OLIVAR DE NUESTRO JARDIN  

VELAD
Y
ORAD

Por
Luis Bernardo
Palacio Acosta
Bodhisattwa
del

V.M. THOTH-MOISÉS

 
"VELAD Y ORAD
PARA QUE
NO ENTRÉIS EN TENTACIÓN"

"Dí a tus hermanos y a Mis hermanos que tengan Fe en Mí y serán Libres".

Así, con estas Palabras, me habló nuestro Señor Jesús el Cristo, en una visita Astral conciente que nos hizo en nuestro hogar hace ya algún tiempo...

"Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor... buscando á quien devore..."

Nuestro Modelo y el Camino a seguir es nuestro Señor Jesús el Cristo y Sus Palabras, transmitidas a Sus Apóstoles; colocando Él, así, los Hilos

"... en la urdimbre de este destino humano que apunta en tierras Mayas hacia una nueva civilización y que hace dos mil años únicamente conocía Él."

Hilos tejidos "en la urdimbre del Destino", multiplicados "infinitas veces en el tiempo", que nuestro Señor Jesús el Cristo colocó y extendió hace unos dos mil años, desde Palestina hasta las cumbres Andinas, y más allá de sus cumbres, de donde habrá de surgir "el Mayab de los Andes" y "la cuna de una nueva civilización", ligados a estas tierras a través de Sus Tres Mesías enviados (nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor, nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, y el V.M. Thoth-Moisés) y el Mesías Celeste (nuestro Amado Gurú el V.M. Moria o Melkizedek), a Su Resto y "manada pequeña" o "remanente" en este final de los tiempos...

En este Modelo arquetípico a seguir como punto de partida y "en todo tiempo", nuestro Señor Jesús el Cristo que es "el Camino y la Verdad y la Vida", nos enseña diciendo:

"Velad y orad, para que no entréis en tentación: el espíritu á la verdad está presto, mas la carne enferma." (El Santo Evangelio Según San Mateo 26: 41).

La Palabra "Velad", significa "velar", del latín "vigilare". Es decir, estarse uno vigilando a sí mismo en pensamientos, en sentimientos y en acciones "en todo tiempo"; esto es, "de instante en instante, de momento en momento", para descubrir el defecto o "yo" psicológico que en ese instante nos quiere hacer caer en tentación.

"Orad", significa "Orar", "Pedir" a nuestra "Íntima Divinidad", a DIOS-MADRE, que es nuestra MADRE DIVINA KUNDALINI, pidiéndole con fuerza y con fe, que nos saque y nos desintegre el defecto psicológico (ya sea de ira, codicia, lujuria, envidia, pereza, orgullo, gula, etc.,) que hemos descubierto en ese instante, en la "Vigilia".

El origen de la tentación,

"... siempre es el olvido de lo santo y sagrado. Por eso muchos son los llamados, pocos los elegidos. Quienes eligen el recuerdo de la íntima divinidad, esos serán los elegidos, pues para ellos el juicio del Hijo no será lapidario". (V.M. Judas de Kariot en "El Vuelo de la Serpiente Emplumada".)

De entre los "muchos" que son "llamados", pocos son los que por elegir "el recuerdo de la íntima divinidad", que es "lo santo y sagrado", llegan a formar parte de los "pocos... elegidos"...

La "Íntima Divinidad" es nuestro SER interior, íntimo, individual, particular. El "Santo y Sagrado" PADRE-MADRE Celestial de nuestra alma, de nuestro espíritu, de nuestro propio Ser, dentro de cada uno de nos.

Cuando la Humanidad Edénica cayó (mejor dicho, caímos) en la tentación y en el pecado, Dios señaló una única posibilidad de redención: EN LA MUJER Y EN SU LINAJE...

"Y YHVH [IEVÉ] Dios dijo á la serpiente [tentadora]: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida: Y enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta [LA MUJER] te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar [en el talón]." (Génesis, 3: 14-15).

"LA MUJER" es DIOS-MADRE, nuestra Madre Divina Kundalini, íntima, individual, particular; y el Linaje de la Mujer es Su Hijo, EL CRISTO Íntimo.

"ÉSTA", es decir, "La Mujer", Dios-Madre, es la única que tiene el poder para aplastarle la cabeza a la serpiente tentadora del edén; es decir, a las tentaciones, y a cada "yo" o defecto psicológico.

La única posibilidad de redención que Dios señaló desde la caída edénica de la Humanidad, es pues "LA MUJER", Dios-Madre, nuestra Madre Divina Kundalini íntima, individual, particular; porque ELLA es la única que puede impedir que la fuerza hipnótica tentadora, nos arrastre a caer en tentación.

Por lo tanto, en la VIGILIA (que es la Auto-Observación Psicológica "en todo tiempo"), al descubrir a un defecto psicológico (ya sea de ira, o de codicia, o de lujuria, o de envidia, o de orgullo, etc., en un pensamiento, en un sentimiento, o en una acción) que nos quiere hacer caer en tentación, es urgente PEDIR (que es uno de los significados de "Orar") de inmediato, sin pérdida de tiempo, a nuestra Madre Divina Kundalini que nos saque y nos desintegre ese defecto psicológico.

Esta es la explicación sencilla y práctica del significado de "Velad y Orad" para no caer en tentación. Todo el que quiera verdaderamente entenderla, la puede entender, y practicarla, si quiere. "Todo depende del esfuerzo que se haga por entenderlo".

Estas enseñanzas se encuentran asimismo en las Palabras que el Santo, Bendito Sea, le dijo a Su Pastor Fiel el Profeta Moisés en el desierto, donde está escrito:

"Después partieron [los hijos de Israel] del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto [la vida ancha y espaciosa, amistades, comodidades, costumbres, banquetes, fiestas, borracheras, idolatrías, etc., que tenían antes en donde habían estado viviendo en la esclavitud del pecado] para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua [porque, por la dureza de su corazón, no les había sido dado el tener entendimiento para entender el significado del alimento que aportan el agua y el pan de la sabiduría], y nuestra alma tiene fastidio de este pan [de la enseñanza] tan liviano [porque no tenían entendimiento para entender la sencillez de la Sabiduría Oculta la enseñanza les parecía "insípida"]. Y YHVH envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo [YHVH les retiró la fuerza que los protegía contra las tentaciones]; y murió [en la muerte o pérdida del alma] mucho pueblo de Israel. Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra YHVH, y contra ti; ruega a YHVH que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. Y YHVH dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía." (Números 21: 4-9).

Distíngase, por lo tanto, entre lo que es "la serpiente tentadora", de lo que es la "serpiente de bronce" que Moisés levantó en la "asta" o "vara" y que daba la vida a los hijos de Israel en el "desierto"...

Las serpientes tentadoras son las que "mordían al pueblo" y por lo cual "murió mucho pueblo de Israel", en el "desierto"... Es decir, al caer en las tentaciones, sus almas morían, perdían sus almas... Y caían en las tentaciones de las serpientes tentadoras, porque no estaban en Vigilia y Oración, porque se olvidaban de mirar a la Serpiente de Bronce que es la Mujer, nuestra Madre Divina Kundalini...

Moisés, por mandato del Santo, Bendito Sea, les recordó estas enseñanzas, que Miraran a la Serpiente de Bronce, que no se olvidaran en ningún instante de la Sagrada Shejináh, de la Mujer, de Dios Madre, (nuestra Madre Divina Kundalini), y que al descubrir cualquier tentación, la invocaran a Ella, a la Madre Divina íntima de cada uno, pidiéndole de inmediato la muerte de esa serpiente tentadora, del defecto psicológico descubierto.

De la Serpiente de Bronce que el Profeta Moisés levantó en la Vara, en el Desierto, da Testimonios nuestro Señor Jesús el Cristo, donde está escrito:

"Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre [Tiféret], que está en el cielo [de Tiféret]. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado; Para que todo aquel que en Él tuviere fe, no se pierda, sino que tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él tiene fe no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios á su Hijo al mundo, para que condene al mundo, mas para que el mundo sea salvo por Él. El que en Él tiene fe, no es condenado; mas el que no tiene fe, ya es condenado, porque no tuvo fe en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: porque la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz; porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene á la luz, porque sus obras no sean redargüidas. Mas el que obra verdad, viene á la luz, para que sus obras sean manifestadas que son hechas en Dios." (El Santo Evangelio Según San Juan 3: 13-21).

Todo esto fue anunciado también para el final de los tiempos...

"El cielo y la tierra pasarán, mas Mis Palabras no pasarán. Empero de aquel día y de la hora, nadie sabe; ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad: porque no sabéis cuándo será el tiempo. Como el hombre que partiéndose lejos, dejó su casa, y dió facultad á sus siervos, y á cada uno su obra, y al portero mandó que velase: Velad pues, porque no sabéis cuándo el señor de la casa vendrá; si á la tarde, ó á la media noche, ó al canto del gallo, ó á la mañana; Porque cuando viniere de repente, no os halle durmiendo. Y las cosas que á vosotros digo, á todos las dijo: Velad" (El Santo Evangelio Según San Marcos 13: 31-37).

"Velad y Orad" es el Método, el Modelo, el Camino a seguir...

"... 'Velad y Orad' fué la herencia que Cristo dejó a los audaces..."

Así nos lo explica nuestro Venerable y Amado Maestro Judas de Kariot.

***

"El cielo y la tierra pasarán; mas Mis Palabras no pasarán. Y mirad por vosotros, que vuestros corazones no sean cargados de glotonería y embriaguez, y de los cuidados de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. Velad pues, orando en todo tiempo, que seáis tenidos por dignos de evitar todas estas cosas que han de venir, y de estar en pie delante del Hijo del hombre. Y enseñaba de día en el templo; y de noche saliendo, estábase en el monte que se llama de las Olivas. Y todo el pueblo venía á Él por la mañana, para oirle en el templo." (El Santo Evangelio Según San Lucas 21: 33-38).

Esta "Vigilia" es llamada por nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor y por nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, la "Auto-Observación Psicológica", "de instante en instante, de momento en momento", "en pensamientos, sentimientos y acciones"; y de la cual el V.M. Thoth-Moisés da Testimonios Fieles y Verdaderos.

En el Evangelio de Sus Santos Apóstoles, este Hilo de Oro de la Vigilia y Oración "EN TODO TIEMPO"; es decir "de instante en instante, de momento en momento", fue colocado por nuestro Señor Jesús el Cristo desde entonces hasta el final de los tiempos.

"No erréis: las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen á Dios: para vergüenza vuestra hablo." (La Primera Epístola del Apóstol San Pablo á Los Corintios 15: 33-34).

"Mas el fin de todas las cosas se acerca: sed pues templados, y velad en oración. Y sobre todo, tened entre vosotros ferviente caridad; porque la caridad cubrirá multitud de pecados. Hospedaos los unos á los otros sin murmuraciones." (La Primera Epístola Universal de San Pedro Apóstol 4: 7-9).

"Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando á quien devore: Al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que las mismas aflicciones han de ser cumplidas en la compañía de vuestros hermanos que están en el mundo. Mas el Dios de toda gracia, que nos ha llamado á su gloria eterna por Jesucristo, después que hubiereis un poco de tiempo padecido, Él mismo os perfeccione, confirme, corrobore y establezca. A Él sea gloria é imperio para siempre. Amén." (La Primera Epístola Universal de San Pedro Apóstol 5: 8-11).

En "El Vuelo de la Serpiente Emplumada", nuestro Venerable y Amado Maestro Judas de Kariot, nos habla del "esfuerzo" que hay que hacer para "entender estas afirmaciones":

"- Todo depende del esfuerzo que se haga por entenderlo. El esfuerzo por entender estas afirmaciones que parecen tan obscuras es justamente la llave que nos puede abrir las puertas del cielo; pero sucede que la mayoría se conforma con la primera interpretación que encuentra, olvida el esfuerzo y así comienza a caer, comienza el pecado original. Porque significa detener el desarrollo de la inteligencia. Cuando se detiene este desarrollo, cuando el hombre se da por satisfecho con la comprensión de hoy y no trata de ampliarla al máximo de intensidad de que es capaz, pierde su capacidad, pierde su comprensión y eventualmente pierde su alma; mejor dicho, mutila, entorpece su crecimiento de tal forma que el alma enferma y hasta puede morir del todo. Esto es algo de lo que Jesús trató de explicar en la parábola de los talentos, en la del traje de bodas y, sobre todo, en esas dos palabras con que uno se encuentra a cada instante en los Evangelios: "Velad y orad".

Las Palabras de nuestro Señor Jesús el Cristo y de cada verdadero Maestro Cristificado están escritas en un porcentaje muy alto de Conciencia Despierta y Desarrollada, dependiendo del porcentaje de Conciencia Despierta de cada Maestro Cristificado.

Quererlas interpretar a base de estudios y conclusiones intelectuales meramente racionalistas, por más eruditas y chispeantes que sean, es absurdo; porque las enseñanzas del Cristo no van dirigidas a la parte intelectual razonadora, sino al Corazón, a la Intuición, a la Conciencia, a la Intelección Iluminada o Entendimiento Iluminado.

Cuando uno lee y estudia las enseñanzas de un Maestro Cristificado, solamente las puede llegar a entender, de acuerdo al propio porcentaje de Conciencia Despierta y Desarrollada que cada uno tenemos.

Lo que hoy entendemos en un nivel, más adelante, si logramos un mayor porcentaje de Conciencia Despierta y Desarrollada, lo vamos a entender mucho mejor; y así, sucesivamente. Solamente cuando lleguemos al porcentaje de Conciencia Despierta y Desarrollada del Maestro Cristificado cuya Obra estemos estudiando, entonces la podremos entender en ese porcentaje de Conciencia; en todo caso, de acuerdo a nuestro propio nivel...

***

"Si en tu corazón no arde una inquietud que te abrase hasta la consumación de tu cuerpo, no podrás invocar ni a Dios ni al Espíritu Santo. Y no sabes pedir y por eso tu hora aún no ha llegado."

'Velad y Orad' fué la herencia que Cristo dejó a los audaces.
Velar es hacerlo todo despierto; orar es sentir un ardiente deseo de SER."

"Mas, quien ore y quien vele, aun cuando lo haga de un modo imperfecto, recibirá generosa ayuda y habrá de aprender a recibirla también generosamente…
La ayuda esta Aquí, y es Ahora."

(De "El Vuelo de la Serpiente Emplumada" con enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Judas de Kariot).

En donde quiera que estemos está nuestro campo de batalla, porque donde quiera estemos o vayamos, siempre proyectaremos afuera lo que cargamos dentro... Y ahí será siempre nuestro "Aquí" y "Ahora"... Y en este, o en ese "Aquí" y "Ahora", el único Método es VELAR Y ORAR para no caer en tentación...

***

"¡Grandes y bellas cosas nos dijo bajo estrellados cielos y bajo la luz del sol!
Grandes y bellas cosas que el hombre ya ha olvidado. Y había escribas que anotaban todo cuanto él decía, pero no anotaban lo que únicamente nos decía a nosotros.
Un día relató la parábola del vestido de bodas, agregando que a quien tiene le será dado y tendrá más y a quien no tiene aún lo que tiene le será quitado. Le preguntamos cómo podría hacerse todo hombre de este traje y él respondió que había únicamente una respuesta a todas estas preguntas:
"Amarás a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo".
Este era el mandamiento principal, y nos urgía a cumplirlo en nuestros actos, en nuestros pensamientos, en nuestros sentimientos, y agregaba:
"Si esto no sabéis cumplir, os estará vedada la vigilia de la verdadera oración".
Y agregaba:
"Velad y orad para que no caigáis en tentación".
A menudo nos inquietaba la duda y él nos explicaba entonces:
"No podréis velar sin orar, y no podréis orar sin velar".
Y cuando hubimos escrito la Oración del Señor, el Padre Nuestro, nos urgió a desentrañar el significado de cada una de sus palabras porque nuestro propósito era el de Santificar Su Nombre en todas nuestras acciones del mundo, porque sin esta santificación la ley de Dios sería cosa muerta.
"Al orar, no perdáis el hilo secreto de vuestro más íntimo pensamiento. Y no os congojéis por vuestras necesidades porque el Padre que está en los cielos sabe lo que habemos menester aun antes que se lo pidamos. Pues EL os dió también vuestras necesidades".
Durante mucho tiempo permanecieron obscuras estas palabras y entre nosotros ocurrían frecuentes disputas sobre su significado y sobre el galardón que habríamos de hallar en el Reino de los Cielos.
Pero nuestro rabí leía en nuestros corazones y solía decirnos:
"No juzguéis, para no ser juzgados, porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados. Todo cuanto os es dado ver por fuera es únicamente un reflejo de lo que anida en vuestro corazón y el mundo y los hombres son lo que sois vosotros".
(De "El Vuelo de la Serpiente Emplumada" con enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Judas de Kariot).

Si no se Ama a Dios (nuestro Padre-Madre íntimos, divinales, interiores, individuales, particulares) por sobre todas las cosas y al Prójimo como a sí mismo, en pensamientos, sentimientos y acciones, no se puede recibir la Gracia de Dios para estar en Vigilia y en Oración...

Sin la Vigilia y la Oración "en todo tiempo", en pensamientos, sentimientos y acciones, "de instante en instante, de momento en momento" (que es la Auto-Observación Psicológica), no puede haber ningún cambio positivo interior.

Si no cambiamos interiormente, tampoco se podrá cambiar exteriormente; y donde quiera que estemos reflejaremos siempre lo que somos y cargamos en nuestro corazón.

***

"Mi rabí nos decía también del gradual ir de vigilia en vigilia, siempre orando en el secreto de un corazón ardiente, porque este gradual despertar precedía a la muerte de lo efímero, sin lo cual no hay vida eterna posible. Nos decía que sin esta muerte no hay ni amor ni regeneración. Y hablaba también de aquello que había dicho Moisés a nuestros padres, aquello de que nos era inaccesible porque es el Reino de Dios y que estaba a flor de piel, a la vez que dentro de la piel, aún en lo más oculto de los huesos y en todas nuestras entrañas, pero principalmente en nuestro corazón y en nuestra boca.
Y en verdad, tan cerca está de nosotros que quizás por eso mismo no lo podamos advertir.
Pero yo lo encontré y supe qué era.
Y cuando así ocurrió, caí postrado a los pies de mi rabí, y le dije:
"Rabí, rabí, loado sea tu nombre por los siglos de los siglos".
Y él respondió:
"Judas, jamás lo olvides y así ocurrirá que con el tiempo el hombre también podrá entenderlo y lo sabrá y lo vivirá, pues le será dado penetrar el sentido de que YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD, Y LA VIDA".
(De "El Vuelo de la Serpiente Emplumada" con enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Judas de Kariot).

Jesús el Cristo nuestro Señor es "EL CAMINO", porque nos abrió El Camino de la Cristificación y Liberación Total hasta el Absoluto, como está explicado en la "Pistis Sophía"; y porque solamente encarnando al Cristo Interior, podemos llegar al Padre, a nuestro Padre que está en los Cielos, practicando "Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia".

Jesús el Cristo nuestro Señor es "LA VERDAD", porque EL CRISTO es una misma Cosa, una Unidad con el Padre Celestial Absoluto, que es LA VERDAD. Porque el Padre y el Hijo una misma Cosa Son. Y nuestro Señor Jesús el Cristo es Su Hijo Unigénito emanado por el Padre y del Padre.

Jesús el Cristo nuestro Señor es "LA VIDA", porque nuestro Señor Jesús el Cristo es el Logos Solar, el Sol Espiritual, cuya Luz da la Vida a cada átomo, a cada célula, a cada órgano, a cada organismo, a cada mundo, a cada estrella, a cada sol, a cada universo, a cada galaxia, a cada infinito, a todo lo que es, a todo lo que ha sido, a todo lo que será.

***

"Así también pude comprender que las medidas de una vigilia no pueden ser las mismas que las de otra. Porque en la vigilia el ser verdadero crece y crece, y se transforma hasta que el placer y el dolor dejan de tener realidad y se convierten únicamente en agudas formas de una misma substancia. Y en el hombre hay seis modos de vigilia, seis maneras de obrar. Unas son obras del Padre, otras son obras del Hijo, otras del Espíritu Santo y también las hay de Satanás, y en todas ellas se encuentra la vida, el amor y la muerte.
Y supe que quien despierta en el camino de la regeneración, va de una a otra vigilia, y así comprende que de nada le vale al hombre ganar la tierra si con ello va a perder su alma. Y que Dios Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra, para ello dio potestad a la Comunión de los Santos por su Espíritu Santo, para el perdón y la remisión de los pecados y para que los pecadores lleven también en sí la vida eterna en la eterna vigilia, amén.
Y así como el alma se va forjando poco a poco, de una vigilia en otra, así también las fuerzas que la integran se van perdiendo poco a poco para aquél que olvida el Espíritu Santo. Nada se gana de una sola vez, nada se pierde de una sola vez. Todo depende de cómo el hombre anda en la infinita ronda en la que Dios existe yendo de la vida, por amor, a la muerte y como el hombre sabe de su existencia yendo de la muerte, por amor, a la vida."
(De "El Vuelo de la Serpiente Emplumada" con enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Judas de Kariot).

"El Camino de la Regeneración" es la práctica de "Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia", sintetizados en las Palabras de nuestro Señor Jesús el Cristo, donde nos dice:

"Entonces Jesús dijo á sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese á sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque cualquiera que quisiere salvar su vida, la perderá, y cualquiera que perdiere su vida por causa de mí, la hallará. Porque ¿de qué aprovecha al hombre, si granjeare todo el mundo, y perdiere su alma? O ¿qué recompensa dará el hombre por su alma? Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará á cada uno conforme á sus obras. De cierto os digo: hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del hombre viniendo en su reino." (El Santo Evangelio Según San Mateo 16: 24-28).

***

Este "CAMINO" es solamente posible para todo aquel que va muriendo para el mundo y naciendo para el Cielo, y para quien la mundanal corriente se torna en "la aridez del desierto", porque aprende a vivir en su pueblo o en su ciudad, y en su país, cumpliendo siempre con sus deberes y obligaciones, como un habitante del "desierto de los pueblos"...

"... Pero hay camino únicamente para quien se sabe en el desierto, y verdad para quien sufre la ilusión. Así también hay vida para quien reconoce la muerte en sí mismo y muere y renace en su íntima vigilia, orando. He aquí que el hombre siente la aridez del desierto por la gracia del camino y reconoce la ilusión a la luz de la verdad pues si el hombre no conociese la luz desde el comienzo de los tiempos ¿cómo habría de reconocer las tinieblas?"
(De "El Vuelo de la Serpiente Emplumada" con enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Judas de Kariot).

"¡Que todos los Seres sean Felices!"
"¡Que todos los Seres sean Dichosos!"
"¡Que todos los Seres sean en Paz!"

Víspera del Shabbath del Día Viernes 27 de Enero del Año 2012.

De todo Corazón,
Para toda la Pobre Humanidad Doliente,
Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del
V.M. THOTH-MOISÉS

Index -