entonces todavía no era costumbre almorzar a las 5 de la tarde."

"Entonces fue contraída con Beethoven la íntima, entrañable amistad que duró hasta el final de su vida. Él vino a Ofen; él vino a Martonvásár, él fue acogido en nuestra república social de selectas personas. Había un espacio circular plantado con nobles, altos tilos, cada árbol llevaba el nombre de un miembro de nuestra sociedad, y en la dolorosa ausencia de alguno de ellos también hablábamos con sus símbolos, conversábamos y nos instruíamos con ellos. Muy a menudo, después de que los buenos días fueran dados, le preguntaba al árbol por esto y aquello, lo que quería saber y nunca dejó de darme una respuesta!"

"Estuvimos muy ocupadas los 18 días que estuvimos en Viena, La madre nos llevó a los talleres y estudios, nos fue mostrado todo lo accesible. La tía Finta, una dama de mundo con 4 hijas, organizaba excursiones: Prater, Augarten, Luscigarten en Dornbach. Desayunamos en todos sitios. Teatro; por las noches bailábamos en su casa, y aún, sobre las 10 o las 11 en el camino de vuelta a casa tomábamos helado en el Graben, bromeábamos y reíamos. Nos levantábamos otra vez a las 4 de la mañana, nos vestíamos y a las 5 nos íbamos de excursión al campo – esto era vida, y, además, Beethoven, que también estaba en las fiestas, debía ser complacido; esto era una pasión! Por tanto a practicar por las noches. Los vecinos se desesperaban y se iban. Éramos jóvenes, con frescura, candorosas, ingenuas. Quien nos veía, nos amaba. Admiradores también teníamos, – entre ellos estaba el quincuagenario Conde Joseph Deym."

"Eran aproximadamente las cinco de la tarde cuando llegamos a Viena, con los propios caballos de Martonvásár, pasando por Raab, die Haide, Bruck an der Leytha, con sencillos vestidos de percal blancos. Después de un descanso, la madre nos llevó para ver aún algo por la noche, a la entonces muy solicitada Galería de Arte Müller en la Torre Roja. Sin la menor idea, entramos; dos sirvientes con librea nos acompañaron, (por cierto, íbamos vestidas con sencillez), a éstos les dimos nuestros chales. Apenas habíamos dado unos pasos, vino a nuestro encuentro un señor de edad, que conocía la información de todo y que conversó muy amablemente con nosotras – era el señor Müller (Conde Deym), el propietario; mi futuro cuñado! Él nos relató posteriormente que le habíamos llamado la atención, precisamente por el vestido pasado de moda. El aspecto de Josephine le había causado la más profunda impresión, y se dijo a sí mismo: "Esta tiene que ser mi esposa. Quizá es la madre, la viuda de un oficial que busca pensión." Él, incluso, había observado un pequeño desgarrón en la manga – "es decir, pobre!" Cuando terminamos de hacer el itinerario y estábamos en la salida, vinieron a nuestro encuentro los sirvientes y preguntaron, si su excelencia quería ponerse el chal? – Con esto se sorprendió Deym. Este título de excelencia le costó una noche intranquila."

"Sin embargo, a las 9 de la mañana ya estaba en la pensión, se anunció y nos ofreció todo lo que él nos pudiera servir o tuviera permiso para acompañarnos en esta gran ciudad. De la forma más hábil y refinada supo ganarse de la madre una buena opinión. Él nos proporcionó entradas para todas las colecciones imperiales; todas las puertas se abrían ante él. Se convirtió en nuestro diario acompañante. Al final de nuestra estancia, vino como de costumbre a las 9 de la mañana (si no se había organizado ninguna excursión) y pidió a la madre una entrevista. Después de algunos minutos se llamó a Josephine a la habitación contigua y mi madre le presentó al Conde Deym en el señor Müller. "Él se va a legitimar como administrador imperial; tú puedes", dijo ella, "querida Josephine hacernos felices a mí y a tus hermanos!" No necesitó nada más la gran alma, el generoso corazón de Josephine - después de una corta lucha interior salió un "sí" apenas perceptible de sus temblorosos labios - y con este "sí" sacrificó la felicidad de toda su vida entera, ¡la noble Josephine! ¡No sabía bien lo que hizo, lo que aceptó! Poco después se arrojó a mi cuello y lloró un raudal de lágrimas. "No es verdad", dijo ella, "... tú rompes la palabra, tú te casas con él; tú nos haces felices, ¡yo no puedo!"

"Mi madre abandonó Viena con nosotras sin hablar ni siquiera con una sola persona sobre el señor Müller y su situación financiera. ¡Desgraciadamente! Él y ella fueron engañados por su desconocimiento de las personas y de las cosas. 6 semanas después Josephine fue casada ante el Altar por el obispo de Weissenburg en Martonvásár. Justo al anochecer los coches pararon delante y Josephine, arrebatada de los brazos de sus hermanos, partió hacia el oeste, donde había una tormenta muy negra en el cielo. Therese, la Casandra de la familia, la sacerdotisa de la verdad, lo presintió y dijo: "Va al encuentro de un difícil destino! Negro como el firmamento!"

"Fue así! Difícilmente se acostumbró Josephine al extraño y viejo esposo, que vino a caer en seguida en una situación financiera muy crítica y en complicaciones sociales. Anteriormente, él había roto con la aristocracia, cuando aún no era hombre y cuando, a consecuencia de un duelo, adoptó el apellido Müller que llevó durante 30 años. Ahora, cuando tomó por esposa una Condesa y regresó a su posición social y a su título, se arruinó con los ricos banqueros y otras casas burguesas. Vivía aislado, contento de contemplar a su hermosísima, joven mujercita en las horas, en las que él no tenía que trabajar; porque ahora tenía que luchar por su existencia."

"Ella no tenía la misma satisfacción de tener que estar sentada delante de él; con muchos celos la vigilaba en cualquier trato social. Por la noche venían unos viejos amigos que permanecieron fieles a él: el Barón Gastheim junto con su esposa. Nuestra Josephine tenía que jugar durante todo el anochecer una partida de whist. Le quitaba de las manos todos los libros – él no estaba formado en literatura. La música era para él desagradable. Pero ella pronto fue madre – el 5 de mayo alumbró una hijita, la que fue llamada Victoire en honor de la tía, la Condesa Golz; la misma Victoire, cultísima, ingeniosa, la muchacha más bella de Viena, que con 23 años nos robó repentinamente la muerte! Y a éste esposo, oprimido por preocupaciones y penas, mas bondadoso, al cual ella apenas se había acostumbrado, lo perdió también tras una corta enfermedad, después de que le hubiera dado dos muchachos más y estuviera en estado de buena esperanza del cuarto niño…"

"Inmediatamente después del casamiento, Deym creyó, como pasa en todos los países civilizados del mundo, que recibiría los 30.000 Fl. Mz. en dote de los que le había hablado la madre; - él se había equivocado totalmente en sus cálculos, pues mi madre no tenía ninguna intención de dar algo; también el ajuar [era] tan escaso como fue posible. Ella vivía sencillamente y estaba acostumbrada incluso a ser enemiga del lujo. Antiguamente ella le ponía a mi hermana los cortos dolmanes húngaros usados del hermano, cuando [hacía] frío, o cuando las propias mangas estaban rotas! Más tarde, ella nos asignó 200 Fl. W. W. anuales para todo, vestidos, calzado, guantes y ropa para el hogar. En Viena llevamos 18 días el mismo vestido de seda nuevo. A ella le gustaba esta sencillez y siempre permaneció. Pero Deym quería instalar con lujo a su esposa Condesa. Él estaba acostumbrado a ver esto así. Espléndidas habitaciones, la cama de matrimonio con una lámpara en el interior; espléndidos carruajes, y el tocador tenía que estar bien surtido etc. La dote de recompensa en el contrato de matrimonio era de 50.000 Fl. La madre, en esta ocasión, infelizmente precavida, quería Intabulation*; en verdad, él se lo prometió, mas él sabía bien, que esto sería su ruina; pues él tenía tantas deudas como bienes. Él lo aplazó prudentemente."

"Para el primer parto, o mejor dicho, después del mismo, fuimos (yo, ya antes) a Viena. Entonces se desencadenó la terrible tormenta, cuando mi madre tuvo conocimiento de todo; contrató inmediatamente un abogado, no hubo forma de convencerla – insistió en ello, separar a la hija y llevarla nuevamente consigo. Pero, Josephine, más noble y más razonable, se mantuvo firme. "Yo he jurado", dijo ella, "compartir con él fortuna y desgracia, no lo haré tres veces desgraciado." La horrible escena continuó durante seis semanas, y Josephine fue muy madre; ella misma alimentaba a su hija. Bella como un ángel; solamente entonces el capullo llegó a ser totalmente una flor, con su bella niñita en el regazo, era un encanto. Se adaptó pronto, tanto como le fue permitido, a la vida vienesa. "Bella como un ángel y lista para ser retratada", decían de ella todas las personas elegantes cuando aparecía por el Prater en cabriolet, o cuando paseaba por las calles del brazo de su esposo. A las reuniones sociales no se asistía. La aristocracia le dio a él la espalda, porque ejercía una actividad profesional burguesa. Él no podía ir a visitar a los antiguos conocidos ricos. Beethoven era el visitante más asiduo de la joven Condesa – él le daba clase gratuitamente, y se tenía que ser Beethoven para ser paciente. Los numerosos parientes, las hermanas de su padre y sus niños, visitaban muy a menudo a la amable sobrina. A veces se representaban actos de teatro; Deym, al ser él mismo artista, comprendía todo esto muy bien y le divertía. La pequeña Victoire fue capaz pronto de interpretar. Se daban veladas musicales. El hermano vino durante sus vacaciones y conoció a Beethoven. Ambos genios musicales se unieron estrechamente y nunca abandonó mi hermano al amigo tan a menudo arruinado en sus finanzas hasta, por desgracia, su temprano fin!"

["* Nota nuestra: registro o inscripción en el Catastro, según la Ley de Registro de Tierras, en aquella época en Hungría."]

"Cuando Deym fue encaminando con algo de orden sus ingresos, hizo un corto viaje con la esposa y su joven cuñado Franz, que precisamente había terminado el colegio; era Octubre y Noviembre de 1803. La intención era vivir en Praga durante el invierno, donde vivían la hermana Golz (sin hijos) y, ahora, con dos hijas, el hermano Casimir, que fue presidente de Lemberg. Todo fue empaquetado para el traslado. A los dos muchachos, Fritz y Carl, de un año y medio y dos años y medio de edad, los dejaron en Ofen con nosotras, se llevaron a la hijita. El viaje lo hicieron por Praga hasta Dresden y Leipzig y después retornaron."

"El hermano Franz, todavía, siguió solo hasta Berlín. Él estuvo cerca de perder la vida en el viaje de vuelta. O sea, en Berlín se compró un caballo de montar con silla y aparejos y cabalgó totalmente solo de Berlín a Praga. Una terrible ventisca de nieve se levantó hacia el atardecer y el único hijo de mi madre se extravió, y solamente con un supremo esfuerzo del caballo y su sagacidad se pudo salvar Franz, como por un milagro del Poder Divino."

"Entre tanto, el cuñado Deym había viajado otra vez a Viena y el 4 de Diciembre a Ofen para recoger a sus dos muchachos. Él llegó con una tos atroz. Lo cuidamos tanto como se pudo durante unos cuantos días, y desgraciadamente viajó en la peor temporada día y noche hasta Praga con los dos niños y la niñera de ellos. Apenas llegó se tuvo que acostar – los médicos diagnosticaron tuberculosis galopante, y después de siete días de una agonía espantosa era, el bueno, un cadáver! Josephine, a punto de dar a luz, permaneció al lado de su cama día y noche y lo cuidó con ejemplar paciencia y perseverancia. Él hizo su testamento y le dio con éste a su esposa el más bello testimonio por su abnegado amor y fiel afecto. Transfirió a la joven mujer la tutela de los niños y del patrimonio, la informó de cómo comportarse como viuda alemana ante las leyes de estado, ante estos y aquellos. El agotamiento que le tuvo que producir todo esto, se lo puede uno imaginar. Después de algunas palabras se quedaba sin aliento – el pulmón se estaba deshaciendo."

"¡Lo que sufrió la joven esposa viendo cómo llegaba a su fin en este estado tan complicado su protector y consejero; tan repentinamente, tan inesperadamente! El hermano estuvo a su lado como un ángel y no la abandonó"

"Cuando hubieron pasado todas las ceremonias y despedidas, a finales de Enero se emprendió el viaje a Viena. Los cuidados del hermano pequeño fueron enormes. Cada noche creía ser despertado por los gritos de los niños. En 1804 no se viajaba tan fácilmente y tan rápido como ahora con el ferrocarril; fue un viaje muy fatigoso con tres niños pequeños y una mujer en avanzado estado de gestación. Sin embargo se llegó felizmente a Viena. Deym tenía en Bohemia buenos amigos: un tal Wrtby, una noble persona, un tal Friedrich Nostiß – el último, padrino de Fritz, el muchacho mayor (el cual representa ahora un gran papel en Praga), brindó a la infeliz viuda, Josephine, su bonita casa en el Prater como vivienda para alojarse. Apenas hubo llegado, mandó hacer deprisa para ella y para sus tres menores de edad trajes negros de luto riguroso y fue a ver al Emperador, que siempre fue un protector de Deym (el único que sabía su rango), y lo recomendó en situaciones apuradas. El Emperador, a su manera, estuvo conmovido y amable: "No llore usted, sus hijos son mis hijos", dijo él, - pero nunca cumplió su palabra."

"Las cartas de Praga nos sobresaltaron – inolvidable permanece esa época y esa impresión asustadiza. La madre iba en ese momento de camino a Viena con las dos hijas. Junto a Badendorf nos sorprendió en el camino el mal tiempo en un espantoso coche de cristal y la abundante nieve se acumuló en montañas, y solamente con mucho trabajo pudo ser liberado el coche y se llegó a la parada. Cuatro días después de su llegada a Viena, Josephine alumbró una niña sana, que recibió el nombre de Josephine. Nos encontramos con que había pasado todo. Pero ahora la joven madre estaba en el aire, con cuatro niños abrumada por negocios, que en primer lugar tenía que aprender a dirigir: una galería de arte con entradas diarias que contabilizar, 80 habitaciones de un magnífico edificio para alquilar. Pues el Emperador y la Dirección de obras habían concedido al señor Müller el permiso para construir (es decir, una galería de arte) sobre el fortín, pero no para viviendas de alquiler, y la planta baja, donde la Bergkammer tenía sus espantosas revistas, donde fueron almacenados incluso materiales inflamables, fue prometida, por cierto, a cambio de la construcción de otro edificio de esa extensión, pero nunca fue cumplido, a pesar de la palabra imperial. Deym solo pudo lograr cuatro de estas revistas para poder construir un hueco de escalera grande y dos escaleras más. El moribundo nombró como cotutor al Conde Sauer, un hombre honrado, sí, pero terriblemente flemático y pedante que le dio mucho trabajo a la genial madre. El Conde Carl Zichy, ministro de finanzas, nuestro compatriota, ¡estropeaba todo lo que las Administraciones ya habían autorizado! ¡Así se trataba a los niños de la patria! En estas circunstancias los alojamientos eran difíciles de alquilar anualmente, aunque la situación de la casa junto a la Torre Roja con magníficas vistas a las montañas era particularmente bonita; construida con estilo, con ventanas y puertas altas, regio acceso. Tuvo, pues, que ser amueblado y alquilado por meses a extraños. Cuando pasó el invierno, Josephine alquiló una vivienda en Hietzing para restablecer algo su salud, que estaba ya perjudicada, y pidió a Charlotte, la hermana, que la acompañase..."

[...]

"En 1806 volvió Josephine a Hungría..."

Las palabras anteriores de las "Memorias" de Therese von Brunsvik, transmiten la realidad de los sentimientos de Josephine a Joseph Deym.

El verdadero y único Amor de Josephine fue es y será siempre el Alma de Luis van Beethoven y el Alma de Josephine que es su "mismo Ser" es su "Ángel" y su Eternamente Amada.

En las Cartas que "Luis" o "L" (van Beethoven) escribió a la "Eternamente Amada" con fecha de los días 6 y 7 de Julio de 1812, no aparece el "nombre" de su destinataria, mas sí aparece en las palabras con las que Beethoven se dirige a Ella: "Mi ángel" "Ángel" (2 veces), "mi todo" (3 veces), "mi Eternamente Amada" (1 vez), y a ambos como "nuestro Amor" (2 veces).

Esta Carta (formada por tres cartas) podría llamarse por lo tanto, con uno o varios títulos: Cartas de Amor de Luis (van Beethoven) a Su Ángel, Su Todo, Su Eternamente Amada.

En las 15 cartas de Amor que Luis (van Beethoven) le escribió a Su Bien Amada "J"[osephine], la palabra "Amada" está escrita 17 veces, "mi Amada" (1 vez), "Ángel" (2 veces), "mi Todo" (2 veces), "Eternamente" (3 veces), "Eternamente Usted" (2 veces), "nuestro Amor" (2 veces), "única Amada J."[osephine] (3 veces).

"Josephine" es la "Eternamente" "Amada", y "Única Amada" de Luis van Beethoven.

¿A quién, por lo tanto, son dirigidas por Luis van Beethoven "Las Cartas a la Eternamente Amada"? La respuesta es: ¡A Josephine!

Su hermana Therese así lo afirmó en su "Diario" en 1860, que las cartas a la "Amada Inmortal" escritas por Luis van Beethoven los días 6 y 7 de Julio de 1812: "... deben de haber sido dirigidas a Josefina a quien él [Beethoven] amó apasionadamente..."

En el año de 1957 fueron publicadas en Alemán, por Joseph Schmidt-Gorg y por la "Beethoven-Haus Bonn", en una Edición en Facsímil, 13 Cartas de Amor escritas por Beethoven a Josephine.

En el primero de tres volúmenes titulados "The Letters of Beethoven" fueron publicadas en Inglés por Emily Anderson en 1961.

Más adelante, a las 13 cartas, se le incorporaron otras 2 Cartas, siendo un total de 15 Cartas.

En el año de 1970 se publicó en Francés el libro "L' 'unique bien-aimée' de Beethoven, Joséphine Von Brunsvik" ("La Única Bien Amada de Beethoven, Josephine Von Brunsvik"), por "Massin Brigitte & Jean."

En 1983 se publicó otro libro titulado: "Beethoven Und Seine Unsterbliche Geliebte Josephine Brunswick Ihr Schicksal Und Der Einfluss Auf Beethovens Werk - Marie-Elisabeth Tellenbach" ("Beethoven y Su 'Amada Inmortal' Josephine Brunswick Su destino y la influencia en la Obra de Beethoven - Marie-Elisabeth Tellenbach").

En el año de 2007 fueron publicadas en Inglés las investigaciones de la Sra. Rita Steblin en donde concluye que "Josephine was Beethoven's one and only "Immortal beloved" ("Josephine fue la una y única 'Amada Inmortal' de Beethoven".)

Recién en el año 2011, con una nueva edición en el año 2012, salió un libro en Inglés titulado "Beethoven's Only Beloved: Josephine" ("La Única Amada de Beethoven: Josephine"), escrito por "John E. Klapproth".

En nuestro estudio titulado "Las Cartas de Beethoven y Josephine" y en el presente: "La Eternamente Amada", publicamos en Español con traducciones hechas directamente del Alemán: 15 Cartas de Amor de Beethoven a Josephine, 7 Cartas de Amor de Josephine a Beethoven, y las 3 Cartas de Amor de Beethoven a la Eternamente Amada: Josephine, en total 25 Cartas.

"Josephine" o la "Condesa Josephine von Brunswick" (*1) (1779–1821), es llamada "(Condesa) Josephine (von) Deym" a partir de su matrimonio en el mes de Julio de 1799 (*2) con el Conde Joseph Deym (muerto en el mes de enero 1804); y después "(Baronesa) Josephine (von) Stackelberg…", a partir de su matrimonio en el mes de Febrero 1810 con el Barón C.Von Stackelberg (1777-1841).

(*1) En estos trabajos -salvo que estemos citando otras fuentes-, preferimos llamarla "Josephine", "Josephine von Brunswick", o "la Condesa Josephine von Brunswick".

(*2) La fecha comúnmente dada, de Junio 1812, ha sido corregida por la Sra. Rita Steblin, de acuerdo a documentos auténticos hallados en sus investigaciones, por la fecha del 29 de Julio 1799.

Los textos de las 15 Cartas escritas por Luis van Beethoven a su Eternamente Amada Josephine entre los años 1804-1809, de las 7 Cartas escritas por Josephine (von Brunswick) a Beethoven, y de las 3 Cartas del mes de Julio de 1812 escritas por Luis van Beethoven a la Eternamente Amada, publicados en este trabajo (un total de 25 Cartas), han sido traducidos directamente del Alemán al Español gentilmente por nuestros apreciados Amigos y Hermanos Manuel Coello Arias y su Sra. Esposa María Antonia Manzanares Manzanares.

Las traducciones de las 25 Cartas de Beethoven y Josephine están acompañadas de estudios de nuestra parte, tanto en esta publicación: "La Eternamente Amada", como en el estudio: "Las Cartas de Beethoven y Josephine".


- II -

Josephine la Eternamente Amada de Beethoven

"Ángel de mi corazón,
mi todo,
la totalidad de su Ser,
Hoy sólo puedo escribirle algunas líneas"

¿Una nueva traducción de las Cartas de Beethoven a la "Eternamente Amada" escritas en el mes de Julio de 1812, y cuyos textos, comienzan diciendo:

"Mi ángel,
mi todo,
mi mismo ser. –
sólo algunas palabras hoy"… ?

Se trata de las palabras de "Tierno Amor" escritas por Luis van Beethoven a su Eternamente Amada "J", Josephine (von Brunswick viuda de Deym) en varias de las 15 cartas que le escribió entre los años 1804 y 1809…

"Ángel de mi corazón",…
Así llama Luis Van Beethoven a su "Eternamente Amada" Josephine en dos de las cartas (de las 15 cartas) que le escribió en la Primavera de 1805.

"mi todo"…
Le dice Luis van Beethoven a su Bien Amada Josephine, en el "primer trimestre [1805]", en otra de las 15 cartas:
"Usted mi Todo mi dicha suprema – […] – sólo Usted – eternamente Usted – hasta la muerte sólo Usted – Mi reposo – mi Todo…"

"la totalidad de su Ser",
[Viena, Marzo/Abril 1805], y
"Hoy sólo puedo escribirle algunas líneas",
[Viena, acaso después del 20 de Septiembre de 1807].

Así le escribió en estas otras dos cartas Luis Van Beethoven a su Eternamente Amada Josephine…

"Mi ángel, mi todo, mi mismo ser. – sólo algunas palabras hoy, …" ("Ángel de mi corazón, mi todo, la totalidad de su Ser, Hoy sólo puedo escribirle algunas líneas…")

Así comenzó a escribirse la Declaración de Amor de Luis van Beethoven, a su Eternamente Amada en el Cielo (su Bien Amada Espiritual..), y en la Tierra a su Eternamente Amada Josephine.

Eternamente Amada, Amada Inmortal, Amada Espiritual:

"Contemplando la eternidad...
Antes que fuesen echados los cimientos de la tierra. Tú eras. Y cuando la llama subterránea
Rompa su prisión y devore la forma,
Todavía serás Tú, como eras antes,
Sin sufrir cambio alguno cuando el tiempo no exista.
¡Oh, inteligencia infinita, divina Eternidad!"
(Rig Veda).

- III -

La Eternamente Amada Espiritual

El mundo de las formas físicas tridimensionales es fugaz, cambiante, pasajero, limitado, en el cual todo tiene un principio… y… un fin… Y lo que hoy relativamente es, no siempre fue, no siempre será…

Más allá de la dimensión física, tridimensional, está la Cuarta Dimensión… el Tiempo… abriéndose en una línea curva, para volverse a encontrar en el punto de partida original, con toda la experiencia del ciclo; para nuevamente volverse a abrir, en un nuevo ciclo recurrente… donde "Un tiempo termina y otro comienza,…"

En la Cuarta Dimensión se halla el Mundo Etérico… "el Paraíso Terrenal"… "El Edén…", "el Jardín de las Hespérides"… "los Campos Elíseos"…, "la Tierra Prometida"…, "la Cuarta Dimensión de nuestro Planeta Tierra"…, "las Tierras de Jinas"…

"Realmente el Mundo es triple; existe el Mundo, el Sub-Mundo y el Supramundo. La epidermis de la tierra, la región Celular en que vivimos es tan sólo la zona intermedia; bajo la corteza terrestre existe el Sub-Mundo, el Averno Romano, el Tártarus Griego, el Ades, Helia, el Infierno de Dante, los Mundos Infiernos. Por encima de las regiones celulares se hallan los campos Elíseos del Supramundo, los Reinos Moleculares y Electrónicos, los cielos, Devachán, Amenti, Paraíso, etc." (V.M. Samael Aun Weor.)

"La MADRE DIVINA es ISIS, la CERES de los MISTERIOS DE ELEUSIS, la VENUS CELESTE; aquella que en el principio del mundo originó la atracción de los sexos opuestos y propagó con fecundidad eterna las humanas generaciones. Ella es PROSERPINA, la de los nocturnos ladridos, la que en su triple apariencia CELESTE, TERRESTRE e INFERNAL, oprime a los terribles demonios del AVERNO, manteniendo cerradas las puertas de las prisiones subterráneas y recorriendo triunfal los SAGRADOS BOSQUES. Soberana de la ESTIGIA MORADA, brilla en mitad de las tinieblas del AQUERONTE, igual que sobre la tierra y los Campos Elíseos." (V.M. Samael Aun Weor.)

"… Así pues, es en el Mundo Búddhico o Intuicional donde encuentra uno su verdadera consorte [la Walkyria, la Eternamente Amada Espiritual], es una región de extraordinarios esplendores…" (V.M. Samael Aun Weor.)

"… En el Buddhi, en el Eros, en la Walkiria, la Doncella, … está contenido Atman, el Inefable; pero al fin y al cabo, Atman-Buddhi como MÓNADA, son radicales…" (V.M. Samael Aun Weor.)

Más allá de la Cuarta Dimensión que es el Tiempo… existe la Quinta Dimensión que es la Eternidad… con sus niveles Superior e Inferior…

"Más allá de la Cuarta Dimensión existe una QUINTA VERTICAL (la Eternidad); y mucho más allá de la Quinta Vertical hay una SEXTA DIMENSIÓN (es eso que está más allá de la Eternidad y del Tiempo); y por último, existe una DIMENSIÓN CERO o Dimensión Séptima, desconocida. Quiero referirme al Mundo del Espíritu Puro"…"

"En la Eternidad… "el pasado y el futuro se hermanan dentro de un eterno ahora…" (V.M. Samael Aun Weor.)

Dentro de los límites de los ciclos de los tiempos, abriéndose y cerrándose para nuevamente volverse a abrir en la Eternidad, nada es que no haya sido antes para no ser después…

"En la eternidad todo se procesa dentro del eterno ahora…"

"… La curva del tiempo gira dentro del círculo perfecto de la eternidad, pero es claro que estas dos ruedas son diferentes. Eso que está mas allá de los dos círculos misteriosos es la SEXTA DIMENSIÓN…"

La Sexta Dimensión es el Mundo Causal, el Mundo de las Causas Naturales, el Mundo de la Voluntad, el Mundo de la Música Celestial...

"La Gran Realidad … se halla mucho más allá de la Eternidad y del Tiempo." (V.M. Samael Aun Weor.)

Lo que es Eterno,

"seguirá existiendo a través de la Eternidad…"

- IV -

Luis van Beethoven y Josephine von Brunswick

"La Eternamente Amada"

La Condesa Josephine von Brunswick fue obligada por su madre a casarse con un hombre que no amaba (el Conde Deym), pues quería casar a su hija con una persona rica sin tener en cuenta los sentimientos de Josephine... No obstante sintió cariño por él como el padre de sus hijos.

Mas el Amor Sublime lo ocupó siempre en su corazón Beethoven.

Este matrimonio fue consumado el 29 de Julio de 1799.

"... ¡Ella no sabía lo que estaba haciendo, lo que ella iba a esperar! Poco después, ella echó sus brazos alrededor de mi cuello y lloró un mar de lágrimas." ("Memorias de Therese", en "La Mara 1909, p.66.")

No obstante Josephine haberse encariñado con él, y de preocuparse por su salud y su bienestar, (en parte, por su dedicación y cuidados a ella y a sus hijos, y su dependencia económica de él), no llegó a Amarlo...

Cuando Josephine volvió a Viena para vivir allí con su marido el Conde Deym, Beethoven los visitaba en su casa, no solamente como el Maestro de Música de Josephine, sino como el Amigo de Ella, e inclusive del Conde Deym. Beethoven fue fiel en todo momento a Su Amor por el Alma de Josephine, y a la Amistad con el Conde Deym.

Pasaron algunos años y Josephine ya se había adaptado a su nueva vida...

"... es también bastante correcto que asistamos un poco a mi esposo, pues él hace todo por mí y mis hijos. Si él no está más, no tenemos a nadie más que se esfuerce por nosotros con empeño....", -le pidió en una ocasión Josephine a su madre-, "cuando Deym se fue de viaje durante el frío invierno para buscar a los hijos."

Sus temores se cumplieron... El 27 de enero de 1804, muere en Praga el Conde Deym, víctima de una pulmonía, dejando viuda a Josephine, con tres niños (una niña y dos niños), llena de deudas, y en embarazo de otra niña que nació poco después.

Desde finales de 1804, y hasta 1809, Beethoven le escribió a la entonces joven viuda Josephine 15 Cartas, las primeras en términos de Amistad, y las siguientes, de Amor.

Mas... el 13 de febrero de 1810, Josephine volvió a unirse en matrimonio... Esta vez con el barón "Stackelberg"... Matrimonio que tampoco duró mucho...

En el año de 1811, la Condesa Josephine, después de su "desastroso matrimonio de dos años" con el barón "Stackelberg" decidió separarse de él en forma definitiva, sin volver a acostarse ni a convivir íntimamente con él.

Al final del mes de Junio 1812, Luis van Beethoven viajó de Viena a Teplitz, pasando por la ciudad de Praga...

No muy lejos se encuentra la ciudad de las aguas termales, Teplitz (en la República Checa), a unos 90 kilómetros de Praga (aproximadamente 55 millas).

Por aquellos tiempos, en el mes de Junio de 1812, la "Eternamente... amada y única Josephine" (Josephine von Brunswick, viuda de Deym, y separada de su segundo marido el barón Stackelberg), necesitaba y quería viajar a Praga y estaba decidida a realizar este viaje: "I want to speak with Liebert in Prague…" ["Yo quiero hablar con Liebert en Praga"], pues necesitaba de su ayuda para que sus hijos no le fueran arrebatados por Stackelberg. ("Josephine's Diary, June 1812, in Rita Steblin, "A New Look at Beethoven's Diary Entry and the 'Immortal Beloved', "Bonner Beethoven Studien", "6", 2007, pp. 158-162."). Mas también era una forma de ayudar a proteger su encuentro en secreto con Luis van Beethoven el 3 de Julio 1812 en Praga… Josephine necesitaba y quería ir a Praga para buscar ayuda y para encontrarse con Beethoven.

El 3 de Julio de 1812, Luis van Beethoven se encontró con su Eternamente Amada, en la ciudad de Praga. Los días 6 y 7 de Julio de 1812, escribe sus tres cartas a la "Amada Inmortal" (a la "Eternamente Amada"), desde Teplitz. (Rita Steblin, "A New Look at Beethoven's Diary Entry and the 'Immortal Beloved', "Bonner Beethoven Studien", "6", 2007, p. 157").

Nueve meses después, el 8 de Abril de 1813, Josephine da a luz a una niña, y a la cual le dieron el nombre de "Minona".

En una carta que Beethoven escribió a Joseph von Varena, el 8 de Abril 1813, en el día exacto del nacimiento de Minona, dice:

"Desafortunadamente, yo no estaré más capacitado ya para permanecer en Viena como mi lugar de residencia..."

Teplitz o Teplice

- La Población de Teplitz -

Fue en Teplitz en donde Luis van Beethoven en el mes de Julio del año 1812, escribió las tres Cartas a su Eternamente Amada.

Fue en el año 1812 cuando Luis van Beethoven completó su Sinfonía # 7 en "A major", Op. 92, con su alegrísimo "Festival de Bacchus", en su último y cuarto Movimiento "Allegro Con Brio", y cuando declaró "Yo soy Bacchus encarnado…"; y su Sinfonía # 8 en "F major", Op. 93, después de un intervalo de 4 años… desde la terminación de su Sinfonía # 6, Op. 68 en "F major", "La Pastoral", (1807-1808).

Mail Coach
- "Mail Coach" o Coche de Correo -

Luis van Beethoven llegó a Teplitz el 5 de Julio de 1812, a las 4 de la mañana. Así describe su viaje en la primera de las tres Cartas, escrita el 6 de Julio 1812:

"– mi viaje fue horrible llegué aquí ayer recién a las 4 en la mañana, pues por falta de caballos, eligió el cochero otra ruta de viaje, mas qué camino tan horrible,

Mail-Coach

en la penúltima parada se me previno de viajar en la noche, se me quiso atemorizar con un bosque, mas esto sólo me atrajo – y me equivoqué, el coche se tuvo que romper en este horrible camino, sin fondo, mero camino de tierra, [tachado: y el] sin 2 tales postillones, como los que tenía, me habría quedado detenido en el camino. – Esterhazi tuvo en el otro camino habitual hacia aquí el mismo destino, con 8 caballos, que yo con cuatro. – No obstante, en parte tuve nuevamente una alegría, como siempre, cuando supero felizmente algo. –"

 

- V -

Textos Completos de Las Tres Cartas Escritas por Luis van Beethoven a Su Eternamente Amada los Días 6 y 7 de Julio de 1812 desde la Ciudad de Teplitz


Mail-Coach

[Nota: Los coches o carrozas de correo ("Mail-Coachs", en Inglés) corrían a una velocidad promedio de entre 11 a 13 kilómetros por hora en verano y aproximadamente a 8 kilómetros por hora en invierno… Caballos frescos eran suministrados cada 16 a 24 kilómetros. Las paradas para recoger el correo eran cortas y algunas veces la carroza no se detenía y las bolsas de correo se entregaban y se recogían al paso frente a la Oficina de Correos, en donde estaba esperando el administrador de correos.]


el 6 de julio en la mañana. –
Mi ángel, mi todo, mi mismo ser. – sólo algunas palabras hoy, y por cierto con lápiz (con el tuyo) – no antes de mañana estará decidido con seguridad mi alojamiento, qué indigna pérdida de tiempo en d.g. – por qué esta profunda aflicción, donde habla la necesidad – Puede nuestro amor existir de otro modo que no sea por los sacrificios, por no exigir todo, puedes cambiar esto, que tú no seas completamente mía, que yo no sea completamente tuyo – Ay Dios mira en la bella naturaleza y sosiega tu ánimo sobre lo que tiene que ser – el amor pide todo y completamente con razón, así es para mí contigo, para ti conmigo – solo que olvidas tan fácilmente, que yo tengo que vivir por mí y por ti, si estuviéramos completamente unidos, tú sentirías este dolor precisamente tan poco como yo – mi viaje fue horrible llegué aquí ayer recién a las 4 en la mañana, pues por falta de caballos, eligió el cochero otra ruta de viaje, mas qué camino tan horrible, en la penúltima parada se me previno de viajar en la noche, se me quiso atemorizar con un bosque, mas esto sólo me atrajo – y me equivoqué, el coche se tuvo que romper en este horrible camino, sin fondo, mero camino de tierra, [tachado: y el] sin 2 tales postillones, como los que tenía, me habría quedado detenido en el camino. – Esterhazi tuvo en el otro camino habitual hacia aquí el mismo destino, con 8 caballos, que yo con cuatro. – No obstante, en parte tuve nuevamente una alegría, como siempre, cuando supero felizmente algo. – Ahora rápidamente al interior desde el exterior, nos veremos pronto, hoy tampoco puedo comunicarte mis observaciones, que durante estos pocos días hice sobre mi vida – si estuvieran nuestros corazones siempre muy cerca el uno del otro, no haría ninguna d.g. el pecho está lleno de muchas cosas para decirte – Ay – Hay momentos en lo que siento que el lenguaje no es absolutamente nada. - serénate – permanece mi único fiel tesoro, mi todo, como yo para ti el resto tienen que enviarlo los Dioses – lo que para nosotros tiene que ser y debe ser.
Tu fiel ludwig. –

En la tarde del lunes 6 de Julio –
Tú sufres tú mi más preciado ser – precisamente ahora me doy cuenta de que las cartas tienen que ser entregadas muy de madrugada. Lunes – Jueves – los únicos días en los que el correo va desde aquí a K. – tú sufres – Ay, donde yo estoy, estás tú conmigo, hablo conmigo y contigo, hago que pueda vivir contigo, qué vida!!!! Así!!!! sin ti – perseguido por la bondad de las personas aquí y allá, de la que pienso – precisamente querer merecer tan poco, como merecerla – humildad del ser humano hacia el ser humano – me duele – y cuando me contemplo a mí en relación con el universo, qué soy y qué es Él – al que se le llama el más grande – y no obstante – está de nuevo aquí lo divino del ser humano – lloro cuando pienso que tú probablemente recibirás la primera noticia de mí no antes del sábado – como tú también me amas – más fuertemente te amo yo a ti – no te ocultes nunca ante mí – buenas noches – como bañista tengo que ir a dormir – [tachado: oh ve con, ve con –] Ay Dios – tan cerca! tan lejos! no es nuestro amor un verdadero edificio celestial – mas tan firme, como el firmamento. –

Buenos días el 7 de Julio –
ya en la cama se agolpan los pensamientos hacia ti mi eternamente Amada, aquí y allí alegre, luego triste de nuevo, esperando del destino, si nos escucha – puedo vivir totalmente contigo o en absoluto, sí he decidido andar errando en la distancia tanto tiempo, hasta que pueda volar a tus brazos, y a mí junto a ti me pueda nombrar completamente de mi tierra natal, y mi alma rodeada por ti al imperio de los espíritus pueda enviar – sí desgraciadamente tiene que ser – te resignarás y tanto más, ya que tú conoces mi fidelidad hacia ti, y nunca otra podrá poseer mi corazón, nunca – nunca – Oh Dios por qué tener que alejarse, de lo que tanto se quiere, y mi vida en V.[iena] es, así como ahora, una vida miserable – Tu amor me hace el más feliz y el más infeliz al mismo tiempo – a mis años necesitaría yo ahora alguna uniformidad, homogeneidad en la vida – puede existir ésta en nuestra relación? Ángel, precisamente ahora me entero de que el correo sale todos los días – y por ello tengo que cerrarla, para que recibas enseguida la C. – estate tranquila, sólo mediante la contemplación serena de nuestra existencia podemos alcanzar nuestro propósito de vivir juntos – estate tranquila – ámame – hoy – ayer – Qué anhelo con lágrimas por ti – por ti – por ti – mi vida – mi todo – adiós – oh sigue amándome – no ignor[es] nunca el más fiel corazón de tu amado
L.
eternamente tuyo
eternamente mía
eternamente nuestros

 

- VI -

"Mi Ángel, Mi Todo, Mi Mismo Ser"

Las 3 cartas que Luis van Beethoven le escribió a su Eternamente Amada los días 6 y 7 de Julio, desde Teplitz, fueron escritas en el año de 1812.

Las 15 Cartas que Luis van Beethoven le escribió a su Eternamente Amada Josephine, fueron escritas entre los años de 1804 a 1809.

Cuando Josephine von Brunswick "fue casada" con el Conde Deym el 29 de Julio de 1799, su hermana Therese von Brunswick, en sus "Memorias", dejó escrito lo siguiente:

“6 semanas después Josephine fue casada ante el Altar por el obispo de Weissenburg en Martonvásár. Justo al anochecer los coches pararon delante y Josephine, arrebatada de los brazos de sus hermanos, partió hacia el oeste, donde había una tormenta muy negra en el cielo. Therese, la Casandra de la familia, la sacerdotisa de la verdad, lo presintió y dijo: “Va al encuentro de un difícil destino! Negro como el firmamento!” (Las Memorias de Therese, en La Mara 1909, p. 66 y sig.).

En "A New Look at Beethoven's Diary Entry and the 'Immortal Beloved', "Bonner Beethoven Studien", "6", 2007, p. 157., Rita Steblin,", dice que de acuerdo a sus investigaciones en archivos, la fecha usual del "29 de Junio 1799", basada en las "Memorias" de Therese Brunswick, fecha que se ha estado dando en la literatura relacionada con Beethoven, y con el matrimonio de Josephine con el Conde Deym, es incorrecta. La Sra. Steblin, de acuerdo a sus investigaciones en archivos, en su "Chronology of Josephine Brunsvik-Deym-Stackelberg (28 March 1779 - 31 March 1821)", fija como lugar y fecha del matrimonio de la Condesa Josephine con el Conde Deym: "Martonvásár, Hungary [Hungría], 29 July [Julio] 1799". Luego, ambos "viajaron a Praga para su luna de miel"... Después regresaron a Viena en donde estuvieron viviendo durante los siguientes tres años, en cuya vivienda, la galería de arte y museo del Conde Joseph Deym, tuvieron muchos Conciertos privados, con la participación de Luis van Beethoven.

En 1803, viajaron, para establecerse en Praga.

En el mes de enero de 1804, muere el Conde Deym.

A partir de 1805 y hasta 1809, Beethoven le revela sus sentimientos a Josephine declarándola su Eternamente Amada, en sus cartas de Amor.

En febrero de 1810, Josephine se casa con el barón Stackelberg...

Las tres cartas a la "Amada Inmortal", (6 y 7 de Julio 1812), Beethoven las escribió cuando Josephine se había ya separado, desde 1811, del barón Stackelberg.

"St(ackelberg) Ein Egoist! An diesem ersten Urtheil Jo(Josephine)s mag doch viel Wahres sein… es ist als ob eine schwere Hand auf uns liege; ein Mangel an Seegen Gottes ist durchs ganze Haus zu spüren… Ich muss zwar sehen, dass Stackelberg der mir zum Canon diente und Muster, ein sehr schwacher und beinah schlimmer Mensch ist er hat uns geschmeichelt und betrogen, er macht Jo(sephine) nicht glücklich." (Tellenbach 1983, p. 92. 93.)

"36" St[ackelberg:] Un egoista! En este primer juicio de Jo[sephine] [...] hay mucho de cierto… es como si una pesada mano estuviera sobre nosotros; una carencia de la bendición de Dios se deja sentir por toda la casa… En verdad, tengo que ver, que Stackelberg[,] que me sirvió de canon y modelo, es una muy débil y punto menos que mala persona[;] él nos ha halagado y engañado, él no hace feliz a Jo[sephine]." (Diario de Therese, Septiembre 1810, en Tellenbach 1983, p. 92 y siguiente)."

"… Die Uneinigkeit Jo(sephine)s und St(ackelberg)s es war eine Auflösung! es war ein Nichtbestehen der schönsten Ahndung! ein Betrogensein in den schönsten Erwartungen!" (Tellenbach 1983, p. 93.)

"... La desavenencia de Jo[sephine] y de St[ackelberg] – fue una disolución!" fue una inexistencia de la más bella pena! Un ser engañado en las más bellas esperanzas!" (Diario de Therese, 21 de Marzo de 1811, en Tellenbach 1983, p. 93.)

"49 Wir sind nicht mehr vermählt."

"49 "No estamos casados más." (Diario de Josephine, Febrero/Marzo/Abril de 1812, en Tellenbach 1983, p. 108.)"


- VII -

"Mi Mismo Ser"

De las tres cartas escritas por Beethoven a su Eternamente Amada los días 6 y 7 de Julio de 1812, citaremos los textos que se corresponden con otros textos de las 15 cartas escritas por Beethoven a su Eternamente Amada Josephine, entre los años 1804 y 1809, como también algunos textos de cartas de Josephine; y de composiciones de Beethoven, como por ejemplo, el "Lied a la Esperanza", "Yo Pienso en Ti", entre otros. Los textos de las cartas de Beethoven y de Josephine, y de otras Obras de Beethoven, están en color "vino tinto".

"Mi ángel"
[Carta a la "Amada Inmortal", "el 6 de Julio en la mañana", 1812].
(amad[a] J.[osephine]… ángel – de mi corazón – de mi vida.")
[Cartas de Beethoven a Josephine, 219, Viena, final de Abril 1805]; y, [220, Viena, quizá Abril/Mayo 1805].

La Sra. Rita Steblin en "A New Look at Beethoven's Diary and the "Immortal Beloved", publicó un registro con fecha del 5 de Junio o 5 de Julio en un "Diario": "Josephine's Diaries of 1812", cuyas palabras en Alemán con su traducción al Inglés, son las siguientes:

"Sey dir, Sey deiner Welt so viel du kanst ein Engel, so wird sie dir so viel sie kann ein Himmel seyn. [new entry:] 5t Jy Reichthum giebt nicht Verstand. Armuth und Edelsinn wollen wir ausüben."

"([translated literally: Be to yourself, be to your world, as much as you can, an angel, thus [the world] will be to you, as much as it can, a heaven. 5th Jy. Wealth does not give understanding. We wish to practise poverty and noble feelings.) 53" (Rita Steblin, "A New Look at Beethoven's Diary and the "Immortal Beloved".)

[Nota: Los textos en "letra negrita" ("bold type") los hemos resaltado de nuestra parte.]

Josephine habla de procurar ser "un ángel"... y dice que "La riqueza no da entendimiento", y recomienda practicar "la pobreza y los nobles sentimientos."

Beethoven llama a Josephine "Mi ángel" y "ángel – de mi corazón" en la Carta a la "Eternamente Amada" del "6 de Julio en la mañana", 1812], y en su "Testamento" dice Beethoven que "la virtud" es la única que "puede dar felicidad, no el dinero":

"... recomendad la virtud a vuestros hijos, esta sola puede dar felicidad, no el dinero, hablo por experiencia, solo fue la virtud que me sostuvo en el dolor,..." (L.V. Beethoven, en su "Testamento".)

"mi todo"
[Carta a la "Amada Inmortal", "el 6 de Julio en la mañana", 1812].
("Usted Usted mi Todo mi dicha suprema...")
[Carta de Beethoven a Josephine, 214, Viena, primer trimestre 1805].

"mi mismo ser."
[Carta a la "Amada Inmortal", "el 6 de Julio en la mañana", 1812].
("…mi felicidad a través de su amor, oh! amada J., … sólo usted, la totalidad de su Ser")
[Carta de Beethoven a Josephine, 216, [Viena, Marzo/Abril 1805].

"sólo algunas palabras hoy"
[Carta a la "Amada Inmortal", "el 6 de Julio en la mañana", 1812].
("Querida, amada, única J.! – otra vez sólo algunas líneas suyas..."
[Carta de Beethoven a Josephine, 294, Heiglnstadt el 20 de Septiembre 1807].
("Querida, querida J. Hoy sólo puedo escribirle algunas líneas")
[Carta de Beethoven a Josephine, 297, Viena, acaso después del 20 de Septiembre de 1807].

"y por cierto con lápiz (con el tuyo)"
[Carta a la "Amada Inmortal", "el 6 de Julio en la mañana", 1812].

La Sra. "Rita Steblin" en un trabajo publicado en Inglés titulado "A New Look at Beethoven's Diary Entry and the 'Immortal Beloved'…", en el Volumen # 6 de los "Bonner Beethoven Studien", publicado por "Verlag Beethoven-Haus Bonn" en el año 2007, escribe sobre un hallazgo realizado en sus investigaciones científicas, sobre "Registros" en el "Diario" de la Condesa "Josephine Brunsvik", muchos de las cuales fueron escritos por Josephine en "lápiz"…

Se trata de una gran cantidad de documentos hallados en el "Deym estate", "castle at Jindrichuv Hradec", ("Neuhaus"), en la República Checa", en 23 grandes cajas.

Entre los documentos encontrados, la Sra. Rita Steblin, cita y comenta, entre otros, unas notas escritas por Josephine en su "Diario", en "8 June 1812", en donde Josephine escribe, entre otras palabras:

"...- The hand of fate rests ominously on me -..."

["... -La mano del destino pende ominosamente sobre mí" -...]

y se lamenta por las dificultades, sufrimientos y angustias por las que estaba atravesando, implorando la ayuda de Dios. En otro registro de su "Diario", publicado por la Sra. Rita Steblin, leemos que Josephine, rogándole ayuda a Dios, dice que fue a causa de "Stackelberg", (el marido de su segundo matrimonio) que ella se había "arruinado … físicamente", de la poca salud que le había quedado de su primer matrimonio con el Conde Deym:

"On account of Stackelberg I have ruined myself physically..."

En la carta escrita por Luis van Beethoven a su Eternamente Amada el 6 de Julio 1812, Beethoven le dice que le estaba escribiendo a ella "con lápiz":

"Mi ángel, mi todo, mi mismo ser. – sólo algunas palabras hoy, y por cierto con lápiz (con el tuyo)…"

También le dice Beethoven en la carta escrita "En la tarde del lunes 6 de Julio –:"

"Tú sufres tú mi más preciado ser –"

Como puede verse, por los documentos citados, en 1812 Josephine en su "Diario" escribió muchas notas con su "lápiz". Además dejó constancia en su mismo "Diario", que estaba pasando por muchos sufrimientos… Y en Julio de 1812, Beethoven en sus Cartas a la "Eternamente Amada", le dice que le escribía con el "lápiz" de ella, y llamándola "mi más preciado ser", le dice "Tú sufres"…

"… puedes cambiar esto, que tú no seas completamente mía, que yo no sea completamente tuyo"
[Carta a la "Amada Inmortal", "el 6 de Julio en la mañana", 1812].
("Amada bien Amada, – -- J. … lo intento esta noche si la encuentro amada querida, querida, J., si no es así, entonces maldigo a sus parientes con todas las desgracias al cuello –" [Carta de Beethoven a Josephine, 307, Viena, supuestamente 1807].

"si estuvieran nuestros corazones siempre muy cerca el uno del otro, no haría ninguna d.g. el pecho está lleno de muchas cosas para decirte – Ay – Hay momentos en los que siento que el lenguaje no es absolutamente nada. - serénate – permanece mi único fiel tesoro, mi todo, como yo para ti"
[Carta a la "Amada Inmortal", "el 6 de Julio en la mañana", 1812].

"… Por usted – [por Josephine] el único amado [Beethoven] – por qué no hay ninguna lengua que pueda expresar lo que aún por sobre estima – por sobre todo está – lo que todavía podemos nombrar – oh, quién pueda expresarle a Usted, y no sentir, también, cuan tanto sobre Usted querría decir – pues todo, no alcanza a Usted – – sólo con notas – Ay, no soy demasiado orgulloso, si creo que las notas me servirían más que las palabras – Usted Usted mi Todo mi dicha suprema – Ay, no – tampoco con mis notas puedo hacerlo, aunque no sea escaso lo que <la> tu Naturaleza me <ha> regalado con ello, aún esto es demasiado poco para Usted. Sólo en silencio late <oh> pobre corazón – otra cosa no puedes hacer – . Para Usted – siempre para Usted – sólo Usted – eternamente Usted – hasta la muerte sólo Usted – Mi reposo – mi Todo…"
[Carta de Beethoven a Josephine, 214, Viena, primer trimestre 1805].

"Tu fiel ludwig. -"
[Carta a la "Amada Inmortal", "el 6 de Julio en la mañana", 1812].
"Su fiel LBethn"
[Carta de Beethoven a Josephine, 307, Viena, supuestamente 1807].

En la Carta que Luis van Beethoven le escribió a Josephine von Brunswick en el mes de Abril 1805, le dice que ella es su más preciado ser, con otras palabras:

"… lo más querido – que hay para mí en este mundo… la querida amad[a] J.[osephine] – … ella es lo más amado y preciado para mí –…"
[Carta de Beethoven a Josephine, 219, Viena, final de Abril 1805].

"Ay, donde yo estoy, estás tú conmigo, hablo conmigo y contigo, hago que pueda vivir contigo, qué vida!!!! Así!!!! sin ti –"
[Carta a la "Amada Inmortal", "En la tarde del lunes 6 de Julio –"].
"… ya en la cama se agolpan los pensamientos hacia ti mi eternamente Amada…"
[Carta a la "Amada Inmortal", "Buenos días el 7 de Julio –"]

"Para Usted – siempre para Usted – sólo [solamente] Usted – eternamente Usted – hasta la muerte sólo Usted…"
[Carta de Beethoven a Josephine, 214, Viena, primer trimestre 1805].
"… mil voces me susurran, que usted es mi única amiga mi única amada – no puedo guardar más, lo que yo mismo me impongo, oh! querida J. caminemos despreocupados por aquel camino, por el que a menudo éramos tan felices – Mañana o pasado mañana la veré, quiera el cielo regalarme una hora sin interrupciones, en la que esté con usted, para tener la añorada larga conversación, en la que otra vez mi corazón y mi alma <se> puedan encontrar nuevamente a usted –"
[Carta de Beethoven a Josephine, 294, Heiglnstadt el 20 de Septiembre 1807].

"como tú también me amas – más fuertemente te amo yo a ti"
[Carta a la "Amada Inmortal", "En la tarde del lunes 6 de Julio –"]

"Te amo tanto, como tú me amas".
[Lied "Zärtliche Liebe" ("Tierno Amor"), WoO 123, compuesta por Luis van Beethoven en 1795, y publicada en 1803].

"Amada bien Amada, – -- J[osephine]… la amo tanto, como usted no me ama. Su fiel LBethn"
[Carta de Beethoven a Josephine, 307, Viena, supuestamente 1807].

"no te ocultes nunca ante mí"
[Carta a la "Amada Inmortal", "En la tarde del lunes 6 de Julio –"]

"Querida J.[osephine"] puesto que casi tengo que temer, que usted no permite en modo alguno que me encuentre con usted – y no quiero someterme más a las negativas de su servidumbre – por tanto, no puedo hacer otra cosa más, que no ir a su casa – aún Cuando me manifieste su opinión acerca de esto – es realmente eso – que usted no quiere verme más –"
[Carta de Beethoven a Josephine, 295, Viena, probablemente después del 20 de Septiembre 1807].

"… aún cuando esto quizá también suceda más por iniciativa de otros –.."
[Carta de Beethoven a Josephine, 404, Viena, quizás Otoño 1809].

"Ay Dios – tan cerca! tan lejos! no es nuestro amor un verdadero edificio celestial – mas tan firme, como el firmamento. –"
[Carta a la "Amada Inmortal", "En la tarde del lunes 6 de Julio –"]

"¿Quiénes (Mi) son estas (Eleh) que vuelan como una nube y como las palomas a sus ventanas?" (Isaías LX, 8). El Nombre, sin ninguna separación, es decir, Elohim. [...] ¿Qué es este "gran Nombre"? Es el nombre que estaba en el comienzo, el primero de todos, sin el cual no puede haber edificio. El "Mi" nunca será construido sin "Eleh". Por eso, en ese tiempo, la edad Mesiánica, "Mi" y "Eleh" "Volarán como nube" y todo el mundo verá que el Nombre Superior fue restaurado a su perfección;..." (El Zohar).

"… he ganado su corazón, oh! lo sé con certeza, le he dado gran valor, mi actividad aumentará de nuevo, y – aquí le prometo a usted solemnemente, en poco tiempo estará aquí en pie mi dignidad y la suya – oh! déle usted algún valor, para fundar – para aumentar – mi felicidad a través de su amor, oh! amada J., la inclinación al otro sexo no es lo que me atrae hacia usted, no, sólo usted, la totalidad de su Ser con todas sus singularidades – tiene mi respeto – todos mis sentimientos – la totalidad de mi sensibilidad a usted ligada – cuando vine a usted – tenía la firme decisión, de no dejar tampoco germinar en mí ni una chispa de amor, usted me ha superado – si usted quiso? – o no quiso? – esta pregunta podría alguna vez resolverla J. – Ay! Cielo, cuánto me gustaría decirle todo – cómo pienso en usted – qué siento por usted – pero qué débil qué pobre este lenguaje – por lo menos el mío –
Mucho – mucho – tiempo – dure nuestro amor – es tan noble – tan fundado en el mutuo respeto y amistad. – incluso el gran parecido en tantas cosas, en el pensar y sentir – oh! permítame confiar, en que su corazón mucho tiempo – latirá por mí – el mío puede sólo – parar de latir por usted – cuando – ya no lata más – amada J."
[Carta de Beethoven a Josephine, 216, Viena, Marzo/Abril 1805].

"… tú conoces mi fidelidad hacia ti, y nunca otra podrá poseer mi corazón, nunca – nunca – Oh Dios por qué tener que alejarse, de lo que tanto se quiere,"
[Carta a la "Amada Inmortal", "Buenos días el 7 de Julio –"].

"Querida, amada, única J.! – otra vez sólo algunas líneas suyas – me causan gran alegría – cuán a menudo amada J. He luchado conmigo mismo, para no transgredir la prohibición, que yo me impongo – pero es en vano, mil voces me susurran, que usted es mi única amiga mi única amada "
[Carta de Beethoven a Josephine, 294, Heiglnstadt el 20 de Septiembre [1807].

"Tu amor me hace el más feliz y el más infeliz al mismo tiempo"
[Carta a la "Amada Inmortal", "Buenos días el 7 de Julio –"].

"… he ganado su corazón, oh! lo sé con certeza, le he dado gran valor, … – oh! déle usted algún valor, para fundar – para aumentar – mi felicidad a través de su amor, oh! amada J.[osephine], "
[Carta de Beethoven a Josephine, 216, Viena, Marzo/Abril 1805].

"… Ángel… estate tranquila, sólo mediante la contemplación serena de nuestra existencia podemos alcanzar nuestro propósito de vivir juntos – estate tranquila – ámame – hoy – ayer – Qué anhelo con lágrimas por ti – por ti – por ti – mi vida – mi todo – adiós – oh sigue amándome – no ignor[es] nunca el más fiel corazón de tu amado
L.
eternamente tuyo
eternamente mía
eternamente nuestros"
[Carta a la "Amada Inmortal", "Buenos días el 7 de Julio –"].

"¡oh, esperanza!
consuela al que sufre
y haz que un ángel recoja sus lágrimas."
[Beethoven, Lied A la Esperanza" (Opus 32)].

La canción "An die Hoffnung" ("A la Esperanza"), Opus 32, fue dedicada y obsequiada por Beethoven a Josephine von Brunswick, en 1805, después de haber enviudado Josephine de su primer marido el Conde Deym. Y, aproximadamente una década después (1813-1815), Luis van Beethoven vuelve a componerla ("An die Hoffnung", Opus 94)…, (cuando ya Josephine von Brunswick se había separado definitivamente de su segundo marido el barón Stackelberg…), con la adición de una nueva estrofa al principio, uno de cuyos versos dice:


"¡El hombre no debe perder la esperanza!"…,"

"... Usted mi Todo mi dicha suprema – Ay, … Sólo en silencio late <oh> pobre corazón – otra cosa no puedes hacer – . Para Usted – siempre para Usted – sólo Usted – eternamente Usted – hasta la muerte sólo Usted – Mi reposo – mi Todo oh Creador vela por ella – Bendice sus días – antes sobre mí todas las adversidades sólo Usted – Fuerza bendícela consuélala – en la infeliz y sin embargo tan feliz existencia, de los mortales – – si no fuera Usted la que me hubiera encadenado de nuevo a la vida también sin ello sería usted todo para mí–"
[Carta de Beethoven a Josephine, 214, Viena, primer trimestre 1805].

Las 15 Cartas de Amistad y de Amor escritas por Luis van Beethoven a Josephine entre los años 1804-1809, están escritas en un mismo "lenguaje" que las 3 Cartas del mes de Julio de 1812 a la "Eternamente Amada", con la diferencia del término "Usted" en las primeras y del "Tú" en las últimas.

En una carta que Beethoven le escribió a Ferdinand Ries escrita el 8 de Mayo de 1816, lamentando la desgracia de haber encontrado y perdido a una única y sola mujer (Josephine) que quería que hubiera sido su Bien Amada Esposa, le dice:

"... - My best greetings to your wife. Unfortunately I have no wife. I have found only one whom no doubt I shall never possess..."

"Todo lo mejor para su esposa. Desafortunadamente, yo no tengo esposa. Encontré sólo una que sin duda nunca poseeré..."

La salud de Josefina comenzó a entrar en una prolongada fase terminal, alejada de su Único Bien Amado Luis van Beethoven. Mas Él nunca la abandonó...

En el verano de 1820 Luis van Beethoven compuso su última canción (Lied) "Abendlied unterm gestirnten Himmel," WoO 150 ("Evensong under the Starry Sky": "Canción nocturna bajo cielo estrellado").

En aquel mismo año (Febrero de 1820), Beethoven había escrito en uno de sus "Cuadernos de Conversaciones":

"La ley moral en nuestro interior, y el cielo estrellado sobre nosotros. ¡¡¡Kant!!!" (Luis van Beethoven, "2 de Febrero de 1820 [Día de la Candelaria], Cuaderno de Conversación 7".)

Sus últimas Sonatas: "Opus 110", y "Opus 111" (la Sonata del Adiós al Piano)... fueron creadas por Luis van Beethoven (1821-22), para su Única y Eternamente Amada Josephine... "entendidas por muchos musicologistas ser claramente como réquiems con discernibles reminiscencias al 'Tema de Josephine', el Andante favori..."

Josephine, la Única Eternamente Amada de Luis van Beethoven es al mismo tiempo la Que está cerca y Quien está lejos:

"... Ay Dios – tan cerca! tan lejos! no es nuestro amor un verdadero edificio celestial – mas tan firme, como el firmamento. –"

- VIII -

"Mi Ángel"

("Margarita" en Fausto - "Beatriz" en Dante - "Rajel" en Jacob - "Josephine" en Beethoven)

Luis van Beethoven es "Bacchus encarnado", como lo dijo Beethoven de Él mismo: "Yo Soy Bacchus encarnado..." Y Bacchus es Jacob-Israel, como vimos en nuestros estudios: "Beethoven-Bacchus".

Por medio de la Música y de las Palabras de Luis van Beethoven se expresan, por lo tanto, las Palabras de Jacob que son "La Voz de la Toráh", como así lo explica el Zohar: "La voz de Jacob, que es la Toráh, se liga así a dos Hembras, a la voz interior [Leáh] que es inaudible, y a la voz exterior [Rajel] que se oye."

Estas "Dos Hembras": Leáh (Quien es la que está "tan lejos") y Rajel (Que es la que está "tan cerca") son las "Dos Esposas" de Jacob-Israel, formando Una Única Unidad por medio del Mutuo y Tierno Amor: "un verdadero edificio celestial – mas tan firme, como el firmamento. –"

En el Drama Crístico de Beethoven, la que está "tan cerca" es representada por Josephine en la Tierra (Rajel), y la que está "tan lejos" es representada por el Alma de Josephine en el Cielo (Leáh), que no se corresponde con ninguna otra mujer, porque el Alma de "Josephine Josephine" es Rajel y es Leáh, integradas en Una Única Unidad, en un Edificio Firme y Celestial, la Única y Eternamente Amada de Luis van Beethoven que es Bacchus encarnado o Jacob-Israel.

En la Carta que Beethoven le escribió a Josephine en el "primer trimestre 1805", la llama dos veces "Usted": "Usted Usted mi Todo mi dicha suprema...", palabras que equivalen a: "Josephine Josephine mi todo mi dicha suprema..."

El Amor de Beethoven y Josephine es un "verdadero edificio celestial... firme, como el firmamento": "un edificio maravilloso" que surgía de en medio de Su Pensamiento... porque Rajel y Leáh son el Templo "Terrenal" y el Templo "Celestial" de Jacob-Israel.

En El Zohar el "Edificio" Celestial es llamado también "un edificio firme" (El Zohar, Volumen I, "Introducción") , y está formado por las dos Palabras del Nombre Sagrado Elohim: "Mi" que es "Leáh", y "EleH" que es "Rajel" integrada en "Leáh".

"... Cuando el más Misterioso quiso revelarse a sí mismo, primero produjo un punto singular que fue trasmutado en un pensamiento, y en éste ejecutó innumerables diseños y grabó innumerables grabados. Luego grabó en la sagrada y mística lámpara un dibujo místico y más santo que fue un edificio maravilloso que surgía de en medio del pensamiento. Este es llamado MI, y fue el comienzo del edificio, existente y no existente, hondamente sepultado, incognoscible por el nombre. Solamente fue llamado MI (¿quién?). Deseó volverse manifiesto y ser llamado por el nombre, y entonces se vistió en una vestidura refulgente y precisa y creó EleH ("éstos") y EleH adquirió un nombre. Las letras de las dos palabras se entremezclaron formando el nombre completo ELOHIM ("Dios")." (El Zohar).

En las 3 cartas que Luis van Beethoven Le escribió a Su Eternamente Amada, la identidad de Su Destinataria fue, por Beethoven "hondamente" ocultada e "incognoscible por el nombre...". Mas en el principio de Su Carta "Solamente fue" llamada: "Mi ángel"...

"R. Judá dijo: Había dos casas, la primera casa y la segunda casa, una más alta y una más baja. Hay dos Hés, una más alta [Leáh] y una más baja [Rajel]; pero, todas forman una sola. La Beth más alta abre las puertas a cada lado, y cuando se combina con reschit forma el "comienzo" [Bereschit] en la lista de las partes componentes del edificio."

"Y del tiempo futuro está escrito "El Señor es el que edifica Jérusalem", Él, y no otro. Este es el edificio [celestial] que estamos esperando, no una estructura humana que no puede resistir. El Santo, Bendito Sea, nos enviará juntas la primera Casa [Leáh] y la segunda Casa [Rajel], la primera ocultamente y la segunda abiertamente. La segunda será revelada para mostrar a todo el mundo la obra del Santo, Bendito Sea, en perfecto gozo y alegría. La primera que estará oculta, ascenderá alto por encima de la revelada, y todo el mundo verá las nubes de gloria rodeando a la revelada y envolviendo a la primera que asciende a la altura de los cielos gloriosos. Ese es el edificio que esperamos. Aun la futura ciudad de Jerusalem no será la obra de manos humanas, y más aún será así con el Templo, habitación de Dios. Esta obra hubo de haberse completado cuando Israel primero salió de Egipto, pero ha sido diferida hasta los días postreros en la última liberación."

Las palabras de Bacchus Beethoven o Jacob Beethoven: "... Ay Dios [Elohim] – tan cerca! tan lejos! no es nuestro amor un verdadero edificio celestial – mas tan firme, como el firmamento. –", se refieren a la construcción por el Amor entre un Hombre (Luis van Beethoven) y una Mujer (Josephine) del "verdadero edificio celestial... [Leáh y Rajel] tan firme como el firmamento".

"... el firmamento, es una gloria esplendente, una visión de todas las visiones, que se asemeja a la oculta, la Schejináh,..." (El Zohar).

"Los cielos declaran la gloria de Dios, y el firmamento manifiesta la obra de Sus manos". (Salmos XIX, 2).

Las palabras de Luis van Beethoven dirigidas a la Eternamente Amada "Mi Ángel" tienen su correspondencia en las palabras que Fausto (en el "Fausto de Goethe") le dirige a Su Eternamente Amada "Margarita": "Mi Ángel":

"FAUST [to Margarit].
My angel, often what doth pass for sense
Is self-conceit and narrowness.
MARGARET. [to Faust]
How so?"
("Faust", Translated by Anna Swanwick, in "Dramatic Works of Goethe...", 1875.)

"FAUSTO [a Margarita].
Mi ángel, con frecuencia
lo que se tiene por juicioso
Es engreimiento y estrechez.
MARGARITA. [a Fausto]
¿Cómo es posible?
("Faust", traducido por Anna Swanwick, en "Dramatic Works of Goethe...", 1875)

La Bien Amada Margarita de Fausto realiza una misión semejante a la Bien Amada Beatriz de Dante.

En la Divina Comedia de Dante, Rajel representa a Beatriz y Leáh representa a Matelda.

El "Ángel" o Margarita que Fausto llama "Mi Ángel" es equivalente en sus significados esotéricos a la Bien Amada Beatriz de Dante, a la Bien Amada Rajel de Jacob, y a la Bien Amada Josefina de Beethoven.

Víspera del Shabbath del Día Viernes
8 de Julio del Año 2011

- Nueva revisión realizada con la Ayuda de Dios los días
19-20-21 de Septiembre del año 2013 -

Amamos a todos los Seres, a toda la Humanidad. Cada Ser Humano es también la Humanidad.

"¡Que todos los Seres sean Felices!"
"¡Que todos los Seres sean Dichosos!"
"¡Que todos los Seres sean en Paz!"

De todo Corazón
para toda la Pobre Humanidad Doliente
Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del
V.M. THOTH-MOISÉS

Índex - Gnosis - La Voz del Águila-
Guía Práctica del Estudiante Gnóstico
-
El Rescate en las Astronaves Extraterrestres