LA AMADA INMORTAL
LA ETERNAMENTE AMADA

"Exploración Mística...
de Ideas Arquetípicas Inefables..."

"... recomendad la virtud a vuestros hijos, esta sola puede dar felicidad, no el dinero, hablo por experiencia, solo fue la virtud que me sostuvo en el dolor,..." (L.V. Beethoven, en su Testamento.)

"Tú haces sobre mí la impresión de un hombre que tiene varias cabezas, varios corazones y varias almas", dijo el compositor Austriaco Joseph Haydn, cuando, en una ocasión, Beethoven le pidió que lo describiera a él mismo y a su obra.

"Y dijo YHVH Dios: No es bueno que el hombre esté solo; haréle ayuda idónea para él." (Génesis, 2:18).

"El Amor es la mejor Religión asequible."
(Venerable Maestro Samael Aun Weor).

"... así comprenderemos que bajo el "Alles Vergängliche ist nur ein Gleichniss" ("Todo lo transitorio es sólo un símbolo") anida el espíritu del arte plástico, al que Goethe por largo tiempo y ardientemente había tomado por modelo, mientras que bajo el "Das ewig Weibliche zieht uns hinan" ("Lo Femenino-Eterno nos arrastra hacia lo alto") lo hace el espíritu de la música, que ascendiendo desde la más profunda conciencia del poeta guía sus pasos por el camino de la redención 25."

"25. Los comentarios de Wagner versan sobre las palabras pronunciadas por el Chorus mysticus al final de la segunda parte del Fausto de Goethe:"

"Todo lo perecedero
es sólo un símbolo.
Lo insuficiente
ha devenido aquí acontecimiento.
Lo indescriptible
ha tenido lugar aquí.
Lo Femenino-Eterno
nos arrastra hacia lo alto."
(Del trabajo titulado "Beethoven",
escrito por Richard Wagner.)

Introducción

Citemos ahora los textos de una carta de Ludwig Van Beethoven (Luis de Beethoven), hallada con su testamento que dejó al morir. Es la Carta a "Lo Femenino-Eterno" que "nos arrastra hacia lo alto", y a su "Amada Inmortal" en particular; la Carta a la "Eternamente Amada", a la Amada Espiritual, a su Ángel, a otra parte de su propio Ser... La Musa que inspiró el genio musical del Músico-Poeta, del Iniciado y Maestro Beethoven.

"La Carta" de L.v. Beethoven a la "Eternamente Amada",
a la "Amada Inmortal"

"Página 1"

"6 de Julio
En la mañana-
Mi ángel, mi todo
mi mismo ser
— solo unas pocas
palabras hoy, y en efecto con lápiz
(con el tuyo)
recién mañana se va a decidir definitivamente sobre mis alojamientos,
qué inútil desperdicio
de tiempo — por qué
este profundo dolor, cuando
habla la necesidad —
Puede nuestro amor existir, sino
a través del sacrificio —
de no pedir todo del otro,
Puedes cambiar el hecho, de que tú
no seas completamente mía, yo no
completamente tuyo — Oh Dios
,"

"Página 2"

"mira en la hermosa naturaleza
y consuela tu ánimo
acerca de lo que debe ser — el amor
lo pide todo y completamente
y con razón,
así es para mí contigo, para ti
conmigo
— solo que olvidas
tan fácilmente, que yo debo vivir para mí y
para ti, si estuviéramos
completamente unidos, tú
sentirías este dolor
tan poco como yo —"

"mi viaje fue aterrador.
Llegué aquí recién a las 4
de ayer a la mañana.
Como faltaban caballos,
el cochero eligió otra
ruta, pero qué"

"Página 3"

"horrible camino, en la penúltima
posta me advirtieron
acerca de viajar de noche,
tratando de asustarme de un bosque,
pero esto sólo
me pareció un desafío — y yo estuve
equivocado, el carruaje tenia
que romperse
en tal terrible ruta,
una ruta de lodo sin fondo
(tachado: y el) sin 2 postil-
lones como tenía, hubiera quedado
atascado en el camino.
A propósito — Esterhazy, en la
ruta de costumbre,
tuvo el mismo destino
con 8 caballos, que yo con
cuatro. — de todos modos tuve
alguna satisfacción,"

"Página 4"

"como siempre, cuando supero
con fortuna algo – ahora rápidamente
al interior desde el exterior
probablemente nos veremos pronto,
hoy todavía no puedo
transmitirte los pensamientos
que tuve durante estos
pocos días acerca de mi
vida — si estuvieran
nuestros corazones siempre juntos y
unidos, yo por supuesto, no tendría nada que decir.
Mi corazón esta lleno de tanto
para decirte – Ay
— Hay
todavía momentos cuando encuentro
que la palabra no es nada
en absoluto — alégrate —
permanece mi fiel y único
tesoro, mi todo, como yo para ti
el resto los dioses deben
enviarlo, lo que deba
ser para nosotros — tu fiel
ludwig
—"

"Página 5"

"Lunes a la tarde, el 6 de Julio -
Estás sufriendo, mi queridísima
criatura
— recién ahora me doy cuenta
que las cartas deben ser despachadas
muy temprano en la mañana.
Lunes — Jueves —
los únicos días en los cuales
el correo va de aquí
hasta K — estás sufriendo – Ay, dónde sea
que estoy, tú estás conmigo,
contigo y conmigo
voy a arreglar
para que pueda vivir yo contigo,
¡¡¡¡qué vida!!!! ¡¡¡¡Así!!!!
sin ti — Perseguido por
La amabilidad de la gente aquí
y allí, que ni quiero
merecer ni merezco — la humildad
del hombre hacia
el hombre — me lastima
y cuando me veo a mí mismo"

"Página 6"

"en el marco
del universo,
qué soy yo y qué es
Él — a Quien uno
llama el Más Grande —
y aun así — aquí está
otra vez la chispa divina
en el hombre

lloro cuando pienso
que probablemente
no recibas las primeras
noticias de mí hasta
el sábado — por mucho que tú
me ames — yo te amo
hasta más profundamente
pero —
nunca te escondas de"

"Página 7"

"mí — Buenas noches — como
estoy tomando los baños debo irme a
dormir (tachado: o ir con)
(tachado: ir a)
Ay, DIOS, ¡tan cerca! ¡tan lejos! no es
acaso nuestro amor un verdadero
edificio celestial —
pero también firme, como
el firmamento
—"

"Buenos días el 7 de Julio -
mientras estoy aún en la cama mis pensamientos
se lanzan a sí mismos hacia ti, mi
amada inmortal
,
de a ratos alegres y
entonces otra vez tristes.
Esperar del destino
si este nos otorgará una resolución favorable —
Puedo vivir ya sea
totalmente contigo o de ningún modo"

"Página 8"

"Si he resuelto
vagar sin rumbo
en la lejanía, hasta que
pueda volar a tus brazos
y pueda llamarme
enteramente en casa contigo,
y pueda enviar mi alma
abrazada por ti
al reino del espíritu

— si, infortunadamente así debe ser — tú
te dominarás aun más
al conocer mi fidelidad
a ti, nunca puede otra
poseer mi corazón,
nunca — nunca – OH DIOS, por qué
tener que separarse,
de lo que se ama tanto
, y así mi
vida en V (Viena) como es ahora es una
vida miserable — Tu
amor me hace el hombre más feliz
y el más infeliz
al mismo tiempo
— a mi edad debería
tener cierta estable
regularidad en mi vida — ¿puede"

"Página 9"

"eso existir en nuestra
relación? — Ángel, ahora mismo
me entero de que el correo
va todos los días
y por lo tanto
debo sellar, de modo que tu
recibirás la C (carta) inmediatamente —
permanece calma, solo a través
de la tranquila contemplación de nuestra
existencia podremos
alcanzar nuestro objetivo
de vivir juntos —
sé paciente — ámame —
hoy — ayer —
Qué doloroso anhelo de ti —
de ti — de ti —
tú — tú, mi
"

"Página 10"

"amor — mi
todo — adiós —
oh, continúa
amándome — nunca
juzgues mal al más fiel
corazón de tu
amado
"

"L"

"eternamente tuyo"
"eternamente mía"
"eternamente nuestros"

 

"... la chispa divina en el hombre..."

El Gran Maestro y Guardián del Templo de la Música, Ludwig Van Beethoven, llama a su "Eternamente Amada", a su "Amada Inmortal": "Mi ángel, mi todo mi mismo ser...", identificando en Ella, a una parte de su propio Ser interior, divinal, celestial; su "Ángel", que lo acompaña en el difícil y doloroso Camino Iniciático, el Camino Esotérico de "Las Nueve Sinfonías", cuyas luchas, sinsabores, peligros y duras pruebas, son, como dice el Músico-Poeta: "mi viaje fue aterrador. Llegué aquí recién a las 4 de ayer a la mañana. Como faltaban caballos, el cochero eligió otra ruta, pero qué horrible camino, en la penúltima posta me advirtieron acerca de viajar de noche, tratando de asustarme de un bosque [*], pero esto sólo me pareció un desafío."

"3:7 He aquí es la litera de Salomón: Sesenta valientes la rodean, De los fuertes de Israel.
3:8 Todos ellos tienen espadas, diestros en la guerra; Cada uno su espada sobre su muslo, Por los temores de la noche.
3:9 El rey Salomón se hizo una carroza De madera del Líbano.
3:10 Sus columnas hizo de plata, Su respaldo de oro, su cielo de grana, Su interior enlosado de amor, Por las doncellas de Jerusalem.
3:11 Salid, oh doncellas de Sión, y ved al rey Salomón Con la corona con que le coronó su madre el día de su desposorio, Y el día del gozo de su corazón..." "... Hasta que apunte el día y huyan las sombras, Iréme al monte de la mirra, Y al collado del incienso." (Cantar de los Cantares, 3:7-11; 4:6).

[*] El "bosque", es el Camino Directo, lleno de peligros...

Como asimismo, semejantemente le dice el Músico-Poeta a su Amada Inmortal: "si estuvieran nuestros corazones siempre juntos y unidos, yo por supuesto, no tendría nada que decir..."

Beethoven, cuando Frederick William de Prusia, le envió de obsequio un anillo, dijo: "Yo también soy un rey."

L. v. Beethoven, el Músico-Poeta va en busca de su Amada Inmortal "al interior desde el exterior", y, no obstante escribirlo en palabras, halla que las palabras no alcanzan a expresar todo lo que hay en su alma, en su corazón, pues sabe que para decir lo que es el amor que siente por su Eternamente Amada: "la palabra no es nada en absoluto — alégrate — permanece mi fiel y único tesoro, mi todo, como yo para ti el resto los dioses deben enviarlo, lo que deba ser para nosotros — tu fiel ludwig —"

Mas, Su Presencia es su consuelo, su fuerza y su fe, que le hace exclamar y decir: "Ay, donde sea que estoy, tú estás conmigo,..."

Este Amor Sublime de "Lo Femenino-Eterno", lo sostiene y lo ayuda a sí mismo a encontrarse y a conocerse, como lo dice: "y cuando me veo a mí mismo en el marco del universo, qué soy yo y qué es Él — a Quién uno llama el Más Grande — y aun así — aquí está otra vez la chispa divina en el hombre —"

La "Eternamente Amada", la "Amada Inmortal", está "tan cerca" y a la vez, está "tan lejos", porque es una lejanía que acerca y une sus almas y sus corazones, y a la vez edifica el "edificio celestial", "firme, como el firmamento": "Ay, DIOS, ¡tan cerca! ¡tan lejos! no es acaso nuestro amor un verdadero edificio celestial — pero también firme, como el firmamento —"

"tan cerca" es Ella en la Tierra... "tan lejos"... es Ella en el Cielo... Y ambas, y que son una, son la: "... amada inmortal,..."

Mas llegará un día en que después de andar "en la lejanía", volando con alas de Serafín remontando las cimas más elevadas, vuelva junto a los brazos de su "Amada Inmortal", para elevarse unidos, como Amor y Psiqué, al más puro y elevado reino del espíritu: "Si he resuelto vagar sin rumbo en la lejanía, hasta que pueda volar a tus brazos y pueda llamarme enteramente en casa contigo, y pueda enviar mi alma abrazada por ti al reino del espíritu...", donde, en la plenitud inefable del pleroma, seré "siempre tuyo" y tú serás "siempre mía", y todo nuestro amor, en unidad, será, eternamente: "siempre nuestro"...

Y en la "carta" que Ella, la Amada Inmortal, le hubiera respondido, Ella le diría, correspondiéndole: "Yo soy de mi amado, y mi amado es mío: El apacienta entre los lirios." (Cantar de los Cantares, 6: 3).

El Divino y a la vez Humano L.V. Beethoven, le dice a su Ángel, a su Amada Inmortal que debe "sellar" la carta que Ella recibirá "inmediatamente"... no obstante haberla conservado durante todo el resto de su existencia... Mas, Beethoven, el Maestro y Músico Iniciado, sabe que llegará el día en que sus dos almas estarán unidas por siempre y para siempre, y hablándole a su Amada Espiritual, le dice: "... permanece calma, solo a través de la tranquila contemplación de nuestra existencia podremos alcanzar nuestro objetivo de vivir juntos — sé paciente — ámame — hoy — ayer — Qué doloroso anhelo de ti — de ti — de ti — tú — tú, mi" "amor — mi todo — adiós — oh, continúa amándome — nunca juzgues mal al más fiel corazón de tu amado".

Beethoven: Guardián del Templo de la Música de las Esferas

"Beethoven, aquel gran músico, en el Mundo Causal está siempre a las puertas del Templo." Así nos lo enseña nuestro Venerable Maestro Samael Aun Weor.

"El Mundo de Tiphéreth es el Mundo de la Voluntad. EN ESE MUNDO SÓLO SE HACE LA VOLUNTAD DEL PADRE, ASÍ EN LOS CIELOS COMO EN LA TIERRA. Es un Mundo que está más allá de la Mente, es de un color azul eléctrico intenso, existen muchos otros colores, pero el fundamental es el azul. En ese Mundo de las Causas Naturales se encuentra uno a muchos Bodhisattvas que trabajan bajo la dirección de su Real Ser. En ese mundo prima la música, el sonido. Todo el que llega a la 5ª Iniciación del Fuego se hace Adepto y tiene permitida la entrada al Mundo de la Música. Ahí se encuentra el TEMPLO DE LA MÚSICA DE LAS ESFERAS. Uno de los Guardianes de dicho Templo es un Gran Maestro que cuando vivió en el Mundo Físico se llamó Beethoven. Es un Gran Iniciado; sus nueve sinfonías son maravillosas. Todo el que llega a esa Región tiene que aprender las nociones fundamentales de la Música porque es el Verbo. En esa sublime Región se oye la Música de las Esferas que se basa en los Tres Compases del Mahavan y del Chotavan que mantienen al Universo en su ritmo, y su marcha es perfecta, no puede haber error en esa música. En la Región de Tiphéreth está el Paño de la Verónica que significa "Voluntad Cristo", que hay que hacer la voluntad del Padre."

"La música de Beethoven, muy especialmente resulta extraordinaria para hacer vibrar intensivamente al centro emocional superior."

"En ella encuentra el gnóstico sincero un inmenso campo de exploración mística, porque no es música de forma sino de ideas arquetípicas inefables; cada nota tiene su significado; cada silencio una emoción superior."

"Beethoven, al sentir tan cruelmente los rigores y pruebas de la "Noche espiritual", en vez de fracasar como muchos aspirantes, fue abriendo los ojos de su intuición al súper naturalismo misterioso, a la parte espiritual de la naturaleza, a esa región donde viven los Reyes angélicos de ésta Gran Creación Universal: Tláloc, Huehueteotl, etc., etc."

"Ved al "músico-filósofo" a lo largo de su existencia ejemplar. Sobre su mesa de trabajo tiene constantemente a la vista a su Divina Madre Kundalini, la inefable NEITH, la TONANTZÍN de ANAHUAC, la suprema Isis egipcia."

"Se nos ha dicho que el citado gran Maestro había puesto al pie de aquella figura adorable una inscripción, de puño y letra del mismo, que misteriosa reza:"

"Yo soy la que ha sido, es y será, y ningún mortal ha levantado mi velo".

"El progreso íntimo revolucionario se hace imposible sin el auxilio inmediato de nuestra Divina Madre Tonantzín."

"Todo hijo agradecido debe amar a su Madre; Beethoven amaba entrañablemente a la suya."

"En el mundo de las causas naturales comprendí la necesidad de aprender a obedecer al Padre así en la Tierra como en los cielos. Ingresar al templo de la música de las esferas en esa región cósmica, ciertamente fue una de mis mayores dichas. En el umbral de ese templo, el Guardián me enseñó uno de los secretos saludos de la Fraternidad Oculta. El rostro de aquel Guardián parecía un relámpago; cuando ese hombre vivió en el mundo se llamó BEETHOVEN." (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor).

En el Oratorio "Cristo en el Monte de los Olivos, Opus 85", de Beethoven, y del cual el propio Beethoven escribió el 13 de septiembre de 1811: "Conviene hacer notar que este oratorio es la primera y más reciente de mis obras en este género, escrita en catorce días en medio del tumulto y de todas las contrariedades y angustias posibles,...", el Serafín cantándole a Jesús en el Monte de los Olivos, le transmite las Palabras de Dios, entre las cuales, las siguientes:

"No será consumado
El Sagrado Misterio de la expiación
Mientras el linaje humano esté privado
y separado de la vida eterna."

[...]

"Temblando, Yo veo al Salvador
envuelto en la angustia de la muerte.
Me estremezco cuando siento soplar cerca de mí
la visión de la muerte que Él siente."

Al final, el Cristo Triunfante, después de haber pasado triunfalmente por la Muerte y la Resurrección en "La Pasión de Beethoven", dice, cantando:

"Mi tormento pronto ha desaparecido La obra de la Redención está consumada;
El poder del infierno está casi por completo
conquistado y derrotado."

Y un coro de ángeles, responde cantando:

"Todos los mundos canten gracias y honor
al Salvador, al Hijo de Dios.
Alabadle, coros de ángeles,
con ruido y santo júbilo."

Un encuentro con
"Eros" el Dios del Amor

El Dios del Amor es el Amor de Dios, pues Dios es Amor, encarnado en la más bella y celestial criatura: Eros, el niño del Amor, el divino Daimón, Venus-Lucifer que significa "Portador de Luz", "la estrella resplandeciente y de la mañana"... Eros hijo de Hermes y Afrodita. Eros, el Dios del Amor. Es el niño del Amor sublime, casto, fiel, puro.

En la verde Umbría, y en las cimas del Monte Subasio, en Asís, en medio de la tormenta, con mi esposa y con nuestro niño, dormía...

Alrededor, la tempestad rugía... Rayos, relámpagos y truenos, cual Sinfonía poderosa de la naturaleza, majestuosamente se imponían...

De pronto, y fuera de mi cuerpo físico, en mi Cuerpo Astral, fui llevado a un recinto Sagrado de algún lugar misterioso del Monte Subasio, ante un Señor de noble semblanza, el cual me dice con enérgica voz: "¡Ponte frente a la pared, sin mirarme, y espera la orden de volver a mirarme!"...

Instantes después, escucho nuevamente su voz que retumbaba potente y poderosa, diciéndome: "¡Ahora puedes mirarme!"...

Con asombro y gran temor, veo frente a mí a... ¡Lucifer!... A mi propio Lucifer interior, particular...

El ambiente estaba cargado con la poderosa electricidad de la Luz Astral que hacía temblar... y estremecer todo mi cuerpo...

Escucho luego que Lucifer, me habla, y me dice con su potente voz de trueno: "¡Mírame fijamente, debes temerme y dejarte vencer por mi mirada!"...

Con mi voz entrecortada -pues apenas sí podía hablar, porque mi cuerpo se estremecía, lleno de temblor, completamente, por la electricidad que lo recorría-, alcancé a decirle, mientras lo seguía mirando fijamente: "¡Sí tengo miedo, pero te seguiré mirando, y no podrás vencerme!"...

Se sucedieron luego, unos terribles instantes, que pudieron haber sido eternidades...

Frente a mí seguía estando Lucifer que poderosamente me miraba y hacía mi cuerpo completamente temblar con su poderosa electricidad... Pero seguía mirándolo fijamente, sin bajar la mirada...

Al fin, comencé a sentir que la electricidad ya no me hacía temblar... y un calor muy agradable recorría todo mi cuerpo...

Entonces, Lucifer, sonriendo, y con mucha amabilidad, se me acercó, y me felicita por haber vencido aquella lucha terrible que amenazaba con su potente electricidad hacer explotar, como roca que vuela en mil pedazos, mi cuerpo Astral...

En instantes, volví a la cima del Monte Subasio...

La tempestad continuaba en medio del fragor de su Sinfonía poderosa... pero disminuyendo gradualmente...

Entonces, veo con alegría que Lucifer se transforma en un niño muy hermoso... pequeño...

Su piel era sonrosada... Sus cabellos de oro, le caían en bucles sobre sus hombros... Sus ojos azules tenían el brillo del Lucero de la Mañana...

Tenía unas hermosísimas y pequeñas alas completamente Blancas...

Sobre su espalda, llevaba un hermoso y pequeño carcaj, cargado de flechas de oro...

En sus manos sostenía un hermoso y pequeño Arco de Oro...

Tomó una de sus pequeñas flechas y me la lanzó con su arco...

Al ver venir la flecha hacia mí, y al levantar mi mano derecha, la flecha atravesó mi mano...

El Niño del Amor, entonces, volando frente a mí, y al tiempo que luego se alejaba, me dijo:

"!Nos volveremos a ver, nos volveremos a encontrar!"...

Después regresé a mi cuerpo físico, que reposaba al lado de mi amada esposa, y con nuestro pequeño niño, sobre la cima del Monte Subasio, en una tienda o carpa que habíamos colocado allí aquella noche...

Muchos años pasaron desde entonces...

Fue en una miliunanochesca noche azul, bajo la luz ardiente de Venus-Lucifer, la Estrella Resplandeciente y de la Mañana, que el Niño del Amor, Moisés-Tiphéreth, Venus-Lucifer, nació en mi Corazón...

Él Es, en un aspecto, o desdoblamiento, el "hijo del Hijo", el Amor, Eros, Anael, Uriel, Moisés-Tiphéreth, Venus-Lucifer...

Él Nace entre los Encantos del Amor del "Viernes Santo", esotéricamente hablando...

Él Es el niño Divino que nace en el corazón del Hombre Verdadero que ha escogido el Camino Directo, en la Iniciación Venusta en la Primera Montaña... Y que renace como el niño de Oro, en la calificación de esta misma Iniciación Venusta en la Segunda Montaña... Y en la Tercera Montaña, ya resurrecto, es el Cristo-Luz...

He tenido también la inmensa dicha y la indescriptible alegría de encontrarme varias veces, conscientemente en el Mundo Astral, con Eros, el Niño del Amor...

Embriagado de inmenso Amor lo he podido cargar en mis brazos, acercarlo a mi pecho y sentir su Infinita Ternura...

Reencuentros con mi
"Amada Inmortal"

Conscientemente, en los Mundos Superiores, tuve la dicha de reencontrarme con mi Bien Amada, con mi Alma Divina, con mi Esposa Celestial, la "Eternamente Amada", la "Amada Inmortal"... Estaba hermosa y radiante, bella y casta... Su sonrisa angelical y su dulce y tierna mirada, me envolvieron en un sentimiento de embriagantes y voluptuosas delicias... Nuestros labios se tocaron suavemente... y con pureza y castidad se encendió en nuestros corazones la llamarada del Amor Ardiente y Puro...

***

En otra noche estrellada y azul, me desdoblé conscientemente en Cuerpo Astral... llegué a las playas de un gran océano de hermosas aguas muy azules y de altas olas...

Feliz me lancé a nadar y sin ningún temor mar adentro...

Ya flotando sobre las olas o sumergiéndome dentro del agua, respiraba normalmente...

Cada vez me adentraba más y más en alta mar...

De pronto dije: "¡Ondinas y Nereidas, venid hacia mí!"

Y así, con mucha serenidad y alegría flotaba al vaivén de las olas o me sumergía feliz como un pez dentro del inmenso océano...

Mas no me olvidé en aquellos momentos de mi Padre Interno, Espiritual, ni de mi Madrecita Divina y dije con toda mi Alma y mi Corazón: ¡Padre Mío..., Madre Mía..., ayudadme, ayudadme, ayudadme, ven a mí...!

Y entonces con gran sorpresa y alegría veo que llega hasta mí el Venerable Anciano montado en Su Carro Marino, con Su Corona de Oro en Su Cabeza Real, Su gran Tridente en Su poderosa diestra y siendo llevado Su Carruaje sobre las olas por hermosos delfines y briosos corceles marinos...

Se acercó a mí el Venerable Anciano y como un Padre muy amoroso me recogió del mar, me cargó en su regazo y me llevó flotando por el ancho mar...

También invoqué a mi Madrecita Divina, diciéndole: ¡Madre Mía, Madre Mía, Madre Mía, ven a mí!

Entonces, sentí que alguien me llevaba flotando sobre las olas, y al mirar, ví que era una hermosísima Madona, de piel blanquísima y pura, de cabellos de oro, brillantes, abundantes y largos, de ojos grandes, bellísimos de color verde esmeralda, preciosísimos... Me miraba complacida y con una sonrisa muy tierna y bonita, que descubrían las preciosas perlas de su boca inmaculada...

Aparecía Ella semejante en todo, a la hermosísima Diosa Venus-Afrodita, la Virgen-Madre de Su hijo Eros, el Dios del Amor, nacida, como se dice poéticamente"de la espuma del Mar"...

Estrechándome amorosamente entre su pecho maternal, mirándome con sus ojos verde-mar, cristalinos, brillantes y profundos... y con la sonrisa esplendorosa y radiante de una Virgen Celestial, me dijo con Su verbo de Oro:

"¡Soy Tu Madre Divina Minerva!"

¿Eres mi Madre Divina Minerva?, le pregunté extasiado, al escuchar pronunciar Su Nombre Sagrado...

Y la Adorable me dijo: "¡Sí hijo mío, Soy Tu Madre Divina Minerva!"

Y así, estrechándome Ella entre Su Virginal pecho, me llevaba flotando sobre la espuma y las olas del mar...

Algunos instantes después la volví a mirar, pero era mucho más joven...

En verdad, era otra beldad, y no sabría decir que Una es más Bella que Otra, porque ambas eran y son igualmente Bellas.

Por el arrobamiento y la emoción no pude percatarme de que ahora era llevado sobre las olas, por otra Divina Beldad...

¿Cómo podré describirla? Sólo puedo decir que las más bellas concepciones artísticas que nos han sido legadas, sea por la pintura, la escultura y la poesía de la Amada Novia y Esposa Divinal, de la "Amada Inmortal", de la "Eternamente Amada", se le asemejan, mas nunca la igualan ni la superan...

Era de apariencia, semejante en todo a una Preciosa Virgen y Diosa del Celestial Olimpo...

Sus dos luceros verdes y brillantes me miraban con relampagueantes y enamorados destellos, y con su sonrisa que tenía todo el encanto, la belleza y la gracia del Eterno Femenino y de la Novia y Amada Celestial, hablándome con una voz dulce que de Amor estremeció hasta lo más profundo de mi Ser, me dijo:

"¡Soy Tu Bien Amada, tu Alma Divina, Espiritual!"

Y abrazándome y cubriéndome en Su Aura Pura y Celestial, y embriagados ambos con el néctar del Amor Divinal, arrullados y mecidos por la espuma del mar, así nos fuimos por aquel Misterioso Océano, que además de lecho, era también nuestro Lar...

¡Oh, Amada Mía, Hermana Mía, Esposa Adorable, Mi Amor...!

Hoy, en esta noche, sintiéndote a la vez "tan cerca" y "tan lejos", evoco tu Virginal recuerdo, el cual es como un precioso bálsamo que calma las profundas heridas en mi corazón, en este "Exilio" en el "Desierto" y en mi soledad de "Ermitaño", en los que el Destino me ha querido colocar...

Mas "en la lejanía", Tú estás en mí, y yo estoy en Ti... Porque "..., donde sea que estoy, tú estás conmigo,..." "Mi ángel, mi todo mi mismo ser..." Soy "siempre tuyo", y Tú eres y serás "siempre mía", y nuestro Amor es, y será "siempre nuestro"... Mi "Amada Inmortal", mi "Eternamente Amada"...

Os enseño en las Estrellas a los Ojos de mi Amada... Y en el Sol resplandeciente, el fulgor de Su mirada...

Su silueta está formada por el aire que acaricia... Y el aroma de las flores es Su aura inmaculada...

"¡Oh, Devi KUNDALINI! Tú eres LAKHSMI, la esposa de VISHNU. ¡Madre Adorable! Tú eres la divina prometida de SHIVA. ¡Virgen Venerable! Tú eres la acuosa SARASVATI, la consorte de BRAHAMA. ¡Oh, querido lector! escúchame: Ella ciertamente es el eterno femenino representado por la LUNA y por el AGUA; la Magna Mater de la cual proviene la "M" mágica y el famoso  jeroglífico de Acuario. Incuestionablemente ella es también la Matriz Universal del Gran Abismo, la Venus primitiva, la Gran Madre Virgen que surge de las olas del mar con Cupido-Eros, que es su hijo. Fuera de toda duda debemos afirmar francamente y sin ambages, que ella es la PRAKRITI Indostánica y metafísicamente Aditi y hasta MULAPRAKRITI. Jamás podríamos hollar la rocallosa senda que conduce hasta la liberación final, sin el auxilio de la Divina Madre KUNDALINI." (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

Hace ya trece años, en el día 7 de Mayo de 1996, tuve la ocasión de hablar físicamente, en forma personal y privada con nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, estando también mi Amada Esposa presente. Le relaté varios Desdoblamientos Astrales Conscientes, y entre ellos, el que he relatado anteriormente, del encuentro con mi Padre Interior, con mi Madre Divina y con mi Alma Divina sobre las olas del Mar... Y el Maestro, muy complacido, después de escucharme, me dijo que esa Experiencia fue totalmente Real...

***

En una playa solitaria, en los Mundos Superiores, me hallaba parado frente a un mar de encrespadas olas... Un grupo de gaviotas volaba frente a mí... Entonces me elevé y empecé a volar también como ellas... Luego, ví a mi derecha a un Ave del Paraíso, con una larga cola que parecía un precioso Arco Iris. Me acerqué al Ave, la que se transformó en una Mujer muy hermosa... Luego la tomé, con infinita pureza, sin sentir la más leve sensación de lujuria, por su grácil y pequeña cintura... Y así, tomándola a Ella por Su cintura, fui en busca de mi esposa para enseñársela a Ella...

El cabello de la "Pájara", de la Mujer-Ave del Paraíso, era largo y muy hermoso, con los irisados colores de las plumas de la Cola del Ave del Paraíso...

***

Hace ya tiempos, en los Mundos Superiores, "Ví en el cielo nocturno una Nave Extraterrestre que se movía hacia el Oriente... Se acercó a la "Luna" y de tal acercamiento salió un fuerte resplandor... De la Nave salió una Señora lanzando Letras y figuras sobre una multitud... Mi esposa Gloria María, nuestro hijo Michael y mi persona pudimos agarrar o coger algunas de aquellas Letras y Figuras sagradas...

Seguidamente le dije a la Señora que nos llevaran en esa Nave... La Señora me dijo que le preguntara al Señor de la Nave... Y al hacerle la pregunta, el Señor de la Nave me dijo: "¡Para qué quieres ir a otro Planeta...!"

Luego me arrodillé y elevando mis manos y mis brazos hacia el Cielo, dije: "Padre Mío, hágase Tu Voluntad y no la mía..."

Sentí Intuitivamente la Voz de mi Padre Celestial que me decía que me debía de quedar sacrificándome por la Humanidad...

Entonces, con infinito Amor obedecí... Y así lo hice... renunciando al viaje en la Nave Extraterrestre en aquellos instantes...

Ví luego, en una formidable, clara, y vívida Visión, a la Pobre Humanidad doliente, sufriendo terriblemente en medio del Apocalipsis... y sentí mucho dolor... y también mucho Amor...

Después de esta terrible Visión Apocalíptica, ví que de la Nave Extraterrestre... ¡salía una Hermosísima Joven con Cara Angelical y Ojos Preciosos de un hermosísimo e indescriptible Color Verde-Gris...!

Entonces, Ella, mi Bien Amada, con Palabras silenciosas y una mirada triste, pero a la par serena, radiante y esplendorosa, me decía:

¡Es mejor así por el Bien de la Humanidad!"...

Me despedí, "... a lo lejos..." de Ella, con un gran dolor en mi corazón, mientras Ella, antes de entrar a la Nave y cerrar su puerta para partir a las Estrellas, también me miraba con sus hermosos, bellos y a la vez tristes y profundos Ojos llenos de infinito Amor, como diciéndome:

"Amado Mío, Hermano Mío, Esposo Mío: algún día estaremos Juntos para siempre, y volveremos a Ser nuevamente Uno (Ejad), para ya nunca más volvernos a separar..."

Al cerrarse la Puerta de la Nave y elevar su Vuelo hacia la infinitud del Espacio Celeste, seguí mi Camino, en medio del Apocalipsis, por este mundo doloroso, con mi amada esposa y con nuestro hijo...

Luego, volví a mi cuerpo físico y al abrir mis ojos, me dí cuenta que estaba llorando...

Esta experiencia fue también confirmada en una Carta por nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú.

***

"El Cielo está en la Tierra"

En el Mes de Junio del Año 2003, conscientemente en mi Cuerpo Astral, estaba atendiendo a muchas personas que me habían venido a visitar para recibir las enseñanzas que el V.M. Thoth-Moisés está entregando a la Pobre Humanidad Doliente a través de su Bodhisattwa...

En el ante jardín le estaba dando algunas enseñanzas Gnósticas a dos personas... De pronto, miré hacia el Cielo... Estaba el Cielo radiante, luminoso, azul, sin nubes, con un Sol esplendoroso...

Y veo que del Cielo, volando en círculos, venía descendiendo una Inmaculada y Hermosísima Paloma, completamente Blanca... Era tan Pura su Blancura, que brillaba y resplandecía...

La Blanca Paloma siguió descendiendo en círculos y se posó a poca distancia, a la altura de mi cabeza, sosteniéndose en el aire con sus alas abiertas.

Teniendo conciencia de que estaba en el Astral, me recordé que nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú nos había relatado, a mi persona y a mi Esposa, allá en la Sede Coordinadora en Bogotá, en el año de 1996, que a Él, "en la otra casa", lo había visitado el Espíritu Santo, como una Blanca Paloma, con Cabeza de Anciano... Todo eso lo recordé muy rápidamente...

Entonces me elevé hacia la Inmaculada Paloma y Ella se posó con sus alas abiertas, sobre mi cabeza, y así descendimos juntos hasta la tierra...

Luego la tomé en mis manos y la pude observar muy detalladamente... Era Hermosísima... Una Paloma Blanca, Radiante, Luminosa...

Llamé a mi amada esposa y se la enseñé, mientras se iba transformando en una hermosísima Paloma Torcaz...

Pero, para nuestra sorpresa, la radiante Paloma, se transformó en una Hermosa Dama...

Emocionado, Extasiado, le dije a la Dama Celestial:

"- Has venido desde muy lejos, desde el Cielo... "

Y Ella mirándome complacida y sonriente me dijo:

"- El Cielo está en la Tierra"... "

Luego, me llevó con mi amada esposa, a un pequeño salón, hermético, donde Ella, La Shejináh, nos dio Enseñanzas a mi Amada esposa y a mi persona.... Mientras recibíamos Sus Enseñanzas, mi Niño Interior (El Cristo Interno) apareció cargado en mis brazos...

"Mas una es la paloma mía, la perfecta mía; Es la única de Su Madre, La escogida de la que la dio a Luz.... Y el cabello de Tu cabeza, como la púrpura del Rey...") (Cantar de los Cantares 6.9;7.5).

La que te dio a luz te ha escogido para ser por siempre, eternamente mía... paloma encantadora que has descendido desde las inescrutables alturas de los cielos para estar "tan cerca" y a la vez "tan lejos", y ser mi Eternamente Amada, mi "Amada Espiritual", para terminar de construir juntos con nuestro Amor, "un verdadero edificio celestial", y a la vez "firme, como el firmamento"...

Tus labios me invitaron a acercar a los tuyos, los míos... Y en un beso ardiente y puro, se unieron el Cielo y la Tierra... Y el Pacto de la Alianza fue sellado con el fuego del Amor en nuestros corazones... "el resto los dioses deben enviarlo, lo que deba ser para nosotros".

En el día Domingo 8 de noviembre 2009, me visitaron en mi lecho, estando en mi cuerpo astral, dos bellísimas y encantadoras beldades... Y una de ellas, la mayor - permaneciendo a su lado y en silencio la menor-, me dijo:

"Hace doce meses nosotras dos, las mejores entre todas las Mujeres, hemos descendido del Cielo a la Tierra para estar contigo .. ..... ..... ..... ... ....... para acompañarte y ayudarte... !Eres nuestro Amor, nuestro Bien Amado, y estaremos siempre contigo!

En verdad que Vosotras Dos, Rajel y Leah, no únicamente sois las mejores entre todas las Mujeres, sino las más bellas entre todas Ellas...

Vosotras, dos sois, y también sois una...

Rajel, la Shejináh en la Tierra que está "tan cerca"... y Leah, la Shejináh en el Cielo que está "tan lejos"...

Jueves, 19 de Noviembre del año 2009.
Ampliado: Viernes, 20 de Noviembre 2009.

Para toda la Pobre Humanidad Doliente
Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del
V.M. THOTH-MOISÉS.

Index