¡SON DOS PROFETAS!
(Deuteronomio 18:15-19)

Ver también, por favor:
La Línea Mesiánica del Linaje de Los Tres Mesías
La Resurreccion del Profeta Moisés
Los Tres Libros 4Q534 Enoch-Noé

Las Profecías sobre los Tres Mesías

- Prólogo -

Hace ya muchos años escribí en una de nuestras primeras páginas web "Revisada y Ampliada el 30 de Octubre del año 2002", un estudio titulado "Los Tres Mesías anunciados en los Textos Esenios de Qumrán" ("Libro Quinto Índice, El Árbol Genealógico"), que en el Libro del Deuteronomio 18:15-19 se habla es de ¡Dos Profetas! Un Profeta "igual que" Dios (Deut 18:15) y un Profeta "igual que" Moisés (Deut 18:18-19).

Incluyo aquí la transcripción exacta y fiel de la publicación del año 2002:

"Profeta de en medio de ti, de entre tus hermanos, IGUAL QUE YO, te hará surgir ADONAI tu Dios a él deberéis escuchar. Como todo lo que habías pedido de Adonay tu Dios en Horeb, en el día de la Asamblea, diciendo: 'No he de seguir escuchando la Voz de ADONAI mi Dios, ni el fuego grande este, he de ver más, para que no muera'. Y me hubo dicho ADONAI a mí: 'Han hecho bien, lo que han hablado, PROFETA les haré surgir a ellos de en medio de sus hermanos, IGUAL QUE TÚ; y pondré mis palabras en su boca, y habrá de hablarles, todo lo que Yo le ordene. Y será que el hombre que no escuche Mis Palabras -lo que él hablare en Mi Nombre- Yo lo demandaré a él'..." (Deuteronomio, 18: 15-19).

"Profirió su parábola y dijo: 'Palabra de Bilhám, hijo de Behor. Y palabra del hombre de ojo clarividente. Palabra del que oye las palabras de Dios. Y conocedor del conocimiento del Altísimo. Visión de Shadday él contempla, Postrado, mas con ojos abiertos. Lo veo, pero no ahora. Lo diviso, pero no cercano. Surge UNA ESTRELLA desde Iahacob. Y se levanta UN CETRO desde Israel. Fragmentará los confines de Moab. Y derruirá a todos los hijos de Shet'..." (Números, 24: 15-17).

"ASTRO", o "ESTRELLA", hacen referencia al MESÍAS SACERDOTAL, al Primer Mesías.

En cuanto al "CETRO", que es el símbolo de la "REALEZA", puede referirse en algunos casos a la "REALEZA SACERDOTAL", y en otros, a la "REALEZA del GOBERNANTE". Esto nos indica que el "CETRO", y también "EL CETRO DE JUDÁ", puede hablarnos, ya sea de la "REALEZA SACERDOTAL" del Primer Mesías, o de la "REALEZA DEL GOBERNANTE" del Segundo Mesías. Por lo tanto, conviene poner atención a cual de los Mesías se está haciendo alusión en una profecía dada, reflexionando sobre otros títulos y atributos que acompañen al término "CETRO", o a la frase "EL CETRO DE JUDÁ".

En la Profecía anterior "UNA ESTRELLA", es el Primer Mesías, o el Mesías Sacerdote.

"UN CETRO", es el Segundo Mesías, o el Mesías Gobernante.

En cuanto al "PROFETA", es necesario hacer algunas aclaraciones:

Pongamos mucha atención a las dos frases siguientes:

"PROFETA de en medio de ti, de entre tus hermanos, IGUAL QUE YO, te hará surgir ADONAI tu Dios, a él deberéis escuchar…"

Y, un poco más adelante, la otra frase:

"PROFETA les haré surgir a ellos de en medio de sus hermanos, IGUAL QUE TÚ; y pondré Mis Palabras en su boca, y habrá de hablarles, todo lo que Yo LE ORDENE…"

En el primer caso, se trata de UN PROFETA "IGUAL QUE" DIOS… Es decir, ¡EL SANTO, BENDITO SEA! ¡ÉL MISMO!!! ¡Y QUE AQUÍ DECLARO QUE ES NUESTRO SEÑOR JESÚS EL CRISTO, EL HIJO "UNIGÉNITO" DEL PADRE CELESTIAL!!!

Sobre EL PROFETA "IGUAL QUE" DIOS, encontramos Su promesa Cumplida, en las siguientes palabras:

"Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna: Y ELLAS SON LAS QUE DAN TESTIMONIO DE MÍ. Y no queréis venir a mí, para que tengáis vida. Gloria de los hombres no recibo. Mas Yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros. Yo he venido en nombre de Mi Padre, y no me recibís: si otro viniere en su propio nombre, a aquel recibiréis. ¿Cómo podéis vosotros creer, pues tomáis la gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que de sólo Dios viene? No penséis que Yo os tengo de acusar delante del Padre, hay quien os acusa, MOISÉS, en quien vosotros esperáis. PORQUE SI VOSOTROS CREYESEIS A MOISÉS, CREERÍAIS A MÍ; PORQUE DE MÍ ESCRIBIÓ ÉL [Deuteronomio 18:15]. Y SI A SUS ESCRITOS NO CREEIS, COMO CREEREIS A MIS PALABRAS?" (S. Juan, 5:39-47).

NUESTRO SEÑOR JESÚS-CRISTO, QUE ES "EL HIJO UNIGÉNITO" DEL PADRE CELESTIAL, Y POR LO TANTO, IDÉNTICO CON "EL SANTO, BENDITO SEA", ES "EL PROFETA"... "IGUAL QUE" DIOS…

ÉL ES quien habló a Moisés como está en las Sagradas Escrituras, "PROFETA de en medio de ti, de entre tus hermanos, IGUAL QUE YO, te hará surgir ADONAI tu Dios, a él deberéis escuchar…" (Deuteronomio 18:15).

Nuestro Señor JESÚS EL CRISTO es Mayor que todos los Profetas y que todos los Mesías. ÉL Es "El Hijo Unigénito del Padre", y "el Mejor Hijo del Padre" Celestial…

ÉL VOLVERÁ POR SEGUNDA VEZ, pero en la Futura Tierra Prometida, mucho después del Cataclismo Final que se avecina cuando haya Cielos Nuevos y una Nueva Tierra…

Mas también debe de Venir en nuestros corazones… Encarnar y Nacer en nuestros Corazones, en nuestras Almas, para borrar y lavar completamente las "manchas" de nuestros pecados, de nuestros errores… Él se Encarna y Nace en El Hombre Verdadero, Real y Superior que ha logrado "Fabricar" dentro de él mismo, "Los Cuerpos de Oro", El Templo de Oro Interior, por medio de la práctica de los Misterios de la Ciencia y el Arte de la Verdadera Gnosis del Cristianismo Primitivo…

Los Tres Mesías, son Sus Mensajeros, que actúan bajo las órdenes de Su Suprema Voluntad que es la del Padre…

En el segundo caso, se habla de UN "PROFETA…, IGUAL QUE TÚ…" Es decir, UN PROFETA IGUAL QUE MOISÉS…

Este último es EL MESÍAS PROFETA de las Profecías que anuncian a Los Tres Mesías y su "llegada" en estos Tiempos del Fin.

(Párrafos tomados de la edición "Revisada y Ampliada el 30 de Octubre del año 2002", "Los Tres Mesías anunciados en los Textos Esenios de Qumrán" ("Libro Quinto Índice, El Árbol Genealógico").

- I -

Quien tenga Entendimiento para Entender, Entienda.

Quien tenga Oídos para Oír, Oiga.

Casi todos han interpretado que lo que está escrito en el Libro del Deuteronomio 18:15-19, se refiere a un solo Profeta: un Profeta como Moisés o igual a Moisés.

El hecho de estar escrito dos veces la promesa de que El Señor nuestro Elohim (YHVH ELOHIM) levantará un Profeta, es una alusión, no a un solo Profeta, sino a Dos Profetas.

Muchos creen que nuestro Señor Jesús El Cristo es el Profeta "igual que" Moisés, o "como Moisés", y no es así.

Hay una gran distinción entre Jesús y Moisés:

Jesús dice:

"No penséis que yo os tengo de acusar delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien vosotros esperáis. Porque si vosotros creyeseis á Moisés, creeríais á mí; porque de mí escribió Él. Y si a sus escritos no creéis, ¿cómo creeréis á mis palabras?" (Juan 5:45.46).

Jesús dice claramente que Moisés escribió de Él, de Jesús El Cristo (Deuteronomio 18:15).

Jesús no acusa "delante del Padre"; "quien ... acusa", "delante del Padre" es "Moisés".

Y Dice Jesús que de Él (de Jesús El Cristo, y no de Moisés) "escribió Él" (en Deuteronomio 18:15).

Porque si se interpretara que nuestro Señor Jesús El Cristo se refiere asimismo a Deuteronomio 18:18-19, estaría diciendo que Él sería el Profeta "igual que" o "como" Moisés.

Sin embargo, mientras Jesús no acusa "delante del Padre", "quien ... acusa", "delante del Padre" es "Moisés".

Jesús dice: "No os dio Moisés pan del cielo; mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo":

"Dijéronle entonces: ¿Qué señal pues haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obras? Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer. Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés pan del cielo; mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo [Eclesiastés VII, 12]." (Juan 6:30-33).

Nuestro Señor Jesús El Cristo se refiere al Pan del Cielo "de una región aún más elevada, de la esfera de la Sabiduría...", es decir, de la Sephiráh del Árbol de la Vida JOJMÁH. Mientras que el Pan del Cielo del cual los Israelitas se alimentaron en el desierto era de la Sephiráh TIFÉRETH:

"... Rabbí Simeón [ben Yojai] dijo: Aun en este tiempo hay quienes participan de un alimento similar, y esto en medida doble. ¿Y quiénes son? Compañeros de la ciencia mística, que estudian la Torá día y noche. Ved ahora, cuando los israelitas salieron de Egipto y fueron al desierto, uniéndose con el Rey Santo, cuando el signo de la Alianza se manifestó en ellos en su plenitud, se les otorgó un alimento más espiritual, más elevado que el alimento del 'pan sin levadura' que comieron inmediatamente después de abandonar Egipto. Porque del maná está dicho: 'Yo haré llover pan del cielo para vosotros'. Fue efectivamente alimento celestial, que emanaba de la esfera que se llama 'cielo' [TIFERETH]. Pero los hijos de la Sabiduría, es decir, los estudiosos de la Toráh, extraen su alimento de una región aún más elevada, de la esfera de la Sabiduría [JOJMÁH], como está escrito: 'La sabiduría mantiene con vida a sus poseedores'... (Eclesiastés VII, 12)". (El Zohar).

Jesús El Cristo nuestro Señor es, evidentemente, DISTINTO al Profeta Moisés. El Profeta Moisés es el Fiel Servidor de nuestro Señor Jesús El Cristo y Su Pastor Fiel.

A la luz de este entendimiento, la interpretación correcta de Deuteronomio 18:15-19, es entender que se habla claramente de Dos Profetas DISTINTOS: LOS DOS CONSOLADORES.

El Profeta de Deuteronomio 18:15 es el Profeta "igual que" YHVH ELOHIM.

El Profeta de Deuteronomio 18:18-19 es el Profeta "igual que" Moisés.

"PROFETA de en medio de ti, de entre tus hermanos, IGUAL QUE YO, te hará surgir ADONAI tu Dios [El Señor tu Dios] a él deberéis escuchar. Como todo lo que habías pedido de Adonai tu Dios [El Señor tu Dios] en Horeb, en el día de la Asamblea, diciendo: "No he de seguir escuchando la Voz de ADONAI mi Dios [El Señor mi Dios], ni el fuego grande este, he de ver más, para que no muera". Y me hubo dicho ADONAI [El Señor] a mí: "Han hecho bien, lo que han hablado, PROFETA les haré surgir a ellos de en medio de sus hermanos, IGUAL QUE TU; y pondré Mis palabras en su boca, y habrá de hablarles, todo lo que Yo le ordene. Y será que el hombre que no escuche Mis Palabras -lo que él hablare en Mi Nombre- Yo lo demandaré a él." (Textos de La "Toráh" Hebrea, Deuteronomio, 18: 15-19).

Es el Señor nuestro Dios (YHVH NUESTRO ELOHIM) Quien habla a Moisés:

"PROFETA de en medio de ti,...", "igual que Yo", le dice el Señor nuestro Dios, a Moisés...

"PROFETA de en medio de ti, de entre tus hermanos, IGUAL QUE YO, te hará surgir ADONAI tu Dios [El Señor tu Dios] a él deberéis escuchar."



- II -

"A Él Oíd"

EN aquel tiempo YHVH (IAO) El Santo, Bendito Sea, el Señor nuestro Dios Verdadero, le dijo a Su Siervo, a Su Pastor Fiel, Moisés:

"Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como Yo, te levantará YHVH tu Dios: á él oiréis:..." (Deuteronomio, 18:15).

"Profeta de en medio de ti, de entre tus hermanos, igual que Yo, te hará surgir ADONAY tu Dios [el Señor tu Dios], a Él deberéis escuchar." (Deuteronomio, 18:15, "Toráh").

"Y DESPUÉS de seis días, Jesús toma á Pedro, y á Jacobo, y á Juan su hermano, y los lleva aparte á un monte alto: Y se transfiguró delante de ellos; y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos fueron blancos como la luz. Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con Él. Y respondiendo Pedro, dijo á Jesús: Señor, bien es que nos quedemos aquí: si quieres, hagamos aquí tres pabellones: para ti uno, y para Moisés otro, y otro para Elías. Y estando aún Él hablando, he aquí una nube de luz que los cubrió; y he aquí una voz de la nube, que dijo: Este es mi Hijo amado, en el cual tomo contentamiento: á él oíd." (Mateo, 17: 1-5).

"Y vino una nube que les hizo sombra, y una voz de la nube, que decía: Este es mi Hijo amado: á él oíd." (Marcos 9: 7).

El Señor nuestro Dios, el Santo, Bendito Sea, le Anuncia a Su Siervo Moisés, que Él, el Señor nuestro Dios, le hará Surgir, Un Profeta "IGUAL QUE" ÉL, Igual que El Señor Nuestro Dios... Y Ordena: "... a ÉL oiréis...", " ... a Él deberéis escuchar..."

En LA TRANSFIGURACIÓN, y estando como TESTIGOS DE NUESTRO SEÑOR JESÚS EL CRISTO: El Profeta Moisés: LA LEY... El Profeta Elías: LOS PROFETAS, y los Tres Apóstoles: Santiago, Pedro y Juan, se Oye, se Escucha LA VOZ del PADRE CELESTIAL, Hablando en Medio de LA NUBE DE LUZ DE LA SHEJINÁH:

"Este es Mi Hijo Amado: a Él oíd..." "... a Él oiréis...", "... a Él deberéis escuchar..." (Deuteronomio 18:15).

"... a Él oíd..." (Mateo 17:15; Marcos 9:7).

La primera promesa del Profeta de Deuteronomio 18:15, que dice: "a ÉL oiréis...", "a Él deberéis escuchar...", es confirmada por la Voz (del Padre) de la Nube (de la Shejináh) que, en la Transfiguración dice de nuestro Señor Jesús El Cristo a Moisés, a Elías, a Pedro, a Santiago y a Juan: "... a Él oíd...".

La llegada del Profeta "igual que" Dios de Deuteronomio 18:15, ya se cumplió en nuestro Señor Jesús El Cristo, el Hijo del Hombre y el Hijo Unigénito del Padre Celestial.

La llegada del Profeta "igual que" Moisés de Deuteronomio 18:18-19, el "otro Consolador", "el Espíritu Santo del Padre", es para este "final de los tiempos".

- III -

El Profeta igual que Dios
y
El Profeta igual que Moisés

La interpretación general de Deuteronomio 18:15-19 es que se habla como si se tratara solamente de un Profeta, debido a que se cree que en Deuteronomio 18:15, Moisés está hablando en primera persona; es decir, de él mismo:

"Profeta de en medio de TI, de TUS hermanos, como Yo, te levantará YHVH tu Dios: a él oiréis..."

Mas si se entiende que quien dice: "Profeta de en medio de TI", no es Moisés quien habla de sí mismo utilizando el "TI", sino que es Dios quien habla por Boca de Moisés (*), el Profeta aquí es el Profeta "igual que" Dios.

(*) "Yo seré en tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar..." (Éxodo 4: 12).

En el Zohar, de Moisés el Pastor Fiel del Santo, Bendito Sea, está escrito:

"... por cuya boca hablan el Eterno, Bendito Sea, y su Divina Presencia...", o Divina Shejináh. (El Zohar, Parashat Pinjas, I, 102).

En Deuteronomio 18:15 es Dios Quien HABLA por boca de Moisés, y dice (Dios): "Profeta... como [o "igual que"] Yo...".

En Deuteronomio 18:18 es Dios Quien LE HABLA a Moisés, y le dice: "Profeta... como [o "igual que"] tú...".

Cuando a Juan el Bautista le preguntaron si él era "Elías" o "el Profeta" (de Deuteronomio 18:15), respondió diciendo: "No...".

Nuestro Señor Jesús El Cristo dio testimonio de que en Juan el Bautista estaba reencarnado el Profeta Elías:

"Y si queréis recibir, Él [Juan el Bautista] es aquel Elías que había de venir." (El Santo Evangelio Según San Mateo 11:14).

Dentro de Juan el Bautista sí estaba encarnado el Profeta Elías.

Mas lo que habló en Juan el Bautista cuando le preguntaron si él era el Profeta Elías, fue otra Alma llamada "el Iao Menor" que junto con el Alma del Profeta Elías, estaban reencarnadas en él.

En "La Pistis Sophía" (que contiene las enseñanzas esotéricas, gnósticas, que nuestro Señor El Cristo entregó a Sus Discípulos después de la Resurrección), Jesús El Cristo nuestro Señor nos explica el Misterio de la encarnación de Juan el Bautista:

"De la encarnación de Juan, el Bautista."
"Y sucedió entonces, cuando llegué en medio de los regidores de los Aeones, que miré hacia abajo sobre el mundo de la humanidad por orden del Primer Misterio. Encontré a Elizabeth, la madre de Juan el Bautista, antes de haberlo concebido, y sembré en ella la fuerza que había recibido del IAO menor, el Digno, que está en medio, Aquél que tiene el poder de proclamar antes que yo y preparar el camino, y bautizar con el agua del perdón de los pecados. Esa fuerza, por consiguiente, está en el cuerpo de Juan."

"Además, en lugar del espíritu de los regidores a quienes él había nombrado para agasajar, encontré el espíritu de Elías en los Aeones de la esfera y lo quité de allí, y llevé su espíritu trayéndolo a la Virgen de luz, y ella lo entregó a sus receptores; ellos lo condujeron a la esfera de los regidores y lo vertieron en el vientre de Elizabeth. De esta manera el poder del IAO menor, que está en medio, y el espíritu del Profeta Elías, fueron ligados al cuerpo de Juan, el Bautista. Por este motivo vosotros dudasteis en otro tiempo, cuando os dije: "Juan dijo: Yo no soy el Cristo", y vosotros me dijisteis: "Escrito está que: Cuando venga el Cristo, Elías vendrá antes que Él y preparará su camino". Sin embargo, cuando me decíais esto, yo os contestaba: "Elías verdaderamente ha venido y preparado todas las cosas tal como está escrito, y ellos han hecho para Él lo que deberían". Y cuando comprendí que vosotros no habíais entendido aquello que os hablé relacionado con el espíritu de Elías que está ligado a Juan el Bautista, os contesté abiertamente: "Si aceptáis a Juan el Bautista: Él es Elías de quien os he hablado que vendría"..." ("Pistis Sophía").

El "Iao Menor" dentro de cada uno de nosotros es una de las Partes del Ser.

Mas, en otro significado, el "Iao Menor" es uno de los "Setenta Nombres" de Henoch-Metratón Sar haPanim, el "Príncipe de los Rostros" Celestiales, el Ángel de la Faz del Señor, que preparó el Camino del Señor.

"Como está escrito en Isaías el profeta: He aquí yo envío á mi mensajero [Ángel] delante de tu faz, Que apareje tu camino delante de ti. Voz del que clama en el desierto: Aparejad el camino del Señor; Enderezad sus veredas. Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo del arrepentimiento para remisión de pecados." (Marcos 1:2,4).

"Dijéronle [a Juan el Bautista, los fariseos]: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta á los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? Dijo: Yo soy la voz del que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo Isaías profeta.Y los que habían sido enviados eran de los Fariseos. Y preguntáronle, y dijéronle: ¿Por qué pues bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta? Y Juan les respondió, diciendo: Yo bautizo con agua; mas en medio de vosotros ha estado á quien vosotros no conocéis. Este es el que ha de venir tras mí, el cual es antes de mí: del cual yo no soy digno de desatar la correa del zapato. Estas cosas acontecieron en Betábara, de la otra parte del Jordán, donde Juan bautizaba." (Juan 1:22-28).

Cuando Juan el Bautista respondió que él no era "Elías", ni "el Profeta", respondió la parte del "Pequeño Iao" reencarnada en él, y no el Alma del Profeta Elías que estaba también encarnada al mismo tiempo en él junto con la porción del "Iao Menor".

En el "Libro Hebreo de Henoc" o "Sefer Hekalot", Henoch-Metratón es llamado el "Iao menor":

"Tengo setenta nombres, que corresponden a las setenta lenguas existentes en el mundo, y todos ellos están basados en el Nombre de mi Rey, el Santo, Bendito Sea, pero mi Rey me llama 'joven'... [...] el Santo, Bendito Sea,... me llamó el 'Iao Menor' ante toda su corte celestial, pues se ha dicho: 'Porque Mi Nombre está en él'...". (Éxodo 23, 21). ("Libro Hebreo de Henoc", 12. 1, 5).

En el Zohar, el Rabbí Shimon ben Yojai explica que "Metratón Sar haPanim" es Moisés:

"... Pues nadie más que tú (le dice Simeón Ben Yojai a Moisés) puede usar Metratón Sar haPaním, puesto que tu nombre se sugiere en las iniciales del suyo, pues las letras iniciales de las palabras Metratón Sar HaPaním son Mem Schin He, que forman la palabra Moshéh (Moisés)." (El Zóhar Parashát Pínjas, Tomo I, 103).

Fue la Voz del Profeta Moisés, "la voz del que clama en el desierto" y el que apareja "el camino del Señor", el que Bautiza con Agua, el Ángel de la Faz del Señor, Henoch-Metratón, el Iao Menor, que reencarnado en Juan el Bautista, dijo que no era el Profeta Elías, y que tampoco era "el Profeta".

Evidentemente, no dijo Juan el Bautista que no era Profeta "igual que" Moisés de Deuteronomio 18:18-19, sino que no era "el Profeta" de Deuteronomio 18:15, el Profeta "igual que" Dios.

Juan el Bautista confirmó que Él sí era "la voz del que clama en el desierto", el que endereza "el camino del Señor, como dijo Isaías profeta". Y el que bautiza "con agua...", como dice nuestro Señor Jesús El Cristo en la "Pistis Sophía" que Juan el Bautista es: "... el IAO menor, el Digno, que está en medio, Aquél que tiene el poder de proclamar antes que yo y preparar el camino, y bautizar con el agua del perdón de los pecados. Esa fuerza, por consiguiente, está en el cuerpo de Juan...", la fuerza del Profeta de Deuteronomio 18:18-19, el Profeta igual que Moisés.

Del Profeta Moisés está escrito:

"10 Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, á quien haya conocido YHVH cara á cara;..." (Deuteronomio, 34:10). "... Moisés, el profeta fiel, el mayor de todos los profetas... " (El Zohar). Y de Jaun el Bautista, asimismo está escrito que "no hay mayor profeta que Juan el Bautista..." (Lucas 7:28).

Del aspecto del Alma de Moisés, el Iao Menor, "Aquél que tiene el poder de proclamar antes que [Jesús El Cristo] y preparar el camino", encarnado en Juan el Bautista, dice nuestro Señor Jesús El Cristo:

"24 Y como se fueron los mensajeros de Juan, comenzó á hablar de Juan á las gentes: ¿Qué salisteis á ver al desierto? ¿una caña que es agitada por el viento? 25 Mas ¿qué salisteis á ver? ¿un hombre cubierto de vestidos delicados? He aquí, los que están en vestido precioso, y viven en delicias, en los palacios de los reyes están. 26 Mas ¿qué salisteis á ver? ¿un profeta? También os digo, y aun más que profeta. 27 Este es de quien está escrito: He aquí, envío mi mensajero delante de tu faz, El cual aparejará tu camino delante de ti. 28 Porque os digo que entre los nacidos de mujeres, no hay mayor profeta que Juan el Bautista: mas el más pequeño en el reino de los cielos es mayor que Él." (El Santo Evangelio Según San Lucas 7:24-28).

***

La tradición dice que el Mesías tiene que nacer "en la tierra de Israel". A la luz de la Sabiduría Esotérica quiere decir que cuando un Iniciado ha encarnado al Mesías, que es el Cristo Íntimo, o Tifereth, se convierte en un verdadero Israelita porque ha nacido del Vientre Virginal de la Sagrada Shejináh que es "la Tierra Santa", "la Tierra de Israel":

"... Se ha de notar que esta Tierra Santa —la Shejináh— se llama 'el país de Israel'..." [...] "El término 'tierra santa' designa a la Schejináh,..." (El Zohar).

Verdadero Israelita es la persona que encarna y realiza a Tiféreth.

Verdadero Judío es la persona que encarna y realiza a Jojmáh.

Este estudio lo he terminado de escribir con la Ayuda de Dios el 15 de Enero (ampliado el 28 de Enero) del Año 2015.

Amamos a todos los Seres, a toda la Humanidad.
Cada Ser Humano es también la Humanidad.

"¡Que todos los Seres sean Felices!"
"¡Que todos los Seres sean Dichosos!"
"¡Que todos los Seres sean en Paz!"

De todo Corazón
para toda la Pobre Humanidad Doliente

Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del V.M. Thoth-Moisés

Index - Las Profecías sobre los Tres Mesías