EL ARBOL DE LA VIDA
 

EL ÁRBOL
DE
LA VIDA
- Introducción -

Por Luis Bernardo
Palacio Acosta
Bodhisattwa del

V.M. THOTH-MOISÉS

 

EL
ÁRBOL
DE LA VIDA

 

- Introducción -

 

"El fruto del justo es árbol de vida..." (Proverbios 11: 30).

***

"El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios." (Apocalipsis 2: 7).

***

"Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones." (Apocalipsis 22: 1-2).

***

"Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad." (Apocalipsis 22: 14).

***

El Camino del Árbol de la Vida, es la Sagrada Shejináh o "Matronita", nuestra Madre Divina Kundalini, la "Esposa de Metratón", y está protegido por la Espada Flamígera de la Justicia Cósmica de Dios, y este Árbol de la Vida "se halla oculto entre Tres Montañas".

"Matronita" ("Shejináh") es la forma Aramea del Latín "Matrona", nuestra Madre Divina Kundalini, la Esposa del Espíritu Santo, dentro de cada Ser.

EL ARBOL DE LA VIDA

"E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua. Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara. Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber? Y Moisés clamó a YHVH, y YHVH le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron." (Éxodo 15: 22-25).

El "Árbol" que YHVH le mostró a Moisés, esotéricamente se refiere al Árbol de la Vida, a las enseñanzas de la Kabbaláh esotérica, cuyo estudio, comprensión, práctica y realización, endulzan las aguas "amargas" de la interpretación meramente literal de la Escritura.

Jesús habló del Misterio del Reino de los Cielos, en el lenguaje oculto o esotérico de las parábolas cuya correcta interpretación solamente puede lograrse si se conoce la clave de "la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria..." (1 Corintios 2: 7-8).

"Escucha, pueblo mío, Mi ley; Inclinad vuestro oído a las palabras de Mi boca. Abriré Mi boca en proverbios; Hablaré cosas escondidas desde tiempos antiguos,..." (Salmos 78: 1-2).

"Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba; para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; Declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo." (Mateo 13: 34-35).

En la última petición de la Oración más poderosa con la cual nuestro Señor Jesús El Cristo nos enseña a Orar a nuestro Padre que está en los Cielos, Jesús hablando en el lenguaje esotérico de las Sephiróth del kabalístico Árbol de la Vida, dice:

"... porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén." (Mateo 6: 14).

La forma del Kabalístico Árbol de la Vida, tiene Diez (10) "Sephiróth", "Vasijas" o "Esferas".

"Sephiráh" literalmente significa "Contar" o "Numerar" y "Comunicar".

Esotéricamente "Sephiráh" es "la Luz Divina", "Shekináh" (cuya pronunciación es Shejináh), "Nuestra Señora el Espíritu Santo", nuestra Madre Divina Kundalini, la Divina Madre de las "Sephiróth" o Sus "Emanaciones Luminosas".

"Sephiráh" es el singular femenino de "Sephiróth".

En su debido orden, las Diez "Vasijas" o Sephiróth, son:

1: Kether (Corona). 2: Jojmáh (Sabiduría). 3: Bináh (Entendimiento, Inteligencia). 4: Jésed (Gracia, Misericordia), o Gueduláh (Magnificencia). 5: Guevuráh (Poder, Fuerza, Rigor), o Pájad Temor). 6: Tiphéreth (Belleza, Hermosura, Gloria). 7: Nétzah (Victoria). 8: Hod (Esplendor, Majestad, Honor). 9: Yesod (Fundamento). 10: Maljuth (Reino).

La Sephiráh más elevada y la primera es Kéther (Corona), el Padre.

En las Sagradas Escrituras las Sephiróth Jojmáh (Sabiduría) y Bináh (Inteligencia, Entendimiento), y la Sephiráh oculta Dáat (Ciencia, Conocimiento, Gnosis), aparecen como Instrumentos de Dios, en la Obra de la Creación:

"YHVH con sabiduría [Jojmáh] fundó la tierra; Afirmó los cielos con inteligencia [Bináh]. Con su ciencia [Dáat] los abismos fueron divididos, Y destilan rocío los cielos." (Proverbios 3: 19).

Las otras Sephiróth (Jésed, Guevuráh, Tiphéreth, Nétzah, Hod, Yesod y Maljuth) son nombradas en las palabras del Rey David del Libro Primero de "Crónicas", en los siguientes versículos:

"Bendito seas Tú, oh YHVH, Dios de Israel nuestro Padre, desde el siglo y hasta el siglo. Tuya es, oh YHVH, la magnificencia [Jésed] y el poder [Guevuráh], la gloria [Tiphéreth], la victoria [Nétzah] y el honor [Hod]; porque todas [Kol=Yesod] las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh YHVH, es el reino [Maljuth], y Tú eres excelso sobre todos. Las riquezas y la gloria proceden de Ti, y Tú dominas sobre todo; en Tu mano está la fuerza y el poder, y en Tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos Tu Glorioso Nombre." (1 Crónicas, 29: 10-14).

El Rey Salomón en el Libro de los Proverbios se refiere a la Sabiduría de la Toráh y al Árbol de Vida en los siguientes versículos:

"Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría [Jojmáh], Y que obtiene la inteligencia [Bináh]; Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, Y sus frutos más que el oro fino. Más preciosa es [la Toráh] que las piedras preciosas; Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella. Largura de días está en su mano derecha [Jésed]; En su izquierda [Guevuráh], riquezas y honra. Sus caminos son caminos deleitosos, Y todas sus veredas paz. Ella es árbol de vida a los que de ella echan mano, Y bienaventurados son los que la retienen. YHVH con sabiduría [Jojmáh] fundó la tierra [Maljuth]; Afirmó los cielos [Tiphéreth] con inteligencia [Bináh]. Con su ciencia [Dáat] los abismos fueron divididos, Y destilan rocío los cielos." (Proverbios 3: 13-21).

En el Árbol de la Vida, las Diez Sephiróth están distribuidas en Tres Columnas.

En la Columna del Centro, la Columna del "Equilibrio", se encuentran las Sephiróth: Kether (Dáat), Tiphéreth, Yesod y Maljuth.

En la Columna de la Izquierda, la Columna del Rigor, están las Sephiróth Bináh, Guevuráh, y Hod.

En la Columna de la Derecha, la Columna de la Misericordia, se hallan las Sephiróth Jojmáh, Jésed y Nétzah.

En la Kabbaláh, las Diez Sephiróth del Árbol de la Vida, dentro del Ser Humano, están relacionadas de la siguiente manera:

Kéther, el Padre, con el Cráneo. (Su Átomo de Luz, está en el entrecejo).

Jojmáh, el Hijo, con el Cerebro Derecho. (Su Átomo de Luz, se encuentra en la glándula Pituitaria o Hipófisis).

Bináh, el Espíritu Santo, con el Cerebro Izquierdo. (Su Átomo de Luz se halla en la glándula Pineal o Epífisis).

Jésed, el Íntimo, Átman, con el Brazo Derecho.

Guevuráh el Alma Espiritual, el Alma Divina, el Buddhi, con el Brazo Izquierdo.

Tiphéreth, el Alma Humana, con el torso del cuerpo, y con el corazón.

(Jésed, Guevuráh y Tiphéreth, como particulas atómicas del Ser moran en el Templo Corazón aunque el Ser Humano no los tenga encarnados, mas están como átomos divinales, a la espera de su realización, si se trabaja con Los Tres Factores).

Nétzaj, con la pierna derecha.

Hod, con la pierna izquierda.

Yesod, con los órganos de la generación, con el sexo.

Maljuth, aunque está relacionada con "los pies", es una manera de referirse en forma velada a la contraparte femenina de "Zeir Anpín", que es la Shejináh.

"Zeir Anpín" o "el de Pequeño Rostro", está integrado por las Sephiróth: Jésed, Guevuráh, Tiphéreth, Nétzaj, Hod y Yesod, teniendo su centro en Tiphéreth.

Maljuth, o la Shejináh, por lo tanto, son "los pies" o la Novia y Esposa de Tiphéreth o como un todo de "Zeir Anpín".

"Maljuth" es, dicho en otros términos, el aspecto femenino de Yesod, el "Yoni" femenino; mientras que el "Lingam" masculino, es el aspecto masculino de Yesod.

Aquí hay un misterio que debe de ser explicado.

Las Diez Sephiróth solamente están completas, en la unión sexual (con castidad, con fidelidad, sin fornicación) entre el hombre y la mujer en el matrimonio. Porque el Yesod masculino no está completo sin el Yesod femenino, sin su "Maljuth", sin su contraparte femenina, sin la mujer, sin su esposa, o "sus pies".

Es claro que las Diez Sephiróth están tanto dentro del Ser del hombre y de la mujer. Mas la Sephiráh Yesod en el hombre es una mitad, y en la mujer es la otra mitad.

Solamente cuando se realiza la unión sexual y amorosa entre el hombre y la mujer en el matrimonio, en la práctica del "Maithuna", Magia Sexual Blanca o Tantrismo Blanco, sin derramar o eyacular jamás en la vida ni tan siquiera una gota del Semen, y transmutándolo en Energías Creadoras, (tal como nos es enseñado por nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor, y por nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú), están completas las Diez Sephiróth, desde Kether hasta Maljuth, y se despierta la Serpiente Kundalini, el Fuego Sagrado del Espíritu Santo, la Espada Flamígera, la Serpiente Ardiente o "de Bronce" que asciende por el centro de la "Vara" de la columna vertebral hasta el cerebro, y continúa después hasta el corazón.

Cuando el hombre o la mujer fornican desarrollan la cola astral de los diablos "el abominable órgano kundartiguador". Cuando el hombre o la mujer adulteran reciben en la frente la señal de la Bestia, los cuernos astrales de los demonios.

Solamente por medio de la Castidad, de la Fidelidad, de la práctica de Los Tres Factores es como se levanta la Serpiente Ardiente, el fuego Sagrado del Kundalini, y se recibe la Señal del Cordero y el Nombre de Dios, en la frente.

El único Camino para ascender al Padre, es el Camino del ascenso a través de cada una de las Diez Sephiróth, y la Puerta de Entrada es "Yesod", el Sexo.

Mas el Yesod masculino es solamente una mitad; y el Yesod femenino es solamente la otra mitad. Y con una sola mitad, Yesod está incompleto. Para poder comenzar a trepar por el Árbol de la Vida, para poder entrar por la Puerta del Jardín del Edén, Yesod tiene que estar completo; y solamente está completo en la unión sexual, (sin fornicación, sin adulterio), entre el hombre y la mujer en el matrimonio, transmutando las energías creadoras sexuales.

Las Sephiróth, no obstante estar como átomos de Luz, en el Ser Humano, hay que realizarlas por medio de la práctica de "Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia" en el Camino Esotérico de "Las Tres Montañas".

Las Diez Sephiróth del Kabalístico Árbol de la Vida, están guardadas y protegidas por la Espada Flamígera, que es el Fuego Sagrado del Kundalini que despierta y asciende por el centro de la médula de la columna cerebro-espinal del hombre y de la mujer, hasta el Cáliz del Cerebro, y después hasta el Templo Corazón. de acuerdo con los méritos del corazón, por su trabajo con "Los Tres Factores".

El Fuego Sagrado del Kundalini es el Fuego del Espíritu Santo, el Fuego de Pentecostés.

Cuando el Fuego del Kundalini después de haber ascendido por el canal central de la médula cerebro-espinal, llega a la altura de la glándula pineal, sobresale por encima de la cabeza, asumiendo la forma de una Lengua de Fuego. Y así sucesivamente sucede con cada uno de los Fuegos Sagrados que el Iniciado despierta y levanta en sus Cuerpos de Fuego.

Esta es la esotérica celebración de Pentecostés:

"Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos." (Hechos de los Apóstoles, 2: 1-4).

Las lenguas de "fuego" que aparecieron sobre la cabeza de los Apóstoles en Pentecostés, es el Fuego del Espíritu Santo o del Kundalini, que los Apóstoles habían despertado y levantado en la Vara de su columna cerebro-espinal.

Cada vez que el Iniciado levanta el Fuego Sagrado del Kundalini, pasa por la ceremonia de Pentecostés. Esto acontece tanto con las Serpientes de Fuego de "la Primera Montaña", como con las Serpientes de Oro en "la Segunda Montaña."

Cuando el Maestro logra la Resurrección al culminar "la Segunda Montaña" y encarna al Espíritu Santo, entonces celebra después el esotérico y culminante Jubileo de Pentecostés en las "Bodas Edénicas" de "la Tercera Montaña".

Y esto solamente es posible conociendo los Misterios del Kabalístico Árbol de la Vida, y realizando, (con la Ayuda de Dios, del Logos Solar, del Padre, de nuestra Madre Divina Kundalini y su Esposo el Espíritu Santo, del Cristo Íntimo, Interior, del Divino Jerarca de la Ley de Dios Anubis y Sus Cuarenta y Dos Jueces, de nuestro Amado Gurú, de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor, de nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, y de todas las demás Jerarquías Superiores de la Logia Blanca), cada una de las Diez Sephiróth del Árbol de la Vida, para finalmente, y ya completamente realizadas, integrarlas, en la culminación del Camino en "la Tercera Montaña", en una Unidad ("EjaD") y volver así al Seno del Padre, el "Ain Soph", el Sagrado Infinito, el Absoluto.

Entonces, habremos realizado la "Shemáh Yisrael":

"Shemáh Yisrael IAO Elohim IAO EjaD":

"Oye, Israel, IAO nuestro Dios, IAO Uno Es".

(¡El Sagrado Nombre de Dios IAO, nunca se debe de pronunciar en vano!).

Podemos entender entonces, por qué se nos enseña que el Camino del Árbol de la Vida que nos conduce a nuestro Padre que está en los Cielos, es nuestra Madre Divina Kundalini, y el Cristo Interior, y por qué "se halla oculto entre Tres Montañas". Asimismo, que para poder entrar por la Puerta del Camino del Árbol de la Vida, y para comenzar a trepar por él, hay que entrar por "Yesod", por "Yesod" completo, que es cuando el hombre y la mujer en el matrimonio se unen para practicar con castidad, con pureza, con fidelidad, con amor, el "Maithuna" o la Magia Sexual Blanca, como está explicado en "Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia".

En los Misterios de "Yesod" está la clave del "Arcano" o del "Arca de Noé". Porque "Arca", en un significado, es el "Yesod" de la mujer; y "Noé" ("el que queda"), en uno de sus varios significados esotéricos, es el "Yesod" del hombre. Por lo cual, el hombre y la mujer unidos sexualmente, en el matrimonio, sin fornicar, sin derramar, sin eyacular ni una sola gota de la simiente sexual, jamás en la vida, al realizar el Arcano o "Maithuna" (Magia Sexual Blanca), entran en "el Arca de Noé":

"... entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos." (Génesis 7: 7).

"El Arca" o el Yesod ("el Yoni femenino) de la mujer casta, es "el Arca del Pacto"; y "Noé" que es "el Pacto Sagrado", y "un hombre justo", es el Yesod ("el Lingam masculino") del hombre casto; pues "el Justo", esotéricamente. kabalísticamente, se refiere a "Yesod".

Por lo cual está escrito: "El Justo es el cimiento del mundo" (Proverbios 10: 25). Porque "Yesod" ("Fundamento" o "Cimiento"), llamado "Justo" o "Tzadik", es "la Novena esfera", la unión sexual entre un hombre y una mujer, en el matrimonio, practicando el "Arcano", los Tres Factores, que es la Puerta de entrada del Camino del Árbol de la Vida.

22 de Mayo del Año 2012
Amamos a todos los Seres, a toda la Humanidad.
Cada Ser Humano es también la Humanidad.

"¡Que todos los Seres sean Felices!"
"¡Que todos los Seres sean Dichosos!"
"¡Que todos los Seres sean en Paz!"

De todo Corazón,
Para toda la Pobre Humanidad Doliente,
Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del V.M. Thoth-Moisés

Índex -
Guía Práctica del Estudiante Gnóstico
-